Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

Prefecto de Carabineros, tras decimoquinto ataque intencional a vehículo “Vamos a hacer todo lo que la ley nos permita para sacar de circulación a los vándalos que están detrás de los incendios”

Por Nicolás Ulloa viernes 22 de abril del 2016

Compartir esta noticia
870
Visitas

Le digo a los delincuentes que están detrás de esto, están frente a un trabajo profesional de Carabineros y vamos a hacer todo lo que tengamos a nuestro alcance y que la ley nos faculte para sacarlos de circulación”, señaló con evidente enfado el prefecto de Carabineros, coronel Rodolfo Lobos, quien por estos días se ha convertido en el vocero institucional respecto de la seguidilla de incendios intencionales que han destruido vehículos en uso y también los convertidos en chatarra en Punta Arenas. Durante la madrugada de ayer se registró el decimoquinto atentado de este tipo, siniestro que estuvo a poco de propagarse a un inmueble de la población Patricio Lynch, al surponiente de Punta Arenas.

Un modus operandi distinto al que se había visto en los hechos anteriores fue el que utilizaron los autores del incendio, que se desató cerca de las 2 de la madrugada de ayer, ya que esta vez no fue un vehículo abandonado el que resultó destruido por las llamas, sino que se trató de un automóvil operativo el cual fue robado previamente desde el frontis de una vivienda, a sólo dos cuadras del lugar donde terminó incendiado.

Vecina afectada

“Mi marido fue a dejar a un tripulante que se embarcaba, y como a las 22,30 ya estábamos en casa. Yo estaba viendo la novela y escuché el estruendo de un auto que pasó con roncador. Más tarde, de nuevo lo escuché cerca de la casa, y después oí el sonido como de una moto que iba detrás, pero no pensé que sería nuestro auto”, recordó Adriana, antigua vecina del sector, a quien le robaron el automóvil Daewoo Tico que más tarde sería destruido.

Lamentó el daño que le provocaron a su familia, ya que dicho bien, pese a su antigüedad, era cuidado y mantenido en perfectas condiciones. De hecho, habría sido la mala fortuna la que les jugó en contra, ya que normalmente lo guardaban en un patio interior, sin embargo, hace dos días que se les había averiado la chapa del portón, lo que derivó en que lo estacionaran frente a su domicilio, en las inmediaciones de las calles Manuel Rengifo y Fray Camilo Henríquez.

“Además de la pena, da rabia e impotencia porque hay un esfuerzo detrás, pero sobre todo la inseguridad que se siente después de que te roben es terrible”, añadió la denunciante, quien hace más de 37 años reside en el sector.

El incendio

Perpetrado el robo, se desconoce si el o los autores circularon por otros sectores, pero lo cierto es que a la 1,52 horas, la central de Bomberos debió despachar a voluntarios de la Primera Compañía hasta calle 18 de Septiembre, frente al número 2073, donde un vehículo ardía en su totalidad, y el fuego amenazaba propagarse a la vivienda.

Vecinos junto a los primeros bomberos que llegaron al lugar fueron quienes, pese al fuego, alejaron el vehículo del inmueble, el cual resultó con daños en su fachada por la alta temperatura provocada por las llamas.

A la llegada de Bomberos, y tras extinguir el fuego, sólo quedó como evidencia la nada misma, ya que las llamas destruyeron el automóvil que había sido robado un par de horas antes, a menos de 200 metros de ese lugar.

Personal de la Sección de Investigaciones Policiales (Sip) de Carabineros se constituyó en el lugar, pero al igual que en los casos anteriores, pocos fueron los antecedentes que pudieron recogerse de testigos.

Trascendió que el automóvil habría sido incendiado metros más arriba de calle 18 de Septiembre, dejado en una pendiente, circulando por inercia hasta chocar contra la vivienda señalada, lo que tendría relación con el estruendo previo al resplandor, que sintieron los vecinos.

No había seguros comprometidos, las pérdidas en el auto fueron totales, no se registraron personas lesionadas, y hasta ahora, no hay detenidos.

La autoridad

No sólo Carabineros ha manifestado su preocupación en torno al tema, sino que a ellos también se han sumado autoridades como la gobernadora provincial Paola Fernández y el coordinador regional de Seguridad Pública, Diego Arancibia, quienes hicieron un llamado a la comunidad a aportar en forma anónima cualquier antecedente que permita dar con quienes están detrás de estos ataques.

Finalmente el coronel Lobos añadió que “desde nuestro jefe de zona (general Jorge Karachón), quien habla y hasta el último de los carabineros estamos empeñados en una sola cosa en común, resguardar a la ciudadanía y devolverle la sensación de seguridad que se le está intentando quitar, y si es necesario trabajar día y noche como se ha estado haciendo en estas últimas jornadas, y velar por el resguardo de cada una de la evidencia que se logre recabar, me encargaré personalmente, en cada sitio del suceso, de aquello”, concluyó.