Necrológicas
  • Aroldo Andrade Andrade
  • María Lucinda Levill Levill

La lucha de una joven madre por ayudar a sus cinco hijos con graves enfermedades

Por Dennis Merino viernes 5 de febrero del 2016

Compartir esta noticia
4.660
Visitas

Sin poder evitar llorar, Karla Pérez Solís busca desesperadamente ayuda para continuar luchando por la salud de sus cinco hijos que han sido diagnosticados con alergia a la proteína de leche de vaca severa, renitis y alergia tópica. Sin embargo, el caso más apremiante es el de su hijo Axel Urrutia Pérez, de un año, quien enfrenta un diagnóstico de histiocitosis, un aumento anormal de la cantidad de células inmunitarias, patología que afecta a uno cada 600.000 pacientes.

A raíz de este mal, el pequeño Axel fue derivado al Centro Pinda en el Hospital Base de Valdivia. “Van a confirmar el diagnóstico, pero de 20 síntomas él tiene 15”, señala la mamá.

Agrega que ella viajará a Valdivia junto al niño, pero deberá dejar al cuidado de su mamá a sus otros cuatro hijos, quienes luchan contra alergias severas.

Atribulada relata que a su pequeño hijo, además, se le está generando problemas en su piel, en el área de los pañales, y detrás de las orejas, y que las cremas tradicionales empeoran su condición, causándole mayor cantidad de ronchas.

Indica que para el viaje el Plan Auge le financiará los pasajes aéreos, de lo demás no está segura de nada, no sabe cuándo se va, por cuánto tiempo o cómo va a hacer para mantener dos casas y a cinco hijos enfermos. Por eso sin más alternativas pide ayuda a la comunidad para poder sobrellevar su situación económica y así ayudar a mantener a sus hijos.

Debido a su alergia, Axel recibe una leche que entrega el Estado, a través del Servicio de Salud, con un tope de 10 tarros (en la actualidad consume 11).

Complejo
escenario médico

Aun que el mayor de sus hijos todavía no cumple los diez años, él y sus hermanitos ya saben de médicos y de tratamientos. Karla es madre de Esteban (de 10 años), Rodrigo (6 años) Héctor (4 años), Axel (1 año) y Alex (tres meses).

Por ejemplo, Esteban, quien tiene 10 años, tiene alergia a la proteína a la leche de vaca (severa), aun cuando le están realizando exámenes para descartar que sea celíaco. En el caso de su segundo hijo, Rodrigo, éste sufre de renitis alérgica, otitis, conjuntivitis y bronquitis. Es paciente crónico y aunque está en tratamiento, su patología no se le va a ir, por eso utiliza un inhalador de corticoides y antialérgicos “que yo debo comprar y que es especial porque él es alérgico a los colorantes”.

Karla Pérez Solís señala que cuenta con escasos recursos para sacar adelante a sus hijos y financiar los tratamientos de las enfermedad de los pequeños.

El complejo
diagnóstico de Héctor

Héctor Toledo Pérez, que tiene 4 años, padece de un diagnóstico de alergia a la proteína de la vaca, alergia alimentaria severa y renitis crónica, por lo que debió adaptarse a un estilo de vida diferente al resto de los niños de su edad, ya que a su corta edad, sólo es capaz de consumir determinados alimentos.

A partir de los 4 meses, Héctor comenzó a presentar constantes y severas diarreas por lo que cada vez que acudía hasta el consultorio Juan Damianovic, al sur de Punta Arenas, “los doctores me decían que lo que tenía mi hijo era una infección estomacal, pero nunca le hicieron estudios. El problema que no hay pediatras y sólo médicos generales”, expresa.

Pide ayuda a la comunidad

Karla Pérez, quien vive de allegada en casa de su madre en el barrio Archipiélago de Chiloé y se gana la vida vendiendo por distintos barrios productos de cocina que ella misma elabora  señaló: “De todo corazón si alguien puede ayudarnos se los agradeceremos siempre”. Cualquier ayuda será bien recibida y para cualquier información los interesados en dar una mano pueden comunicarse al celular 83935403. Además se puede entregar ayuda a través de la Cuenta Rut 16831874-K, del Banco Estado, a nombre de Karla Pérez.