Necrológicas
  • María "Mila" Muñoz Gómez
  • Herminda del Carmen Contreras García
  • Belarmino Segundo Burgos Vásquez

Contratista encargado del retiro de vehículos abandonados acusa inoperancia municipal

Por La Prensa Austral miércoles 5 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
1.362
Visitas

Fueron cinco los vehículos tipo grúa que bloquearon por un par de horas durante la tarde de ayer el ingreso principal a la maestranza municipal (corral), ubicada en el Barrio Industrial, sector norte de Punta Arenas. Esto, a modo de una suerte de protesta por parte del principal contratista que se adjudicó la licitación del retiro de los vehículos abandonados en la ciudad, quien acusó inoperancia por parte del Departamento de Inspecciones de la municipalidad, respecto a que -según afirmó- la mayoría de los móviles no estarían notificados para su traslado.

Enrique Lomas sostuvo que el municipio tenía catastrado entre 400 a 1.300 vehículos que se debían derivar al corral en un plazo de cuatro meses, llevando a la fecha 331 en los primeros cincuenta días de labores. Sin embargo, alega que para que esto sea un negocio rentable para él, se necesita trabajar con 20 a 25 automóviles diarios, mientras que a las 14,30 horas de ayer sólo llevaban cinco debido a que los demás no habrían estado informados de su retiro. 

“Quiero expresar mi molestia por la inoperancia del Departamento de Inspecciones de la municipalidad, ya que no dieron el ancho con este proyecto y lamentablemente todo esto tiene un costo que repercute en mi bolsillo. El problema está en que yo necesito mover a todo mi personal para ir a buscar cada auto. Yo no puedo mandar a una persona a buscar una grúa, porque generalmente trabajamos con vehículos que están chocados, sin eje, sin ruedas y uno necesita hacer esta operación con, a lo menos, tres personas”, criticó.

En este contexto, apuntó sus dardos en contra del Departamento de Inspecciones, personal que a su juicio no se ha dedicado a realizar sus labores de manera correcta. “Es cosa que uno recorra Santos Mardones, villa Las Nieves, villa Los Españoles, La Concepción o el barrio 18. Uno llega y se encuentra con que los autos no están notificados. El proyecto lo solicitó la Dideco, a cargo de la señora Elena Blackwood, pero los ejecutores y los que nos acompañan a nosotros son los de Inspecciones”, prosiguió.

Ante los reproches, la directora de Inspecciones, Victoria Molkenbuhr, contextualizó que inicialmente se realizó un catastro de los vehículos que estaban abandonados en la vía pública o en calidad de chatarra, de los cuales no tenían ningún propietario, los que sumaron aproximadamente 2 mil. De ese universo, se hizo un trabajo durante 24 meses de ir notificando a todos esos móviles, para que luego los inspectores realizaran una ronda verificando que cerca de cerca de 1.200 fueron retirados por sus propios dueños, todo supuestamente antes de que comenzaran los servicios del contratista.

“Después hicimos una segunda notificación donde muchas personas vinieron a pedir plazos, se otorgaron éstos, partió el servicio y empezamos a retirar. Ocurrió que uno hacía una orden de trabajo de 30 a 40 vehículos, íbamos al lugar y no encontrábamos ni 10, porque los propios dueños sabían que los iban a retirar y los guardaban”, explicó.

Finalmente aseveró que “yo creo que el problema es que él tiene subcontratadas grúas y creo que le habrá dicho a esa gente que iban a sacar tanta cantidad de vehículos. Al municipio le interesa que los bienes nacionales de uso público y las vías estén limpios y la licitación establece un precio por vehículo retirado y no es que yo le tenga que reunir una cantidad de móviles por día”.