Necrológicas
  • Hernán Vega

Estudiantes del Nobelius unieron música y canto en forma virtual para celebrar a Chile

Por La Prensa Austral Jueves 8 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
101
Visitas

Estudiantes de segundo básico a cuarto medio del Liceo Nobelius

Guiados por el profesor Luis Vidal, los estudiantes grabaron videos ya sea cantando o tocando algún instrumento, los que fueron editados y ensamblados por el docente, resultando en un hermoso homenaje para las Fiestas Patrias, y que puede verse en el canal de Youtube del establecimiento

Para los estudiantes que gustan de la música y de participar en festivales o veladas, este tiempo de encierro les ha quitado la alegría de juntarse en torno a este arte, que estimula el alma. Esa unión de voces en una canción, el nerviosismo previo a la participación en un festival o la felicidad y el orgullo de recibir el aplauso del público, quedaron reservados para otro momento, cuando esta pesadilla llamada coronavirus solamente sea un mal recuerdo.

Las plataformas virtuales han permitido que se mantenga la comunicación en las comunidades educativas, y obviamente las clases, en un nuevo formato al que han tenido que adaptarse profesores, alumnos, directivos y apoderados. Y pueden servir no solamente para dictar alguna asignatura, sino también para compartir. A propósito de las Fiestas Patrias, el profesor de Educación Musical, Luis Vidal, el “Tío Mota” como le dicen los chicos, tuvo la idea de dar unir a la comunidad educativa en torno a una celebración virtual, con grandes temas del cancionero nacional, profundizando en una idea que comenzó a gestar a principios de año.

“Comenzamos este proyecto en abril, pensando que íbamos a volver a clases en unas dos semanas, pero nunca fue así. Han sido varios meses de esperar que esta pandemeia nos deje en paz, pero tendemos que seguir esperando y cuidándonos para volver a nuestra vida, ojalá lo más normal posible”, reconoció inicialmente el docente. Y como para Fiestas Patrias llevan desarrollando desde hace una década la Noche del Folclore, en la que cantan todos los cursos, “iniciamos este proyecto musical de cantar canciones de folclore o chilenas. Se me ocurrió la ‘brillante’ idea (digo brillante porque me metí en un lío), de que los niños grabaran en casa canciones que yo les estoy enseñando, con sus instrumentos, flautas, metalófonos, traversas, entre otros instrumentos”, añade.

Como la participación era libre, Vidal no imaginaba aportes masivos, más tomando en cuenta las restantes obligaciones académicas de los chicos. “Presentamos seis canciones de las 10 que grabaron, pero solamente seis que incluyen 242 videos, una locura. Así que he estuve 10 días editando videos, día y noche, pero muy contento de hacer este trabajo maravilloso de que los niños puedan cantar y llevarles un poco de alegría a los hogares”.

Y claro, al ver el video de la presentación, que está disponible en la plataforma Youtube (en el canal Radio TV Umag), se puede apreciar que la edición logra que prácticamente se trate de un concierto con una gran cantidad de músicos.

Los temas en que trabajaron fueron “El cautivo de til til”, de Patricio Manns; “Tren del cielo”, de Alejandro Lerner; un mix de Chiloé, “El tiempo en las bastillas”, de Fernando Ubiergo; “Revuelo”, de Rodolfo Maldonado y el cierre, con el clásico de Los Jaivas “Todos juntos”.

Las jóvenes voces

Adonai Navia, de octavo básico, comentó que su experiencia “ha sido divertido, me ha sacado de los momentos aburridos, ya que una está encerrada, pero pasa el día muy rápido cuando puedo tocar mis instrumentos y más divertido cuando tengo que grabar videos, porque nos divertimos mucho en familia”.

Bastián Cuevas va en cuarto básico y opina que “lo que ha hecho el tío ‘Mota’ en música fue lindo, la Noche del Folclore, eran 10 temas que nos envió para que hagamos, tanto en clases o después, con las familias o solos. Me gustó mucho, toco la flauta y el metalófono, hicimos un buen trabajo, de meses, pero muy entretenido. El tío les enseñó a nuestros padres y a nosotros cómo grabar, hasta tener el resultado final, que fue lo más hermoso”.

En tanto, Carolina Peralta, del cuarto básico B, toca la batería desde hace cuatro años “es algo que realmente me apasiona, y más cuando sientes el apoyo del profesor de música de tu colegio, mi querido tío ‘Mota’, quien me invitó a participar en su proyecto de música, donde tuvo el tremendo trabajo de juntar y editar más o menos 200 videos que enviamos, para lograr que esa hermosa experiencia se cumpla. Yo amo la música y estoy feliz de poder haber aportado con este hermoso proyecto musical de mi colegio. La música no cura una pandemia, pero enriquece y alegra el alma”.

Gael Escalona Gesell va en tercero básico y “fue una experiencia divertida, emocionante y feliz. Estuvimos ensayando los martes y practicábamos todos los días, durante más tres meses. Me gustó cantar y ahora vamos a preparar villancicos”. También de tercero básico, Megan Beyer Ortiz, comentó que “me encantó lo que hicimos con el tío ‘Mota’, fue súper entretenido tocar y cantar las canciones folclóricas, las más lindas. Practiqué hasta que me saliera bien. Saludos a todo mi Chile querido”.

Javiera Azaldegui, del cuarto básico, contó que ensayaron por varios meses, esperando las correcciones del profesor, en forma virtual. “Nos dieron la opción de escoger los instrumentos con los cuales tocar las canciones. Mi opción fue tocar el piano. La actividad fue bastante divertida, porque al terminar las clases, las podíamos cantar en familia. Al momento de grabar, igual ocurrieron situaciones muy divertidas. Creo que el proyecto cumplió su objetivo, de entretener a las personas, sobre todo, en este tiempo de pandemia”.

A su vez, Matilde Barría, de cuarto básico, contó que el profesor les enviaba videos con letras, “y yo toqué el piano, flauta y metalófono, y fue muy divertido”.

Del mismo curso, Juan José Mardones, opinó que “fue una experiencia entretenida, con muchas clases de ensayo a través de Zoom y con un buen resultado, donde la comunidad nobeliana tuvo la oportunidad de juntarse”.

Leandro Torres Agustinos va en segundo básico. Reconoce que “al principio me costó un poquito, pero después que hice el primer video, se me hizo todo más fácil. Es primera vez que toco un instrumento y canto, al mismo tiempo”.

Tomás Mardones Pavicic tocó el bombo y “fue muy difícil hacer las canciones. Una vez me quedé despierto hasta las 2 de la mañana porque no me salían las canciones, pasaban autos y mi perrita ladraba. Me imagino que igual fue difícil para mis compañeros, pero fue divertido, aunque hubiese sido mucho más si hubiese estado en mi colegio, con mis amigos sobre el escenario”.

Ignacia Beltrán recordó que “fue un proceso complejo, porque grabar la voz y el audio fue complicado. El profesor hizo un gran trabajo, porque era difícil por la gran producción que representa editar los videos. Nos sirvió mucho para distraernos por el tema de la cuarentena y la situación que estamos viviendo”.

Los más grandes también entregaron sus aportes musicales. Fernanda Azócar, de cuarto medio, integra el conjunto vocal. “Para mí, grabar este proyecto no fue muy complicado. Básicamente ensayé las canciones y después que me las sabía, las grababa. Para eso, escuchaba la música desde el computador y cantándola mientras me escuchaba, al mismo tiempo que la grababa. Cuando tenía los videos, se los enviaba al tío ‘Mota’ a través de wetransfer. En lo personal, me gustó mucho este proyecto, ya que de cierta forma, nos sentimos juntos cantando, a pesar de la distancia, y para mí fue una forma diferente de despedirme del colegio, ya que este año iba a ser mi última Noche de Folclore, que lamentablemente no se pudo realizar, por la situación que estamos viviendo. Pero aún así, me siento contenta de haber formado parte de este proyecto y que ojalá a futuro se sigan haciendo cosas parecidas. Y finalmente, agradecer al tío ‘Mota’ por hacer un excelente trabajo y dejarnos participar”.

Sofía Vidal, de segundo medio, tocó la flauta traversa y también cantó. “Esta fue una experiencia totalmente nueva y fue muy entretenido haber aprendido nuevas canciones”.

Finalmente, Valentina España indicó que fue una experiencia novedosa “que nos ayuda a conectar con otros compañeros de distintas edades y nos permite retomar una actividad que se hace en forma presencial todos los años. A pesar de lo que estamos pasando a nivel mundial, logramos el objetivo que era expresarnos mediante la música”.