Necrológicas
  • Hernán Guerra Cowell

Trágica muerte tuvo joven que ingresó al canal Señoret con su vehículo

Por La Prensa Austral viernes 14 de diciembre del 2018

Compartir esta noticia
4.241
Visitas

El hijo de una conocida familia natalina, perdió la vida en un accidente ocurrido ayer en la madrugada cuando el vehículo que conducía ingresó a las aguas del canal Señoret a un kilómetro al norte de la ciudad de Puerto Natales.

La víctima fatal fue identificada como Brian Orlando Maldonado Gallardo, de 23 años, soltero, quien al momento de la tragedia -a las 6,30 horas- circulaba de norte a sur en demanda de la ciudad de Puerto Natales en su vehículo Peugeot, modelo 207, color gris.

Por causas que se investigan, al enfrentar una curva de la carretera siguió de largo saliéndose del camino, ingresando al mar por una pendiente al costado norte de un estacionamiento que hay en el lugar.

Debido a la velocidad que se presume llevaba la máquina se internó aproximadamente 30 metros hacia el interior del canal Señoret (en esos momentos había marea baja) hasta chocar contra una piedra que detuvo el vehículo, el cual quedó en su posición normal pero dando un viraje de 180 grados (mirando hacia el norte).

A consecuencia del feroz impacto el joven natalino habría salido expulsado del vehículo por el vidrio lateral del conductor.

Automovilistas que a esa hora circulaban por el lugar comunicaron a Carabineros y a la Capitanía de Puerto de la presencia de un vehículo en el sector el cual comenzaba a ser cubierto por el agua, en la medida que subía la marea.

Rescate

Hasta dicho sector concurrieron efectivos de la Armada con dos buzos tácticos y un bote de goma. En esos momentos comenzaba un fuerte viento en dirección a la costa en el mismo sentido de la marea. Por ello, las operaciones de rastreo se centraron en un perímetro de 60 metros de largo por 20 de ancho cercano a la playa. Poco a poco se fueron acercando a la costa encontrando finalmente el cuerpo sin vida de Brian Orlando, el cual se encontraba flotando, cubierto por el agua, en posición decúbito abdominal (boca abajo).

El capitán de Puerto (s) teniente primero de litoral, Jaime Cerda Vásquez informó que a las 6,30 horas fueron informados que un vehículo había caído al mar, lo que obligó a activar los planes y protocolos de emergencia. En el lugar, el personal naval se enfrentó a un vehículo que estaba a 20 ó 30 metros de la costa. De inmediato se iniciaron los trabajos de rebusca, dando con el cuerpo a los minutos después.

El oficial de la Armada señaló que se descartó la presencia de otros acompañantes, tanto en el agua como en los alrededores.

De lo anterior se dio cuenta al fiscal jefe de Puerto Natales Cristián Muñoz, quien se trasladó al lugar, ordenando el cierre del perímetro por parte del personal de Carabineros y la concurrencia de personal de la Sección Investigadora de Accidentes de Tránsito (Siat) de Punta Arenas para determinar las causas del accidente. Los peritos viajaron en el helicóptero institucional con la finalidad de disminuir los tiempos de traslado.

Los peritos llegaron al mando del jefe de la Sección de Investigación de Accidentes del Tránsito, capitán Robinson Benelli Valenzuela, quien no descartó la velocidad como hipótesis, aunque es menester estudiar otras variables.

Para ello se realizó un levantamiento planimétrico y fotográfico y se efectuó un peritaje mecánico del vehículo. 

Los restos mortales fueron levantados a las 11 horas para ser enviados al Servicio Médico Legal, donde se realizó la autopsia. El féretro fue entregado a sus acongojados familiares pasadas las 16 horas, tras lo cual se levantó la capilla ardiente en la sede de la junta de vecinos Nº23 de la población Octavio Castro.

Asimismo, una vez levantado el cuerpo se procedió a extraer el vehículo desde las aguas del canal Señoret para lo cual se utilizó primero un vehículo de emergencia de la Primera Compañía de Bomberos y luego una retroexcavadora. La labor fue coordinada por la oficina de emergencia comunal de la Municipalidad de Natales.

Lo iba a vender

Brian Maldonado se encontraba gestionando la venta del automóvil que conducía al momento de la tragedia. Así se lo había comunicado a su hermana mayor, María José Gallardo. Ayer la joven mujer llegó junto a otros familiares al lugar del accidente. Su dolor la impulsó a intentar ver a su hermano cuando personal de la Armada y policial rescataban sus restos desde las aguas. A duras penas logró ser contenida. El dolor de ella y sus acompañantes era visible y conmovedor.

El joven fallecido pertenece a una conocida y querida familia natalina vinculada al Ejército a través de su abuelo y al folclore. En la actualidad el malogrado joven se encontraba cesante, y contaba con licencia para operar maquinaria pesada. Aunque era muy reservado, el miércoles dio a conocer por Whatsapp que se iba a reunir con una persona porque iba a vender su auto. Lo anterior ocurrió alrededor de las 21 horas.

Brian Orlando había nacido en Puerto Natales donde estudió en el Liceo Gabriela Mistral y luego en el Ceia.

La muerte de este joven eleva a 26 los fallecidos por accidentes de tránsito este año en Magallanes, cifra que corresponde a un 100 por ciento más de los casos reportados el año 2017.