Necrológicas

Turistas en la Plaza de Armas, tras arribar en el primer gran crucero de la temporada: “No nos da miedo mientras se haga en forma pacífica”

Por La Prensa Austral viernes 8 de noviembre del 2019

Compartir esta noticia
558
Visitas

En la mañana de ayer centenares de turistas que arribaron a la región en el primer gran crucero de la temporada, Zaandam, se trasladaron a la Plaza de Armas en busca de actividades por las cerca de 10 horas que permanecieron en el puerto de la capital regional. En esos momentos, estudiantes secundarios se manifestaban en el centro de la ciudad. Consultada su opinión por los hechos que estaban observando, donde se toparon incluso con la intervención de las Fuerzas Especiales de Carabineros, la mayoría se mostró tranquilo y sin mayor preocupación.

Proveniente de Australia, Virginia (quien junto a su acompañante reservaron su apellido), afirmó que sabía de los acontecimientos en Chile por los últimos reportes de la prensa internacional. También estaba en conocimiento que el estallido social lo había desencadenado el alza en el pasaje del metro en Santiago.

Su acompañante no quiso opinar acerca de los motivos que desencadenaron el descontento social debido a que, según explicó, para ellos es difícil entender el ordenamiento político del país “porque es muy diferente al que tenemos en Australia”.  Virginia añadió que entendía que los temas se arrastraban por muchos años y acotó que lo único que desaprobaba eran los hechos de violencia.

Desde Oregon, Estados Unidos, venían en el trasatlántico Pamela Peterson y Mark Ward. Mark indicó que no le generaba temor la bulliciosa manifestación pública. “Les hice el signo de la paz cuando pasaron”, subrayó Pamela. En cuanto a las motivaciones de la movilización social en el país, sostuvieron que conocían muy poco del país y prefirieron no opinar al respecto.

Pero sí compartieron su aprobación al derecho de manifestarse de forma pacífica, expresando legítimamente las demandas. “Mientras no haya destrozos y daños, manifestarse es bueno”, puntualizó la turista. Ambos se mostraron contentos de estar en tierras patagónicas.

Los buses que trasladaban a los visitantes desde el puerto los llevaron a distintos puntos de la ciudad, para no quedar estacionados en el centro. Las máquinas de pasajeros pasaron en distintos momentos por la Plaza de Armas donde recogían o dejaban turistas indistintamente.