Necrológicas
  • Jessie Jonston de Imperatore
  • Luis Santis Escobar
  • Nélida Díaz Calderón
Condenados por graves delitos sexuales y asaltos

Corte de Apelaciones acogió amparo de 10 reclusos y decretó su libertad condicional

Por La Prensa Austral martes 12 de junio del 2018

Compartir esta noticia
1.114
Visitas

Alto tribunal revocó lo resuelto por la Comisión de Libertad Condicional y reconoció el derecho al beneficio de los amparados luego de haber dado cumplimiento a las tres cuartas partes de la sentencia recibida.

Otros diez reclusos condenados a extensas penas que cumplían en las cárceles de Punta Arenas y Puerto Natales por su participación en diferentes delitos de connotación social, tales como de carácter sexual y robo con violencia e intimidación, obtuvieron este sábado el beneficio de la libertad condicional.

Así lo decretó la sala de la Corte de Apelaciones de Punta Arenas al acoger los recursos de amparo que a favor de cada interno interpuso el abogado penitenciario Pablo Chandía Ayala, con lo cual se reconoció el derecho que los amparados tienen al beneficio de la libertad condicional luego de cumplir las tres cuartas partes de la condena.

Las presentaciones legales fueron dirigidas en contra de la Comisión de Libertad Condicional que rechazó las postulaciones al beneficio de los reclusos, solicitando se deje sin efecto las resoluciones de la citada comisión.

Es el caso de Raúl Santiago Llancalahuén, que cumplía reclusión en el penal de Natales, tras ser condenado a 12 años por el delito de violación impropia, cuya fecha de inicio fue el 28 de julio de 2008, con fecha de término prevista para el 28 de julio de 2023, habiendo cumplido el tiempo mínimo para acceder a la libertad condicional el 28 de enero de 2016.

El pasado 18 de abril la referida comisión resolvió por mayoría de votos, rechazar la postulación por estimar que “la conducta del interno, aparece como deficitaria en el ámbito social, pues carece de motivación a un cambio efectivo en su comportamiento, para una vida futura en libertad”.

El segundo caso corresponde a Gabriel Alejandro Ojeda Saldivia, también de Natales, condenado por un robo con violencia a la pena de 5 años y un día de cárcel, con fecha de inicio 7 de junio de 2015 y con fecha de término prevista para el 26 de junio de 2020, habiendo cumplido el tiempo mínimo para acceder a la libertad condicional el 8 de diciembre de 2017. La comisión que estudió los antecedentes resolvió rechazar esta postulación por la unanimidad de votos, atendido que el candidato, en razón de sus características y prognosis de reincidencia, no presenta una conducta intachable.

La tercera presentación alude al recluso José Luis Lara Navarrete, interno en la cárcel de Punta Arenas, a quien la mencionada comisión rechazó el beneficio por unanimidad de votos, por estimar que su actual situación no permite proyectar una conducta en el medio libre sin riesgo razonable de reincidencia, máximo de considerar que se trata de un interno calificado como de alto riesgo delictivo. Cumplía condena desde el 21 de octubre de 2015 y con fecha de término prevista para el 22 de octubre de 2020, por el delito de robo con intimidación, siendo condenado a la pena de 5 años y un día.

El cuarto caso fue presentado a favor de Iván Morales Rivas, de Punta Arenas, cuya comisión también rechazó otorgar el beneficio por unanimidad de votos, por estimar que el interno no cumple a cabalidad el requisito de mantener una conducta intachable. Este fue condenado el 5 de junio de 2015 a cumplir una pena de 4 años de presidio por el delito de robo en lugar habitado y de otros 41 días por el delito de receptación, con fecha de término prevista para el 16 de julio de 2019, habiendo cumplido el tiempo mínimo para acceder a la libertad condicional el 26 de junio de 2017.

El quinto postulante, Juan Alberto Castaño Godoy, de Punta Arenas, su libertad fue rechazada también por unanimidad de votos, fue condenado a cumplir una pena de 3 años y un día de presidio, con fecha de inicio el 14 de agosto de 2016 y término previsto para el 15 de agosto de 2019. El tiempo mínimo para acceder a la libertad condicional era el 15 de febrero de 2018.

Violación impropia

La sexta solicitud fue formulada por el reo José Luis Vidal Almonacid, de Punta Arenas, cuya postulación en primera instancia fue rechazada por unanimidad de votos, por no tener conducta intachable. Enfrentaba una condena de 10 años y un día de presidio por violación impropia, siendo ingresado a prisión el 6 de junio de 2011, con fecha de término para el 7 de junio de 2021. Se estableció que el 7 de febrero de 2018 había cumplido el tiempo mínimo para acceder a la libertad condicional.

El séptimo caso corresponde al interno Cristián Alejandro Marín Bustamante, de Punta Arenas, también rechazado por unanimidad de votos. Este fue condenado a 10 años y un día de cárcel por robo con violencia, cumpliendo prisión desde el 21 de junio de 2012, teniendo previsto el término de la pena para el 22 de julio de 2022. En su caso, el 7 de julio de 2017 cumplió el tiempo mínimo para acceder a la libertad condicional.

El octavo amparado, Alvaro Vera Fierro, de Punta Arenas, a decir de la Comisión de Libertad Vigilada, no reunía los requisitos para acceder al beneficio, pues, de acuerdo a los informes de los profesionales de Gendarmería, aparece que no ha existido adherencia a los programas de capacitación e intervención, sin que, por lo tanto, se aprecie un cambio conductual importante para su futuro en el medio libre. Este recluso se encontraba condenado a 10 años y un día por el delito de robo con intimidación y otros 541 días por el delito de robo por sorpresa. Cumplía su pena desde el 14 de junio de 2011, con fecha de término el 9 de diciembre de 2022. El 14 de marzo de 2017 cumplió el tiempo mínimo para acceder a la libertad.

El noveno caso, aludía a Guillermo Levicoy Miranda, de Punta Arenas, cuyo beneficio había sido rechazado por mayoría de votos, por estimar que su conducta no ha variado en lo sustancial en orden a propender a un cambio efectivo en el ámbito sexual. El 7 de mayo de 2013 fue condenado a 5 años y un día de cárcel por violación impropia, teniendo fecha de término de la pena para el 24 de abril de 2021. El tiempo mínimo para acceder al mencionado beneficio lo cumplió el 1 de mayo de 2017.

Finalmente, la libertad de Alejandro Mauricio Vidal Hernández, de Punta Arenas, fue denegada en primera instancia por mayoría de votos, por estimar que tiene un historial delictivo que abarca diversos tipos penales y que evidencian una refractariedad habitual en su comportamiento, no existiendo antecedentes positivos que impliquen conciencia del daño social, denotando, por ende, una negativa proyección en el medio libre, con alta opción de reincidencia. Cumplía pena de 6 años de presidio por el delito de microtráfico de drogas y 541 días por porte ilegal de armas de fuego, teniendo fecha de término de las mismas, el 2 de abril de 2020.

Este sábado 9 de junio, el ministro de la Corte de Apelaciones, Marcos Kusanovic, el fiscal judicial Fabio Jordán y el abogado integrante Carlos Contreras acogieron la decena de recursos de amparo, echando por tierra lo resuelto por la Comisión de Libertad Vigilada, integrada por la ministra María Isabel San Martín e integrada por los jueces Jovita Soto, Guillermo Cádiz, Juan Enrique Olivares y Pablo Miño, la que, en su informe, solicitó el rechazo de los recursos. Y, es que para ellos, no parece lógico distraer a cinco jueces de sus importantes funciones habituales para que sólo se limiten a escuchar lo que les reporte Gendarmería, siendo su deber, además, ponderar si acaso el postulante, además de cumplir los requisitos, se encuentra corregido y rehabilitado para la vida social, que es “precisamente el análisis que se ha hecho en este caso”, en consecuencia niegan que en su actuar hayan incurrido en alguna arbitrariedad ni ilegalidad.