Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Desconocidos atacaron 9 autos en sector del ex hospital

Por La Prensa Austral jueves 4 de junio del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
184
Visitas

Nueve vehículos con sus vidrios destrozados fue el destructivo balance que dejó tras su paso un grupo de a lo menos tres sujetos que en la madrugada de ayer las emprendió con elementos contundentes en contra de tres vehículos que permanecían estacionados en la vía pública, en las inmediaciones del antiguo Hospital Regional. Los restos de sangre levantados desde el lugar, tras una herida sufrida por uno de los malhechores, sería la pista que intenta seguir la policía, ya que no habrían descripciones claras de los malhechores.

Los atentados vandálicos comenzaron a quedar en evidencia cerca de las 8,20 horas de este miércoles, luego de que un vecino del pasaje Goleta Ancud, al costado oriente del abandonado edificio hospitalario, solicitara la presencia policial ya que su vehículo Chevrolet Spark presentaba la destrucción en sus vidrios, provocando daños avaluados por su propietario, Danilo Lazcano Uribe, en cerca de 300 mil pesos.

En la misma calle, a pocos metros al norte, el personal policial verificó que un segundo móvil, un station wagon Chrysler, de Patricio Paiva Jorquera, también mantenía destrozos en ambos costados. Asimismo, la situación se repetía en el mismo pasaje, donde un vehículo Daihatsu tenía roto gran parte de sus vidrios. Su propietario, Christian Davis Segovia, estimó los perjuicios en cerca de 250 mil pesos, incluido el robo del panel de la radio del automóvil.

Más tarde, cerca de las 9 horas, una nueva denuncia ingresó a la Central de Comunicaciones de Carabineros, esta vez respecto de un vehículo estacionado en calle Arauco, un Chery Tiggo de propiedad de José Mansilla Apablaza, quien sufrió daños por 100 mil pesos, manteniendo el afectado seguro contratado.

Más tarde, Sharif Bianchi Chelech, hermano del senador Carlos Bianchi, dio cuenta de una situación similar ocurrida frente a su inmueble, donde 2 de sus vehículos sufrieron destrozos en sus vidrios, una camioneta Dodge Ram y un station wagon Mitsubishi Montero, siendo en este último donde se encontró una mancha de sangre, motivo por el cual el fiscal de turno, Oliver Rammsy, solicitó que el Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar) realizara levantamiento de las muestras, para poder hacer pruebas de ADN y obtener indicios de los autores. Estos vehículos también tenían seguros.

Por el costado norte del ex recinto hospitalario, en el pasaje Víctor Fernández, al llegar a calle Zenteno, un Mitsubishi Pajero de propiedad de Sandro Hernández Martínez, también mantenía uno de sus vidrios rotos, aunque no fue el propietario el denunciante, sino que la revisión del sector por parte de la policía permitió descubrir estos daños.

Similar denuncia se registró en las inmediaciones de calle Capitán Orella y el pasaje Carlos Brito, donde dos automóviles, un Mazda de propiedad de Mónica Salazar Undurraga, y un Chrysler de Nelson Gallegos Barrientos tenían destrozos. En el primero de estos, los perjuicios se elevaron a cerca de 300 mil pesos, mientras que en el segundo caso fueron de 150 mil pesos.

A raíz de la seguidilla de hechos de la misma naturaleza, el fiscal Rammsy solicitó que policías de la Sección de Investigaciones Policiales (Sip) buscaran y tomaran declaración de eventuales testigos. Algunas de las declaraciones apuntaban a un trío de jóvenes como los autores de los atentados, aunque ninguna descripción daría indicios claros para identificar a los implicados.