Necrológicas
  • Raúl Sergio Miguez Quinán

Video exculpa a dos jóvenes de ataque incendiario: recuperaron su libertad

Por La Prensa Austral miércoles 8 de junio del 2016

Compartir esta noticia
Visitas

Desde la madrugada del pasado 26 de mayo que Robinson Parada Oyarzo y Nicolás Oyarzo Bahamonde permanecían detenidos, tras ser sindicados como los autores de los tres incendios vehiculares ocurridos en las calles Francisco Antonio Pinto, Juan Enrique Rosales y Eusebio Lillo, en el sector surponiente de Punta Arenas. Fue respecto de este último siniestro que nuevos antecedentes sembraron la duda razonable, que llevó al fiscal Felipe Aguirre a reevaluar la prisión preventiva que se impuso en contra de los supuestos implicados.
“Esto ha sido un tremendo error, que nos metieran preso ha sido una injusticia. Resulta que ahora no se puede andar en la calle de noche, porque si algo pasa y lo pillan a uno, de seguro te culpan”, señaló ayer Oyarzo al concluir la audiencia de revisión de prisión preventiva que se llevó a cabo a primera hora en el Juzgado de Garantía de Punta Arenas.
Imágenes de video
De acuerdo a lo expuesto por el fiscal Aguirre, un video fue entregado a la PDI esta semana, en el cual se apreciaría que, el día de los hechos, un tercer sujeto, ajeno a los imputados, habría provocado el fuego del automóvil en desuso que permanecía estacionado frente al domicilio ubicado en calle Eusebio Lillo, esquina Manuel de Salas, en la población Diego Portales.
“El principio de objetividad nos lleva, a la luz de los nuevos antecedentes, y con la intención de investigar lo ocurrido, solicitar que se modifique la medida cautelar impuesta por una menos gravosa”, señaló Aguirre en la audiencia judicial.
Nuevas diligencias
Dicha solicitud, obviamente no fue rebatida por el defensor Guillermo Ibacache, quien además adelantó que se pedirán nuevas diligencias para que la Fiscalía tenga por acreditado que sus representados no habrían participado en ninguno de los incendios que se investigan.
Con lo anterior, el fiscal dispuso que, dado que aún se les vincula a dos de los incendios, se reemplazara la prisión preventiva por las medidas de arresto domiciliario nocturno y arraigo regional, solicitud que fue acogida por el juez Juan Enrique Olivares, quedando con esto Oyarzo y Parada obligados a pernoctar en sus respectivos domicilios, sin poder salir entre las 22 horas y 6 de la mañana, debiendo Carabineros efectuar rondas periódicas en sus hogares para corroborar el cumplimiento. Con la resolución, se puso fin al procedimiento judicial y los imputados recobraron la libertad de inmediato.
Afuera de la sala, los familiares aguardaban a los jóvenes, ambos de 18 años de edad, recibiéndolos con abrazos, reclamando sobre el proceder policial que terminó enviándolos a la prisión. “Ojalá ahora se investigue bien, no son los únicos que están pasando por esto (…) deberían tener más cuidado a quien mandan preso, y esforzarse mejor en atrapar a quien sí incendió esos autos”, reclamaron los presentes.