Necrológicas

Funcionario de la PDI disparó e hirió a sujeto para impedir asalto en villa Los Españoles

Por La Prensa Austral lunes 8 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
4.288
Visitas

Una intensa persecución policial tuvo lugar en la madrugada de ayer, luego que dos sujetos interceptaran e intentaran asaltar a un hombre identificado con las iniciales, R.I.F.R., quien a eso de las 4,40 horas se disponía a ingresar a su domicilio -ubicado en pasaje Granada con Rómulo Correa, en la villa Los Españoles. Allí, Nicolás Esteban Vladilo Delgado, 21 años, apoyado por otro sujeto cuyo nombre se desconoce, por encontrarse en calidad de “prófugo”, inició un forcejeo contra el morador de la vivienda con la clara intención de despojarlo de sus pertenencias y a quien amenazaron con golpearlo, si se resistía a entregar su billetera y el celular que portaba.
Tras la tenaz oposición que opuso la víctima, se sumaron reiterados gritos de auxilio que lograron ser captados por su hermano -quien pernoctaba en el domicilio del pasaje Granada- se produjo un disparo, que logró disuadir a los asaltantes, dejando a uno de ellos herido en una de sus piernas, quien hasta el cierre de esta edición se encontraba prófugo.
Según la versión entregada a Carabineros por un testigo presencial del hecho, identificado con las iniciales R.S.T., y que reside en una de las viviendas de calle Rómulo Correa esquina Cirujano Videla, “el disparo de la persona que prestó auxilio a la víctima, permitió repeler el asalto. Tras ello, los dos sujetos emprendieron la huída por calle Claudio Bustos hacia al norte. Aparentemente uno de ellos iba lesionado, porque vi que cojeaba y se tomaba la pierna al correr”, narró.
Detención
Luego del frustrado asalto, tanto  R.I.F.R., como su hermano de iniciales D.F.R., solicitaron el apoyo a un taxista, quien prestó ayuda a ambas víctimas, al tiempo que se contactaron con personal policial. La captura de Nicolás Esteban Vladilo Delgado fue efectuada aproximadamente a las 5, 30 horas de ayer, a la altura del número 0665 de la calle Esteban Capkovic y fue realizada a través de un procedimiento de identificación que contó con el apoyo de dos testigos.
Tras la detención de Vladilo Delgado, se procedió a eso del mediodía de ayer a la formalización de cargos, quedando el imputado en prisión preventiva por los cincuenta días que dure la investigación, según lo decretó el juez Pablo Miño.
Los cargos que pesan contra el joven, están tipificados como delito de robo con violencia e intimidación en grado de frustrado.
El fiscal Felipe Aguirre clarificó que el imputado se encontraba en estado de ebriedad al momento de su detención, afirmando que la versión de los testigos y la víctima fueron claves para permitir su identificación.
Funcionario de la PDI
Entre los testigos de este hecho de violencia, se contó a un funcionario de la Policía de Investigaciones, que se identificó como el hermano de la víctima directa del asalto frustrado. El efectivo policial identificado como D.F.R, expresó en su testimonio que debió usar su arma de fuego, como una manera de “disuadir” el ataque que estaba recibiendo su hermano, advirtiendo incluso a los agresores que él trabajaba en la PDI, situación que -lejos de hacer reaccionar a ambos sujetos- motivó una actitud de agresión hacia el funcionario policial, a quien ambos individuos intentaron sustraerle su placa identificatoria.
“Los dos sujetos se abalanzaron sobre mí, con la finalidad de sustraerme mi placa identificatoria, por lo que debí hacer uso de mi arma de fuego, percutando disparos con la finalidad de disuadirlos”, consigna el testimonio de D.F.R., que fue dado a conocer ayer en audiencia de formalización de cargos contra uno de los detenidos.
Cabe precisar que tanto, el hermano de la víctima, como el residente de una de las viviendas de calle Rómulo Correa, coincidieron en sus declaraciones en identificar la vestimenta de Nicolás Vladilo, quien al momento de perpetrarse los hechos vestía zapatillas grises, jeans, chaqueta gris y un jockey de color azul.
Prisión preventiva
Aunque el defensor penal José Miguel Navarrete apeló a la falta de antecedentes penales del imputado Vladilo Delgado, oponiéndose a la prisión preventiva, el juez Pablo Miño decretó el arresto total inmediato por cincuenta días, situación que además fue ponderada, ante un inminente peligro de fuga del imputado, a raíz que el segundo implicado en estos hechos no había sido capturado al momento del control de detención y formalización de cargos, quedando pendientes varias diligencias judiciales por realizar.