Necrológicas

Nueva querella de ganaderos busca esclarecer robo de más de 400 ovinos en estancia Tres Chorrillos

Por La Prensa Austral martes 16 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
664
Visitas

Una querella criminal por abigeato interpuso en los últimos días -ante el Juzgado de Garantía de Punta Arenas- la Sociedad Ganadera Marín Limitada, por la desaparición de 419 ovinos que quedó al descubierto en julio pasado, tras la realización de un conteo de animales, quedando al descubierto la cuantiosa merma.
La Fiscalía de Punta Arenas encargó las pesquisas de este caso a la Brigada Investigadora de Robos de la PDI.
Si bien la acción penal ingresada el pasado 5 de agosto está dirigida a todos quienes resulten responsables del delito de abigeato, da a entender que los afectados tienen puestas sus sospechas en un ex trabajador del predio Oazy, uno de los 19 potreros que compone la estancia Tres Chorrillos.
El escrito judicial patrocinado por el abogado Marcos Alvarado Sotomayor, detalla cómo en dicho predio deberían existir en la actualidad una masa ganadera de 6.256 ovinos del tipo 4M, sin embargo, el 13 de julio pasado, tras la renuncia del entonces encargado, las vacaciones del administrador del predio, y la subrogancia de otra jefatura, se contabilizaron 5.814 animales.
No obstante, aporta el texto que la seguidilla de delitos de esta naturaleza ha llevado a los estancieros de la zona a hacer sus propias averiguaciones, luego de que fueran testigo de movimientos de animales faenados entre puesteros de campos aledaños, lo que los ha llevado a suponer la existencia de un matadero clandestino en terrenos vecinos, aludiendo a que detrás de los ilícitos estaría el comercio irregular de carne un local establecido de Punta Arenas, citando además una estancia en San Gregorio, en la cual también se efectuaría el faenamiento irregular de animales.
De acuerdo a los antecedentes que fundan la querella, frente a la serie de delitos que ha perjudicado a la sociedad ganadera, ésta ha sufrido pérdidas que superan los 104 millones de pesos, cifra que respaldan en la presentación judicial con facturas de exportación, enfatizando que los animales robados ya habían sido vendidos.
Finalmente, junto con solicitar la intervención de la Fiscalía, a fin de dirigir la investigación de los hechos, demanda se haga un barrido a predios ajenos, pidiendo se indague respecto de la presencia de animales con marcas de otros terrenos.