Necrológicas
  • Teresa Low Bórquez
  • Evelyn Martínez Robinson

Firma de acuerdo en la Umag no dejó conformes a las alumnas de Derecho

Por La Prensa Austral domingo 12 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
1.362
Visitas

El martes se retomarán las clases después de más de dos meses.

Con la disconformidad de las estudiantes de Derecho y el beneplácito de “La Jauría Feminista” y las autoridades de la Universidad de Magallanes, ayer al mediodía se puso fin a la “toma” que mantuvo a la casa de estudios sin actividades durante 66 días. De esta forma, las dependencias universitarias, ocupadas desde la noche del 6 de junio serán devueltas hoy, mientras que mañana habrá una recalendarización de las actividades académicas, retomando las clases el martes.

Tras firmar los acuerdos, el rector Juan Oyarzo Pérez valoró los puntos alcanzados con las agrupaciones, que formaron parte de un trabajo que se dio en las instituciones pertenecientes al Consejo de Rectores de las universidades chilenas.

“Quizás fue un poco prolongado porque no hubo clases en dos meses, pero fue consensuado. En relación al segundo movimiento de la carrera de Derecho, que va contra personas y por las gestiones que se dan al interior de dicha carrera, también se firmó acuerdo, así que el lunes (mañana) se va a hacer un consejo académico para reprogramar las actividades a ver si la finalización de actividades se produce antes de marzo del próximo año”, declaró el rector.

Ante la consulta respecto de problemas con su firma, el rector Juan Oyarzo, comentó que su título está en trámite en la Presidencia de la República, ya que el cargo duró hasta el 4 de agosto. Es sólo un trámite administrativo -precisó el rector reelecto- añadiendo que esperan solucionarlo en el corto plazo. Por esta razón, está actuando como subrogante el vicerrector de vinculación con el medio, Humberto Oyarzo dado que el vicerrector académico, José Maripani, se encuentra hospitalizado.

Decepción en Derecho

Pese a que finalmente aceptaron la propuesta presentada, las jóvenes universitarias reconocieron que no se alegraron por este acuerdo, el que, insistieron, no satisface sus peticiones, como lo recalcó la estudiante de quinto año de Derecho, Milena Busolich Cárdenas. Argumentó que esto no garantiza que la universidad será un lugar seguro para ellas, y que tampoco pueden estar confiadas  en que la carrera logrará la acreditación, pues consideran que el responsable de esta situación seguirá incidiendo en el nuevo proceso.

“Quisimos conseguir más, pero nuestras autoridades no le dieron a nuestras problemáticas, el mismo nivel de importancia que nosotros. No estamos contentos, sino
desilusionados de nuestra alma mater. Sólo buscábamos con nuestro movimiento ‘Derecho renace’ sentirnos orgullosos de ella, pero vemos que dicho sentimiento es un privilegio al cual jamás tendremos acceso”, planteó la alumna.

Acotó que aceptaron la propuesta, porque son responsables y no quieren seguir perjudicando a sus compañeros de otras carreras, en un conflicto en donde indicaron que su interlocutor sólo dilató lo más posible el conflicto. Asimismo acusó a las autoridades académicas de desinformar a la comunidad y de no tomar las decisiones correspondientes, para solucionar esta crisis.

“La Jauría Feminista”

El primer acuerdo se firmó con la agrupación “La Jauría Feminista”, que finalmente reveló a sus integrantes ante la comunidad. Una de sus representantes, la estudiante de Trabajo Social Stephanía Garrido, que fue parte de esta mesa, destacó ante los medios la aprobación del “reglamento Mapau, de padres, madres y estudiantes; también, la implementación de un código de ética; la validación del nombre social dentro del estamento estudiantil y funcionarios; la implementación de la Unidad de Apoyo que va a recepcionar las denuncias de acoso, abuso de poder, discriminación, y la pronta implementación de la Unidad de Género”. La representante estudiantil agregó que, si bien están los acuerdos firmados y todos los puntos tienen resolución, van a funcionar como agentes fiscalizadores para que éstos se implementen de la mejor manera.

Funcionarios
valoraron avances

La presidenta de la Asociación de Funcionarios de la Universidad de Magallanes (Afum), Mónica Alvarez, expuso que se entregó una carpeta con todos los documentos que permitirán desarrollar y poner en práctica los acuerdos alcanzados.

“Esa es la gran diferencia con otros movimientos estudiantiles, que acá no quedaron compromisos pendientes y todo quedó oficializado y las resoluciones firmadas. Con la implementación de la Unidad de Género, podremos tener profesionales en la unidad de acompañamiento, sobre todo llamar a hacer el cambio, que vamos a llegar a una universidad distinta”, subrayó Alvarez.