Necrológicas
  • José Ramón Ampuero Guzmán

Juan Luis Mattassi y anuncio de licitación de museo: “Presentaré una acción legal para defenderme de esta competencia desleal del fisco en contra mío”

Por Cristian Saralegui jueves 25 de abril del 2019

Compartir esta noticia
4.738
Visitas

El dueño del Museo Nao Victoria acusa que se apropiaron de su proyecto, y que las palabras del jefe de la División de Presupuesto e Inversión Regional, Mauricio Peña y Lillo, son desleales, pues “sabe perfectamente que yo nunca me voy a adjudicar un proyecto de ese tipo”.

Juan Luis Mattassi no lo podía creer cuando leyó ayer La Prensa Austral. Sintió algo similar a una serie de cañonazos sobre sus naves (ya que estamos próximos a mayo). Y por eso, tenía mucho que decir sobre el anuncio de que el proyecto Nao Victoria será sometido a un proceso de licitación. Ahora, el empresario y creador del Museo Nao Victoria en el sector de Barranco Amarillo, ve como enemigos al gobierno regional, y dirige su munición especialmente hacia el jefe de la División de Presupuesto e Inversión Regional, Mauricio Peña y Lillo, quien sepultó cualquier posibilidad de trasladar el museo hacia el sector de la Costanera.

“La idea es mía, la vengo persiguiendo por años, y había ofrecido entregarlo sin costo al fisco. Aparte de entregar los barcos sin costo, había ofrecido construir la escampavía Yelcho a mi costo, con mi plata. Entonces ahora aparece el fisco diciendo que van a gastar un montón de plata en hacer un museo idéntico al mío, pero además me pegan un portazo diciendo que se va a licitar para que otra persona haga los barcos y los que están allá, no se pueden trasladar, entonces el fisco está jugando a hacerme la competencia a mí. ‘Tu idea es tan buena, que la vamos a hacer nosotros, pero con otro empresario y vamos a ponerle a él 5 mil millones para que te compita a ti’, realmente creo que es muy injusto lo que está pasando”, lamentó Mattassi.

El empresario recalca que si le hubiesen dicho desde un principio que su proyecto no era viable, lo hubiese entendido, pero “lo que más me preocupa es que el fisco está jugando un montón de plata para competir conmigo que ya tengo el museo hecho. De haber sido lo que le propuse a ellos, una alianza público-privada, yo pongo los barcos, ustedes el terreno y algo de plata; hacemos el museo nuevo, que va a ser de ustedes, porque el museo nuevo iba a ser del fisco, yo sólo quería una concesión por cierto periodo de tiempo, pero los barcos iban para el fisco, de ser socios en un proyecto, ahora resulta que soy competidor”.

Réplica absurda
y onerosa

A Juan Luis Mattassi le parece absurdo que se quiera hacer un proyecto para licitar un nuevo museo, y que se construyan nuevas réplicas de las embarcaciones. “Miles de millones de pesos para un producto que ya está hecho por mí, ya está la Nao Victoria, el Beagle, y ellos quieren replicar esos barcos, hacerlos de nuevo, dos veces”.

Mattassi incluso confesó que se reunió con Mauricio Peña y Lillo en noviembre y que ha ido en numerosas ocasiones a la intendencia. “En ese tiempo me decían que no habían avanzado, pero parece que habían avanzado mucho, porque tienen una idea muy clara, que es perjudicarme a mí, pasé de ser la persona a la que le sacaron toda la información, ‘el proyecto es tan bueno que lo vamos a hacer solos y a Mattassi hay que reventarlo’”, concluye.

Ahora, el empresario solamente exige que “me devuelvan mi maqueta, está en la intendencia, para hacer mi proyecto. Como lo dieron de baja, espero que me devuelvan mi maqueta, como caballeros, y no recurrir a la justicia para que la devuelvan, porque si quieren hacer un proyecto de esa envergadura, que se financien su propia maqueta”.

Se defenderá en tribunales

De todas formas, anunció que junto a su abogado, Pablo Harambour, presentará un recurso de protección con orden de no innovar, “porque no puede ser que el Estado compita con un emprendedor. Que diga ‘tu idea es tan buena que te la voy a copiar, con plata fiscal’, entonces  va a haber dos Nao Victoria en la ciudad, dos Beagle, dos Goleta Ancud, pero una con todo el apoyo del f isco y otra yo solo en el kilómetro 7; me van a reventar, nadie va a ir”. Esto, porque además, acusa que “nunca tuvimos apoyo de las cámaras de turismo, el museo fue siempre desde la comunidad con respuestas masivas cuando había actividades. Todos me han visto trabajando, mi proyecto no es una volada de escritorio, es un trabajo de día a día”, recalcó.

Mattassi continuó apuntando a Peña y Lillo, quien según su visión, “tiró el mantel de la mesa, en realidad, con su última frase de que de ninguna manera era posible trasladar las naves del museo actual, a la Costanera. Si uno ve en internet se puede ver que se transportan barcos mucho más grandes y a mayor distancia. Aquí, quizás, a la ‘gente de escritorio’ se le hace todo muy difícil. Aquí hay mano de obra calificada para mover esos barcos, y cosas más grandes. Grúas, camiones, se puede y tampoco es tan caro, pero a la gente sentada en el escritorio todo se le hace grande. Aquí se tomó una decisión política, que es no hacer el museo y, de paso, perjudicarme a mí, copiándome mi producto”, continuó.

Presupuesto inflado

Mattassi anunció sí, que pese a esto, de todas maneras construirá la réplica de la escampavía Yelcho, que espera iniciar en 2020. “Ellos hablan de 5 mil millones, pero lo que propuse yo, con 500-600 millones se hacía, pero lo inflaron y esa enorme cantidad de dinero, se la quieren pasar a alguien”. En seguida, volvió a disparar contra Peña y Lillo, quien declaró que Mattassi obviamente puede participar de la licitación anunciada: “Es desleal lo que dice Peña y Lillo, es de buena crianza, pero es desleal, porque sabe perfectamente que yo nunca me voy a adjudicar un proyecto de ese tipo. Dice ‘no si igual puede participar’, pero sabe que en esos registros de contratistas, yo no tengo ninguna posibilidad de entrar. Hay que ser pillo, pero no tanto; en esta ciudad todos nos conocemos, sabe que son palabras de buena crianza, pero despectivas, al decir que igual puedo participar de la licitación cuando sabe que ni siquiera yo voy a poder cumplir con las bases técnicas, no puedo participar en una licitación de ese tamaño”.

Sin embargo, al final, Juan Luis Mattassi tiró su último cañonazo: “Igual es muy bueno lo que pasó ahora, porque deja claro cuál es la película, cuáles son tus enemigos. Está claro que tengo una competencia, y voy a seguir dando la pelea. Ellos son gobierno ahora, pero eso es transitorio, yo voy a seguir. El museo Nao Victoria lo empecé en 2008, el 2009 estaba construyendo fuerte, tiene 10 años”, finalizó.