Necrológicas
  • Elvira Vásquez Alvarado

Una veintena de personas salvó de morir calcinadas por ataque incendiario

Por La Prensa Austral martes 12 de febrero del 2019

Compartir esta noticia
4.180
Visitas

Uno de los trabajadores, Oscar Ulloa, afirmó angustiado a La Prensa Austral que “se empezó a correr
la voz en las piezas para que pudiéramos escapar. Eso permitió que la gente saliera yalgunos
pudieran sacar algunas cosas. Otros no lograron salvar nada, saliendo con lo puesto”.

Por Edmundo Rosinelli

Pudimos haber muerto todos quemados”, afirmó una de las 20 personas que ayer en la madrugada logró escapar a tiempo desde una de las habitaciones de la vivienda que resultó destruida por un incendio, en la población El Pingüino.

La emergencia se desató alrededor de las tres y media de la mañana, en un domicilio particular de dos pisos, ubicado en calle Isla de Pascua Nº952, entre 1 de Mayo y Pedro Bórquez. Afortunadamente sólo una persona sufrió lesiones menores por quemadura.

La dueña de casa, Ximena Pérez Ojeda, ofrece alojamiento y en tal condición tiene 18 pensionistas, todos trabajadores del Frigorífico Simunovic.

Uno de ellos fue el que escuchó un ruido y despertó a otro compañero. En minutos todo era humo y fuego. Enseguida comenzaron los gritos para que los compañeros salieran de las habitaciones. Algunos despertaban extrañados y bajaban de sus literas, saliendo con lo puesto.

Intencionalidad

“Nos despertamos con un fuerte golpe en el techo, como de piedra y botella”, relató a La Prensa Austral, la propietaria, Ximena Pérez.

“Recuerdo que me levanté y al lado de la ventana del comedor, que da a la calle, vi el vidrio roto y una botella en el suelo que estaba encendida”.

Ese envase lograron apagarlo, “pero no nos percatamos que en el segundo piso también habían lanzado una botella con bencina. En total fueron tres, porque la otra la tiraron al antejardín”.

Comentó que en la casa viven unas 20 personas, “porque entrego alojamiento para gente que trabaja para una empresa”.

Sobre el origen del incendio, respondió enfáticamente: “esto fue claramente intencional”.

Consultada si tiene sospechas de alguien, o a quién le atribuye este ataque, lo desconoce por completo. “No tenemos problemas con nadie. Somos personas tranquilas y realmente no logramos entender lo que sucedió”.

La investigación en sí no será fácil porque la casa no tiene cámaras de seguridad. Tampoco los vecinos.

El fiscal de turno, Sebastián González, solicitó la concurrencia de peritos del Laboratorio de Criminalística de Carabineros, que recogieron muestras en el lugar.

“Las pérdidas son cuantiosas, sobre todo el segundo piso, donde quedó todo deteriorado y el primer nivel igual, por el fuego, humo y los efectos del agua”.

La mujer lamentó que en las habitaciones más afectadas sus pensionistas lo perdieran todo. “Veremos cómo los reubico”.

Salvados de milagro

A nombre de sus compañeros tomó la vocería Oscar Ulloa Ruiz.

Los 18 trabajadores son oriundos de Chillán, pero faltaba uno que justo había viajado a su ciudad natal.

“Como las 3,20 escuché dos estruendos seguidos. En eso nos levantamos para ver qué pasaba, porque pensamos que podía ser otra cosa, pero comenzamos a ver humo y fuego”. En su angustiado relato a nuestro medio, el trabajador señaló que “en esos instantes se empezó a correr la voz en las piezas para que pudiéramos escapar. Eso permitió que la gente saliera y  algunos pudieran sacar algunas cosas. Otros no lograron salvar nada, saliendo con lo puesto. En todo caso, lo más importante fue poder sacar a los compañeros”.

A juicio de Ulloa “esto pudo ser una tragedia tremenda, pero lo peor de todo es que fue intencional”.

Este grupo de chillanejos se conoce hace años. Allá trabajaban todos en un frigorífico y ahora se vinieron a probar suerte y buscar mejores expectativas económicas al de Simunovic

Por ahora tenían pensado continuar viviendo bajo el alero de la señora que les otorgaba la pensión, ayudándola a reconstruir lo que dejó el siniestro, “porque cuando llegamos a Punta Arenas ella nos tendió una mano. Se ha portado bien así que ahora tenemos que tenderle nosotros un apoyo”.

Bomberos

El comandante del Cuerpo de Bomberos de Punta Arenas, Eduardo Bahamonde, expresó que a la emergencia acudieron tres compañías (1ª, 6ª y 8ª), más la ambulancia de la Cuarta Compañía.

Cuando ellos llegaron se encontraron con fuego en una de las habitaciones del segundo piso. “Esto fue rápidamente controlado gracias a que los voluntarios llegaron rápido”.

Pudieron constatar que una persona sufrió quemaduras menores, al intentar apagar el fuego de una de las botellas arrojadas con elemento combustible.

De ahí el arribo de peritos de Labocar, a solicitud del fiscal.