Necrológicas

Familiares de tripulantes desaparecidos en el seno Skyring: “No nos moveremos de acá hasta que encontremos los cuerpos”

Por La Prensa Austral lunes 3 de junio del 2019

Compartir esta noticia
Visitas

Roberto Martínez Arriaza

rmartinez@laprensaaustral.cl

No nos vamos a mover de acá hasta que encontremos los cuerpos”. Esta ha sido la consigna de los familiares de los tres tripulantes, que a 28 días de la tragedia marítima en el seno Skyring, a 127 kilómetros al norte de Punta Arenas, con el hundimiento de la barcaza Navsur IV, aún sus cuerpos no han sido hallados, en un prístino pero indómito paraje, manteniendo su fe en la principal hipótesis que se ha barajado desde el inicio: que aún se encuentran dentro de la nave.

Fue el pasado martes 28 de mayo que desde la Tercera Zona Naval se convocó a un punto de prensa para informar respecto a las maniobras de reflotamiento de la embarcación, sin embargo, este debió cancelarse ya que durante esa jornada el comandante en jefe de la repartición, el contralmirante Ronald Baasch le comunicó a los seres queridos de las personas extraviadas que daría por finalizada la búsqueda terrestre y aérea, palabras que fueron como un balde de agua fría para ellos, puesto que desde el inicio de las operaciones se había acordado mantener en aire, tierra y mar a los efectivos, hasta que se reflote la nave.

“Desde el principio la idea era mantener la búsqueda terrestre, marítima y aérea, siempre y cuando las condiciones meteorológicas lo permitieran, pero de la noche a la mañana nos dijeron qué era lo que se estaba haciendo y qué era lo que se iba a dejar de hacer. Obviamente frente a eso solicitamos que se mantuviera el acuerdo inicial de las primeras reuniones que era mantener la búsqueda hasta el reflotamiento porque hasta que no tengamos la certeza de que los cuerpos están al interior de la nave, no podemos dejar de buscar”, aseveró a La Prensa Austral Natalie González Monsálvez, hermana del tripulante Cristian Frías Monsálvez.

Aquel argumento hizo recular a la autoridad marítima, confirmando que desde el sábado un contingente del Ejército se trasladó al lugar para seguir con la rebusca, como también que desde la Fuerza Aérea se apoyará con sobrevuelos por el área que no se ha podido acceder.

Cabe señalar que el seno Skyring tiene dos salidas y muchas corrientes entrantes y salientes, y por consiguiente los cuerpos podrían haber sido arrastrados a cualquier lugar. Debido a esto, sostuvieron que es necesario que la búsqueda marítima se intensifique y se mantenga, ya que muchas veces el borde costero es intransitable vía terrestre, además las condiciones climáticas no siempre suelen ser las óptimas y se deben suspender las labores por mar.

Peso emocional y psicológico

Pese a que algunos familiares han abandonado la región, en Magallanes se mantiene Natalie y su hermana Andrea, como también Angela Salazar, hermana del otro tripulante Eduardo Salazar (45) y que era el capitán de la barcaza. También continúa la señora Gabriela Muñoz, de 72 años, madre de Harry Aburto, el tercer trabajador desaparecido, quien prefirió no referirse al tema.

Las mujeres reconocieron que toda esta lamentable situación que se ha extendido por un mes les ha generado un peso emocional y psicológico que ha traído consigo la desazón propia, la angustia e incertidumbre de no poder hallar los cuerpos de sus hermanos.

Natalie manifestó que “como familia estamos devastados y consternados con la tragedia, ha sido difícil permanecer en la zona con la esperanza de encontrarlos y que aún no se tenga la certeza de que están al interior de la embarcación”.

Por otro lado, Angela declaró que “ha sido todo muy difícil, nunca como familia nos imaginamos que esto iba a pasar, de hecho nunca pensé que a mi hermano le podía pasar algo así porque él tenía mucha experiencia en lo que hacía. Ahora la pena la llevamos siempre en el corazón, pero al final estamos con fuerza porque necesitamos encontrarlos y llevarlos a casa, a los tres, Realmente no entiendo lo que pasó, por más que logre tratar de hacerme preguntas no llego al por qué le pudo haber pasado esto, porque los tres no eran nuevos en esto, llevaban muchos años trabajando, eran muy avezados”.

Recalcaron que Chile -acuerdo a un estudio publicado el 25 de mayo- , es el país que más fallecidos tiene en el sector salmonero a nivel mundial, falleciendo en promedio un trabajador de este rubro cada siete semanas y que la tasa de accidentabilidad es muy alta (ver información en página 40). Frente a eso, manifestaron estar conscientes que hay algo que no se estaría haciendo correctamente y óptimamente bajo la normativa y fiscalización.

“Esto no es algo menor, es como que la gente se resigna a que la nave se dio vuelta y murieron, hay una resignación tremenda, es como si fuese normal que mueran personas en este rubro. Esto no es normal en ningún punto laboral existente en el mundo que alguien se muera trabajando. Ahí se nota la deficiencia y la carencia de fiscalización ya sea de parte de la autoridad como de las personas encargadas para ello”, criticó Andrea González, hermana de Cristián.

35 días más para el reflotamiento

En relación al plan de reflotamiento de la barcaza Navsur IV, procedimiento que está a cargo de la empresa portomontina Oxxean, éste fue aprobado por la Armada el pasado jueves 23 de mayo, considerando 35 días corridos en condiciones óptimas desde la fecha antes señalada. De acuerdo con la carta Gantt presentada, los equipos y especialistas debieran llegar al seno Skyring aproximadamente el 10 de junio si las condiciones meteorológicas así lo permiten.

Sin embargo, los familiares aún exteriorizaron su molestia con la empresa armadora Navsur, asegurando que se tardaron demasiado en presentar el plan de reflotamiento exigido por la autoridad marítima, criticando que es “obligación del empleador constatar la presencia de los cuerpos en el interior de la nave hundida a más de 106 metros de profundidad”.

“Se sabía desde un principio que ningún buzo táctico podría acceder al lugar dada la profundidad, y es por esto que consideramos, que la resolución de presentar el plan de reflotamiento fue demasiado tardía por parte de la empresa Navsur, lo que demuestra que frente a estas tragedias no se ponen en marcha los protocolos que debieran existir, o si éstos existen entonces son deficitarios”, recalcaron.