Necrológicas
  • Aroldo Andrade Andrade
  • María Lucinda Levill Levill

Joven madre sobrevive a sombrío pronóstico y hoy lucha por volver a ponerse de pie

Por La Prensa Austral sábado 7 de mayo del 2016

Compartir esta noticia
2.420
Visitas

En una lucha incansable, Anyela Aguilar Núñez ha logrado aferrarse a la vida tras sufrir un violento accidente de tránsito, el 27 de marzo pasado, donde la irresponsabilidad de un conductor ebrio la dejó con riesgo vital y desahuciada. “No hay nada más que hacer y sólo queda esperar”, fue el doloroso pronóstico que recibió la familia de “Anyi” de parte del equipo médico del Hospital Clínico de Magallanes apenas unas horas de transcurrido el accidente, pero luego de permanecer hospitalizada por 36 días, el lunes 2 de mayo la joven madre fue dada de alta, pudiendo retornar a su hogar, en el sector de Barranco Amarillo.

Anyela resultó gravemente herida al ser embestida por un chofer irresponsable que manejaba un vehículo en manifiesto estado de ebriedad y sin licencia de conducir, el domingo 27 de marzo, recién pasado, en calle Pedro Montt, frente al local de diversión La Barra-K. El violento accidente de tránsito se produjo cuando Alejandro Hernández Díaz, quien conducía un automóvil Hyundai Elantra, se subió a la vereda, atropellando a cuatro personas para luego darse a la fuga.

Con la fe puesta en Dios y el apoyo de su familia, la joven iniciará un proceso de rehabilitación, para procurar volver a ponerse de pie y caminar. En esta etapa, estará acompañada por su familia y por los profesionales del Centro de Rehabilitación Club de Leones Cruz del Sur.

El parte médico inicial daba cuenta de la cantidad de lesiones y del riesgo vital en el que se encontraba. Enfrentaba un politraumatismo severo, con fracturas costales y tórax volante, una contusión pulmonar severa, que complicó aun más su delicado estado de salud, ya que esta lesión se tradujo en una insuficiencia respiratoria severa, que la mantuvo entre la vida y la muerte.

Oraciones

“Tenemos la fe en Dios de que ella va a poder salir adelante”, afirmó su hermano Víctor, mientras su familia coincide en que lo importante es poder tenerla a su lado, con la esperanza de que la joven pueda recuperarse.

Si bien ha sido una etapa compleja para sus seres queridos, agradecieron las muestras de cariño recibidas de distintas personas, especialmente de la Iglesia Evangélica, que lo han acogido y acompañado en todo el proceso, durante día y noche. Recordaron que cuando fue desahuciada, fueron pastores de dicha religión quienes los acompañaron en oración, lo cual los hizo recuperar las esperanzas y continuar luchando. Desde entonces, los hermanos de la joven comenzaron a ir los domingos al culto evangélico.

Víctor Aguilar comentó que la dieron de alta el lunes de esta semana y que las terapias para que pueda volver a caminar se harán por medio del Centro de Rehabilitación Club de Leones Cruz del Sur.

“Ella no se puede mover, así que los profesionales vendrán a verla a la casa”, subrayó su hermano, indicando que el proceso de rehabilitación comenzará el próximo miércoles.

Reconoció que su hermana tiene menos fuerza en los brazos y que le cuesta levantarlos, por lo que se espera que con ejercicios pueda recuperarse completamente.

Señaló, también, que todavía son recientes las cirugías de las caderas y piernas.