Necrológicas

“Los chicos están muy graves, pero siguen luchando por sus vidas”

Por La Prensa Austral lunes 27 de marzo del 2017

Compartir esta noticia
17.296
Visitas

Pareja de pololos sería trasladada en las próximas horas a un centro médico
especializado de la capital, atendida la gravedad de sus quemaduras.

Con quemaduras en el 35 por ciento de su cuerpo, y con compromiso de sus vías aéreas, permanece internada en la Unidad de Pacientes Críticos del Hospital Clínico de Magallanes, María Fernanda Alvarez Mercegué, quien se encuentra en estado crítico, al igual que su pololo, Jonathan Pablo Andrés Kalazich Alvarez, joven pareja, de 21 y 27 años respectivamente, luego de que en la noche del sábado sufrieran graves lesiones en un incendio que afectó el domicilio que habitaban en el barrio 18 de Septiembre. Los peritajes establecieron la fuga de gas en el horno de la cocina, como la detonante de la desgracia.

“Mi hijo está muy mal, junto a la chiquita (María Fernanda) están muy graves, en coma inducido, pero siguen luchando por sus vidas, tienen mucho apoyo de su entorno, y por eso estoy muy agradecida”, declaró consternada a La Prensa Austral, Giannina Alvarez Kuvacic, madre del joven herido, tras visitarlo en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Clínico, donde permanece internado junto a su polola.

Según declararon vecinos a este medio, la pareja residía hace algunos meses en la vivienda interior de calle Camilo Henríquez Nº0151, y que sólo escucharon un estruendo, seguido de una bola de fuego que salía de la pequeña casa habitación.

De acuerdo a los antecedentes aportados por bomberos que acudieron a la emergencia, por minutos se temió la presencia de un bebé al interior del inmueble, dado de que las primeras informaciones aludían a la posibilidad de que la pequeña hija de Kalazich estuviese con ellos en el domicilio, sospecha que más tarde fue descartada.

Sobre la investigación pericial, trascendió que la fuga de gas que provocó la explosión, habría sido localizada en el horno de la cocina, donde quedó al descubierto una filtración, aunque no se habría podido precisar cómo se produjo la ignición que provocó la onda expansiva.

Sufrimiento
de una madre

Mientras tanto un verdadero calvario vivió a través de las redes sociales la madre del joven herido, ya que se impuso del desgraciado suceso que afectaba a su hijo y a su polola, estando en Porvenir, lo que generó en ella una fuerte angustia y desesperación. Un familiar la acercó hasta el cruce marítimo en Bahía Azul, donde un matrimonio argentino la trasladó finalmente hasta la puerta misma del Hospital Clínico, dejando en evidencia una vez más -según dijo-, la compleja conectividad que presenta la comuna fueguina.

“Estoy muy agradecida, de ellos, de la comunidad, y de la alcaldesa Marisol Andrade, quien me ha acompañado toda esta tarde (ayer) en el hospital, ofreciéndonos su apoyo para el traslado, ya que será necesario llevar a los chicos a Santiago (…) él está muy mal, y la niña está con riesgo vital, según nos explicó el médico”, acotó visiblemente conmovida la madre.

En tanto, desde el centro médico se confirmó que se iniciaron las gestiones para trasladar a los jóvenes pacientes a Santiago, para que reciban tratamiento especializado, aeroevacuación médica que podría concretarse durante esta jornada.

Los amigos iniciaron ayer una cadena de oración a las 14 horas para rogar por la pronta recuperación de la joven pareja.