Necrológicas
  • Salvador Yeber Campos
  • Francisco Antonio Catalán Leiton
  • Silva González Cárcamo
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio
A pesar de regir nueva disposición municipal que regula la tenencia de canes

Perros deambulan “a su suerte” generando temor vecinal en población El Pingüino

Por La Prensa Austral martes 19 de enero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
503
Visitas

Residentes señalan que no hay fiscalización en el sector surponiente de Punta Arenas que permita aplicar con efectividad la ordenanza sobre control canino.

Ni concejales, ni fiscalizadores andan por la ciudad supervisando el tema de los perros. Eso seguramente hace que la gente se relaje y no respete la ordenanza”, señala a La Prensa Austral Rosario Millacari Inallado, vecina de la población El Pingüino, quien reside por más de 45 años en dicho sector. Su vivienda -ubicada a la vera de la calle Pedro Bórquez- le permite hablar con propiedad de un asunto que se ha transformado en un  verdadero problema vecinal, principalmente para los adultos mayores que deben esquivar cada esquina, a fin de evitar sufrir algún tipo de mordedura.

“Las autoridades municipales deberían acercarse más a las poblaciones, para que puedan apreciar en terreno, que la norma sobre mascotas no se está respetando. Sólo en prolongación Carrera Pinto, ya ha habido ataques a personas adultas. También hay situaciones en que los perros más grandes han matado a cachorritos, que también andan sueltos, producto de las camadas de las perras”, acotó.

La pobladora admite que es común en los sectores altos de la ciudad que las familias -por resguardarse de robos a viviendas- alberguen perros, que pasan a cumplir el rol de vigilantes, pero el problema radica en que dichas mascotas son soltadas por las noches. “Yo vivo sola y por eso tengo que tener un perro -por temas de seguridad- pero lo tengo dentro del patio. Hay personas en esta población que han llegado a tener hasta seis o siete perros en sus casas. Por las noches, es cuando suelen soltar a sus mascotas, algo que no se comprende”, agregó Millacari.

Para Yolanda Vera y José Velásquez, en tanto, la mayor concentración de canes se sitúa en la calle Islote Snipe, entre Bahía Decepción e Isla de Pascua. Algo que se torna grave, considerando que dichas arterias se encuentran cercanas a Pedro Bórquez, donde se ubican los paraderos de la locomoción colectiva.

Nueva ordenanza,
letra muerta

“Hay un problema con las perras que andan en celo, que cuando es momento de parición no hay control y los cachorros deambulan sin dueño”, afirmó Yolanda Vera. Su esposo- José Velásquez- quien es conductor de la línea de taxis colectivos Nº100, refiere a que sin aplicación de una ordenanza para perros, el anuncio sobre su puesta en marcha se transforma en letra muerta. “Sabemos que hay una norma que regula la tenencia de canes y que supuestamente se había modificado para endurecer sanciones y aplicar multas a los dueños de perros que los dejaban sueltos. Sin embargo, si no hay aplicación de la misma ordenanza: ¿de qué sirve?”, reflexiona el taxista que habita en una vivienda situada en calle 1º de Mayo.

El poblador además comentó a La Prensa Austral que -tras sufrir en dos oportunidades el robo de especies en el patio de su casa- debió asumir la tenencia de dos canes, los cuales mantiene debidamente resguardados.

Por su parte, Betty Rubio Silva, planteó que el asumir una mascota implica una responsabilidad colateral, que lamentablemente muchos vecinos no están dispuestos a asumir.

“Creo que siempre se hace necesario tener animales por temas de seguridad, pero dejarlos en la calle no corresponde y no toda la gente se preocupa de eso. Yo desconozco que la nueva ordenanza canina se haya implementado y por lo mismo, creo que sería bueno que alguien del municipio se acercara a informarnos sobre ello. Mi esposo estuvo a punto de ser mordido hace días atrás, justo en calle Pedro Bórquez, teniendo que esquivar a unos perros que se acercaron directamente a acometerlo”, expresó.

Los vecinos entrevistados por La Prensa Austral coincidieron en solicitar que se despliegue en su sector alguna campaña educativa sobre tenencia de mascotas, manifestando desconocer que algún operativo canino haya sido ya realizado y difundido en la población El Pingüino.

Ordenanza municipal

Cabe recordar que la nueva ordenanza comunal sobre Tenencia de Perros fue aprobada en agosto del año pasado, comenzando a regir en el mes de octubre. Entre las obligaciones que describe la Ordenanza sobre Tenencia de Perros, se incluye evitar provocar molestias, daño y/o peligro a los vecinos, “conservando los cierres perimetrales en buenas condiciones estructurales, evitando la proyección de la cabeza de los perros al exterior o su fuga”, según afirma parte de la normativa.

Otra de las obligaciones que figuran para propietarios de perros y/o tenedores, es que los canes no pueden acceder libremente a las vías y espacios públicos, siendo “siempre conducidos por sus propietarios. Y en todo momento deben ir refrenados por un collar o correa, además de un bozal, si el carácter y comportamiento del perro, así lo requiere”, según se dispone.

Las sanciones establecidas en la norma, incluyen multas de -entre 3 a 5 UTM- siendo las infracciones, cursadas y notificadas a los Juzgados de Policía Local respectivos. Conforme al artículo 20 bis, de la Ley 18.287, será el juez quien determinará la multa y si el infractor careciera de los medios económicos suficientes para el pago, se procederá a conmutar en todo o en parte la sanción, a través de la realización de aseo, cuidado y mantención de perros en el Canil Municipal.