Necrológicas
  • Juan Angel Ivanovic Lokvicic

Presidenta de la Fundación Emilia: “En Punta Arenas no existe un verdadero control respecto de la siniestralidad vial”

Por R Martinez lunes 10 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
779
Visitas

Se acercan las Fiestas Patrias, y este año serán cinco días corridos de celebraciones, en los cuales la ciudadanía tiende a congregarse con sus familiares y amigos tanto en viviendas particulares como en fondas, ramadas y kermeses con la finalidad de divertirse en torno a lo que implica este festejo criollo. Sin embargo, estas juntas están aparejadas a la ingesta de bebidas alcohólicas, que suele ser en exceso y asociada a la conducción de vehículos, una mala combinación que los magallánicos no han sabido erradicar de sus costumbres.

Cabe recordar que en lo que va de 2018 han fallecido 16 personas a consecuencia de siniestros viales, cifra que supera en tres casos a lo registrado en todo el año pasado. Si bien, no todos estos episodios se han originado por el manejo en estado de ebriedad, es preciso señalar que no por eso hay que hacer caso omiso a los hechos. Basta rememorar el accidente en el cual un ciudadano de nacionalidad colombiana perdió la vida en noviembre de 2017, producto de la irresponsabilidad de una conductora que circulaba ebria a eso de las 15 horas, quien actualmente se encuentra cumpliendo su condena en libertad.

Frente a las fechas que se aproximan, Carolina Figueroa Cerna la presidenta de la Fundación Emilia y madre de la pequeña fallecida por la irresponsabilidad de una persona que conducía en estado de ebriedad, el 21 de enero de 2013, en Santiago, dio a conocer su visión respecto al panorama actual de la región más austral en casos de siniestralidad vial y de aplicación de la mencionada legislación, instando a la ciudadanía a emplazar a los parlamentarios locales para que legislen efectivamente en pos de la creación de políticas públicas integrales y permanentes respecto a este tema.

– Vimos hace algunas semanas la condena en libertad impuesta a una mujer que conduciendo en estado de ebriedad protagonizó un accidente que le costó la vida a un ciudadano colombiano. A su juicio ¿cree que la Ley Emilia es realmente efectiva?

– “Hay que separar dos cosas. En primer lugar es cómo opera la ley en el proceso penal chileno. Las sentencias de los tribunales orales en lo penal establecen los años de prisión efectiva y las penas altas en comparación a lo que pasaba antes de la Ley Emilia, por lo que sí funciona. El problema es que en paralelo al sistema penal tenemos el Tribunal Constitucional (TC), y es ese ente el que está bloqueando una gran cantidad de leyes, las que en definitiva atentan contra lo que ellos denominan como las garantías del imputado. Por eso quiero aclarar ese punto, porque la gente dice que la Ley Emilia no funciona, pero sí funciona en el sistema penal chileno”.

– ¿Y a qué atribuye esto?

– “El problema es que algunos imputados que tienen recursos acuden al TC, que al parecer está sobre el sistema penal. Es como un ente aparte del sistema penal y todas las críticas, preguntas y los porqué se deben preguntar a los once ministros que están sentados en el TC, quienes definen cosas desde el ingreso de telescopios al país, hasta la Ley Emilia o de control de Armas, y siempre en función de imputados que tienen dinero y los recursos para acudir a dicho tribunal. Acá tenemos una justicia de primera y segunda clase. Una justicia que se aplica para aquellos que no tienen dinero y otra que se construye cuando el imputado tiene recursos para llegar a esa instancia”.

– ¿Cuál cree entonces que debería ser la solución?

– “Hemos apelado a los legisladores, porque no es que tengamos que modificar la Ley Emilia, sino que debemos modificar cuál es el real impacto que tiene un TC en Chile, que está hecho para medir cosas constitucionales de acuerdo a criterios que se advierten en el Congreso y no para dirimir problemas que van desde el comercio, el control de las isapres hasta el tipo de leyes penales”.

– Bajo aquel tenor, ¿usted ha visto que los congresistas regionales se han preocupado de poner en la palestra esta problemática?

– “Sabemos que el Ejecutivo no puede hacer nada. Los únicos que pueden hacer algo son los que están sentados en el Parlamento, en Valparaíso. Me gustaría saber del diputado Gabriel Boric, que es egresado de derecho y de por sí garantista, o de la senadora Carolina Goic y de los otros representantes de Magallanes cuál es su postura frente a esto, porque yo no los he visto a ellos enarbolando ninguna bandera diciendo que van a ver este tema, y no lo hacen porque no entienden el daño que genera el Tribunal Constitucional a gente común y silvestre que tiene que enfrentar un proceso penal”.

Situación en Magallanes

– ¿Cómo analiza la situación actual tras la puesta en vigencia de Ley Emilia respecto a la cantidad de muertos por accidentes de tránsito, tanto en el país como en Magallanes?

– “Ha habido una disminución súper notable del 50 por ciento de fallecidos por siniestros viales vinculados al alcohol a nivel país. El problema con Magallanes es que no existen los instrumentos ni tampoco la inquietud de que la normativa se cumpla. Por ejemplo, un caso súper específico es que hay sólo dos pistolas radares en Punta Arenas para medir el exceso de velocidad. ¿Cuál es el impacto de tener sólo dos pistolas cuando todos los días vemos la cantidad de corridas de autos por la costanera? No hay un control de verdad de la siniestralidad vial que en la región es un problema. Nosotros hemos notado subidas y bajadas estos años, pero no hay una política integral de reducción de velocidad o de la ingesta de alcohol o de fiscalización en Magallanes, y hasta que no se tome en serio eso, la región seguirá siendo una zona con cifras negras en siniestralidad vial”.

– ¿Cree usted que las autoridades locales están conscientes de aquello?

– “Se necesita una política pública constante. No puede ser que solamente funcionen en relación a puntos de prensa que se le ocurren al alcalde, al gobernador o a la intendenta, cuando no existe una estructura, un presupuesto o una voluntad de hacer esto todos los fines de semana, de efectivamente molestar al gobierno central para que les envíen mejores instrumentos, y esto finalmente es complejo”.

– Finalmente, ¿cuál es su mensaje para los magallánicos ad portas de las próximas Fiestas Patrias?

– “Nosotros a lo único que apelamos es a la conciencia de la gente. Por estos días lanzamos una campaña que se llama Recuerda a Emilia, con un dolor súper grande y nos costó mucho generarla. Tiene que haber una necesidad de la población de Magallanes de interpelar a sus legisladores para que se pongan los pantalones y hagan algo con la siniestralidad vial, si esto no puede ser solamente un punto de prensa o que se dediquen a ver lo que pasa en Santiago”.