Necrológicas
  • Juan Arsenio Oyarzún Vivar
  • Camilo Sumarett Leiva
  • Elvira Vásquez Alvarado

Dos militares recurren de protección en contra de jefe de Personal del Ejército

Por La Prensa Austral jueves 20 de septiembre del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
13.861
Visitas

Por la vía del recurso de protección, dos efectivos de Ejército, del cuadro permanente, procuran impugnar sendas medidas administrativas que abruptamente pusieron fin a sus respectivas carreras militares.

Las acciones legales interpuestas el pasado 15 de septiembre ante la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, están dirigidas en contra del Ejército de Chile, en la persona del comandante del Comando de Personal, general de brigada Germán Marx González.

Ambos funcionarios recurrentes son de dotación del Regimiento Logístico Magallanes, en Punta Arenas.

La resolución administrativa adoptada se limita a indicar que el término del llamado al servicio activo obedece exclusivamente a un acto legítimo de la Junta de Selección del cuadro permanente, soldado de tropa profesional y personal a jornal del Regimiento Logístico Magallanes, sin mencionar cuales son los motivos que obligan a la desvinculación de los recurrentes, según se plantea en la presentación legal.

De igual manera, se sostiene que ambos efectivos fueron calificados en Lista 1, “muy buena”, pero aún así son incluidos en la lista anual de retiros.

En los escritos presentados de forma separada, se expone que dichos funcionarios se enrolaron al Ejército en junio de 1997 y que en noviembre de 1999 son contratados bajo la modalidad de indefinida.

Frente a este escenario, plantean que la resolución administrativa adoptada es “notoriamente ilegal y arbitraria”, pues dejan a ambos funcionarios en una situación de desigualdad ante la ley, toda vez que han visto perjudicados sus derechos al trabajo, protección y propiedad.

Acusan que la resolución firmada por el comandante de Personal del Ejército, se encuentra viciada, pues no se han tomado en cuenta lo resuelto en el sistema de calificaciones, que es el medio idóneo que la legalidad contempla para resolver las desvinculaciones de funcionarios, es decir, agregan, resolvieron con una discrecionalidad llevada al extremo y de tal magnitud, que “no sólo viola las normas que regulan la materia y que han sido expuestas en este recurso, sino que además, exponen a una institución de la República a cometer acciones atentatorias contra su personal y su grupo familiar”, al ver como funcionarios que no cuentan con reproche alguno deben abandonar sus filas del Ejército por “un mero capricho de un oficial general y por el sólo hecho de ser personal llamado al servicio activo”.

En consecuencia, demandan a la Corte Apelaciones decretar orden de no innovar, en cuanto se suspendan los efectos de la resolución que afectan a los recurrentes, mientras se resuelva el fondo del recurso de protección.