Necrológicas
  • Raúl Ampuero Ampuero
  • Sofía Trujillo Lorca
  • Flor Díaz Retamales
  • Leandro Nikolas Fernández Biscupovich
  • Ricardo Antonio Mancilla Meza
  • René Araya Arancibia

En una semana almaceneros fueron víctimas de doble asalto en población El Pingüino

Por Nicolás Ulloa martes 27 de junio del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
896
Visitas

Antiguos vecinos de la población El Pingüino fueron víctimas de un asalto al interior de su almacén en la noche del domingo, protagonizado por dos encapuchados armados con cuchillos. Pese a que los sujetos utilizaban pasamontañas, uno de ellos logró ser reconocido por los comerciantes, dado que lo vieron crecer en el barrio, antecedente que posibilitó que Carabineros procediera a su detención en las inmediaciones.
En todo caso, no es el primer delito de esta naturaleza que ha afectado a estos almaceneros. Y, es que una semana antes ya habían sido asaltados, aunque en ese entonces eran tres sujetos encapuchados, quienes portaban una pistola. Temen que los autores sean los mismos que actuaron en la noche del domingo 25 de junio.
Con el estado emocional propio de haber vivido una doble traumática experiencia en una semana, lo que -aseguran- les está repercutiendo psicológicamente, este lunes La Prensa Austral conversó con José Barrientos Cárdenas, de 72 años, y su esposa María Chiguay Tenorio, de 65, vecinos de calle Augusto Lutz, entre Las Américas y 1 de Mayo, quienes cerca de las 21,30 horas de este domingo, atendían su minimercado “El Diego”, al cual ingresaron dos sujetos con sus rostros cubiertos, relativamente jóvenes, que premunidos de sendas armas blancas, exigieron a los propietarios la entrega de la recaudación dominical.
“Entraron directo, no titubearon, llegaron y pasaron hasta la casa (negocio adosado a su domicilio) y ahí nos amenazaban con los cuchillos, uno de ellos se quedó en la puerta y el otro tomó el dinero que encontró y manoteó los cigarrillos y se fueron”, revivió Barrientos, detallando que los malhechores huyeron con cerca de 25 mil pesos.
Aseguró que temió por su vida y por la de su esposa, ya que los delincuentes obraron de manera rápida y decidida. Sin embargo, eso no evitó que la afectada advirtiera algo que le resultaba familiar. “Me di cuenta que era un chico que vive por aquí y que lo conozco desde chiquito”, admitió la mujer.
Basado en esa pista clave personal de Carabineros logró capturar al menor de iniciales B.I.R.G., de 16 años, apodado como “El Tatán”, seudónimo con el cual incluso la almacenera afectada lo reconoció cuando estaba consumando el atraco.
“Todo pasó muy rápido, aunque ya en cuestión de una semana nos vemos afectados por un segundo robo”, remarcó Barrientos. Esto, en relación al robo similar del que fueron víctimas la noche del lunes 19 de junio, cuando tres sujetos entraron a su almacén, uno de ellos con una pistola en mano, intimidándolos para robarles cerca de 20 mil pesos.
“Nuestro error fue no denunciar ese hecho, pues no pensábamos que nos iba a suceder de nuevo”, reconoció el jefe de hogar, quien al ser consultado sobre la decisión de no dar cuenta del primer asalto, respondió simplemente: hace dos años fueron víctimas de un robo, lo cual les significó un sinnúmero de trámites y declaraciones las cuales en definitiva no los llevaron a ningún resultado, sintiéndose desde entonces decepcionados de la justicia.
Orden de libertad
El menor, a quien la policía le encontró dinero, que supuestamente era una fracción del “botín” logrado en el robo al negocio, junto a algunas cajetillas de cigarrillos reconocidas por los afectados como parte de su mercadería, compareció en calidad de detenido este lunes ante la jueza Paula Stange, en cuya audiencia la fiscal Wendoline Acuña formalizó investigación en su contra, atribuyéndole responsabilidad en calidad de autor consumado de robo con intimidación.
La Fiscalía se abstuvo de solicitar la medida de encierro provisoria del adolescente, pidiendo como cautelar la prohibición de acercarse al local afectado, debiendo quedar sujeto al control de la Fundación Esperanza, medidas que no encontraron oposición en el defensor de menores Richard Maldonado. En razón de lo anterior, la jueza Stange acogió las cautelares y de paso fijó un plazo de 60 días para la investigación de los hechos.
Transcurridos siete minutos desde el inicio de la audiencia judicial, el menor detenido recobró su libertad.
En conocimiento de esta resolución judicial, los comerciantes asaltados admitieron sentirse frustrados por el actuar del sistema judicial, decepcionados de las leyes, por lo mismo adelantaron que tendrán que enrejar el interior de su local, el cual por más de dos décadas ha sido el sustento familiar. “No nos va a quedar otra, nada nos asegura que no vuelva a pasar, o que sea mucho peor, imagínese, primero fue con una pistola, vaya usted a saber si de verdad o no, y ahora con un cuchillo. Si no es tanto el miedo a que nos roben, sino que nos pase algo a nosotros”, reflexionó José Barrientos.