Necrológicas
  • Iris Sonia Astorga Mancilla
  • Leonor del Carmen Campana Barría
Por presunta negligencia en contra de joven que se quitó la vida

Presentarán millonaria demanda contra Servicio de Salud y Hospital Clínico

Por R Martinez viernes 15 de diciembre del 2017

Compartir esta noticia
2.654
Visitas

El abogado Pedro Venegas aseveró que Melissa Vera Torres fue internada por 45 días en la Unidad de Psiquiatría del recinto médico, y posteriormente fue dada de alta. Sin embargo, durante su última semana de vida se sintió mal y concurrió nuevamente, donde supuestamente le habrían dicho que era “alharaca” y que “se fuera para su casa”.

Tendida en la arena, con botellas de licores y blíster de fármacos a su alrededor, yacía Melissa Vera Torres en la mañana del sábado 9 de este mes, en el sector costero a la altura de calle Paraguaya. La joven de 29 años decidió quitarse la vida producto de una silenciosa enfermedad que aqueja a millones de personas, pero que en este caso logró empeorar al punto de que la mujer resolviera acabar con su existencia.

Melissa presentaba un cuadro de depresión endógena bipolar, y hace un tiempo estuvo internada en la Unidad de Psiquiatría del Hospital Clínico de Magallanes, por 45 días, tras lo cual le dieron el alta. Sin embargo, la joven madre de una niña de 9 años habría comenzado a sentirse mal durante su última semana de vida, por lo que concurrió con su madre hasta el Servicio de Urgencias del mismo recinto asistencial el jueves 7 de diciembre, solicitando que por favor la volvieran a hospitalizar, encontrando una respuesta negativa, la que según el abogado Pedro Venegas Villavicencio, fue su sentencia de muerte.

Negligencia inexcusable

“Acá se produjo una negligencia o falta de servicio inexcusable cuando ella concurrió acompañada de su madre el jueves 7 de diciembre, dos días antes de su muerte, al Servicio de Urgencias porque se sentía mal y que el tratamiento que le habían dado en esos 45 días no le había hecho ningún efecto. Pero en Urgencias le dijeron que no fuera ‘alharaca’ y que se fuera para la casa, situación que la conllevó a su deceso. La joven no se suicidó porque quería suicidarse sino que venía saliendo de este tratamiento”, precisó.

Bajo este contexto, el abogado tomó la representación legal de la familia de la mujer fallecida, asegurando que en las próximas semanas se interpondrá una demanda civil extracontractual en contra el Servicio de Salud Magallanes y el Hospital Clínico de la región, la cual se persigue que el Estado indemnice con la suma de 300 millones de pesos a la familia por los conceptos de daños morales que han sufrido a raíz de la pérdida de su ser querido.

“En la atención de la joven no hubo oportunidad, diligencia, celo profesional y humanidad por el cuidado de la persona y vida de la paciente, siendo todo ello previsible para detectar el cuadro clínico de que dan cuenta sus  antecedentes. Acá, los artículos infringidos son el 4, 42 y 44 de la Ley Orgánica Constitucional de Bases Generales de la Administración del Estado, como también los 2.320 y 2.322 y siguientes del Código Civil”, prosiguió.

Ella quería vivir

Asimismo, explicó que tanto la madre como los hermanos de la víctima fatal no tenían los medios económicos para recurrir a médicos particulares para que pudieran asistirla, por lo que estaban juntando dinero para trasladarla próximamente a Santiago.

“La familia se encuentra devastada porque eran súper unidos. Su hija de 9 años y su pareja están mal y con la angustia de que Melisa se pudo haber salvado. Si ella hubiese estado hospitalizada, en este momento estaría con vida y la intención de la familia era reunir fondos para trasladarla a Santiago, porque acá no le estaban dando el tratamiento que ella necesitaba. Sin embargo, ella fue empeorando, y en ningún momento consideraron la opinión de la familia ni de ella misma, porque ella quería recuperarse ya que Melissa fue quien pidió que la llevaran a Urgencias ese jueves con la intención de que la internaran nuevamente”, puntualizó.