Necrológicas
  • Juan Bautista Haro Vidal

Una veintena de personas protestó frente a la residencia del obispo Bastres buscando conocer la verdad sobre el caso Harex

Por La Prensa Austral miércoles 30 de mayo del 2018

Compartir esta noticia
Visitas

Una veintena de personas protestó con pancartas frente a la residencia del obispo Bernardo Bastres, pasadas las 19 horas de ayer, haciendo eco a una convocatoria que circuló a través de las redes sociales, buscando de esta manera conocer la verdad sobre el enigmático caso del estudiante Ricardo Harex González, desaparecido en octubre de 2001.

Hasta el lugar también concurrió Sergio Harex, padre de Ricardo, quien junto con agradecer las muestras de apoyo con su causa, instó al obispo Bastres a dar un paso al costado por considerar que debe estar en conocimiento de qué pasó con su hijo. El jefe de la Iglesia Católica en Magallanes se encontraba ayer participando de la reunión de la Conferencia Episcopal en Santiago.

No obstante, durante la tarde, tras una serie de trascendidos difundidos por medios de comunicación de la zona y de las redes sociales en los que nuevamente se vincularía a la Iglesia Católica con la desaparición de Ricardo Harex, fue la propia institución religiosa que a través de un comunicado se refirió al tema, impugnando vigorosamente las denuncias por encubrimiento, enfatizando el interés porque se descubra la verdad con el fin de “establecer la justicia y dar tranquilidad a la familia del joven”.

“La Iglesia de Magallanes siempre ha manifestado gran respeto por las investigaciones que realiza tanto la policía como el trabajo que lleva adelante la ministro en visita Sra. Marta Pinto, al mismo tiempo que cuando ella como el abogado Juan José Arcos han pedido colaboración, siempre se les ha entregado todo lo solicitado, por ello nos extrañan las afirmaciones e informaciones circulantes en medios locales como en redes sociales donde se acusa de encubrimiento, porque dista mucho de la verdad y confunden a la opinión pública, como podrán testimoniar los tribunales y las policías”, señala la versión oficial.

INDH

Sobre el mismo caso, a las 10,30 horas de ayer, llegó hasta la Corte de Apelaciones de Punta Arenas el jefe regional del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Cristián Figueroa, acompañado por la asesora jurídica Marlys Saldivia con el propósito de interponer una querella criminal contra quienes resulten responsables por el delito de sustracción de menor, acción penal que resulta ser la quinta de su tipo y que se enmarca en la desaparición del estudiante del Liceo San José, Ricardo Harex.

Arguyendo que existen diligencias que aún no se han llevado a cabo, el titular local del organismo indicó que todavía hay personas que deben ser citadas ante la justicia, como también volver a escuchar algunos testimonios de personas sospechosas en el caso policial más emblemático de Magallanes, donde ha habido declaraciones de múltiples testigos, hallazgo de osamentas que fueron descartadas y un historial de falsas evidencias de las que ninguna ha tenido un ápice de certeza para poder desentrañar el tortuoso enigma.

“Tenemos la convicción de que se debe seguir investigando. Este tipo de casos pueden revestir el carácter de desaparición forzada que involucra agentes del Estado. Todos conocen que hay carabineros involucrados, situaciones que hasta el día de hoy no son aclaradas, que se dieron el día y los meses posteriores a la desaparición de Ricardo, y ahora la nueva hipótesis del abogado querellante que señala a agentes del Ejército que estarían involucrados. Son casos que revisamos y que pudimos constatar”, conminó.

No obstante, los antecedentes vertidos en el documento no proporcionan nuevos datos a los que ya han sido ampliamente conocidos en tres líneas investigativas, la acción de agentes del Estado, la participación eventual del cura Rimsky Rojas y la hipótesis planteada por el abogado Juan José Arcos ante una presunta participación de ex agentes de la CNI, archivos que estarían en las dependencias de la Quinta División del Ejército.