Necrológicas
  • Mario Manuel Varillas Cusevich
  • Yolanda Andrade Barría
  • Ramiro Lai Caipillán
  • Henry Mansilla Santander
  • Jorge Eugenio Millapinda
  • Mirna Alvarado Saldivia

Bombardean emblemática catedral armenia

Por Agencias Viernes 9 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
44
Visitas

La histórica catedral armenia resultó muy dañada tras los bombardeos de Azerbaiyán en Nagorno Karabaj.

La emblemática catedral armenia de Ghazanchetsots, situada en Nagorno Kabaraj, fue alcanzada por segunda vez por bombardeos del Ejército azerí este jueves. El ataque hirió a varios periodistas que se encontraban en el lugar, según informaron autoridades armenias.

“Periodistas rusos y locales fueron heridos en el segundo bombardeo de las fuerzas azeríes contra la iglesia Ghazanchetsots”, indicó el Centro de Información del gobierno armenio en Twitter. Uno de ellos, agregó, debió ser operado.

Las imágenes difundidas por Centro de Información armenio mostraron importantes daños: un gran agujero en el techo del edificio, vidrieras reventadas y los bancos y varios objetos religiosos volcados entre el polvo y los escombros.

La catedral, emplazada en la ciudad de
Shusha, había sido reconstruida en la década de ’90  tras la primera guerra de Nagorno Karabaj, y se convirtió en un símbolo para los armenios.

Para el arzobispo de Karabaj, Parguev Martirossian, este ataque es propio de los métodos del Estado Islámico. “Ellos -los azeríes- atacan nuestros valores espirituales”, declaró. Es que Armenia y otros países han acusado a Turquía de llevar mercenarios del Estado Islámico desde Siria a Nagorno Karabaj para apoyar a las fuerzas azeríes, que ya cuentan con el firme respaldo de Ankara. Ello le ha valido una fuerte condena al Presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

A Shusha, dividida durante mucho tiempo entre las dos culturas -cristiana por Armenia y musulmana por Azerbaiyán-, se la suele llamar la “Jerusalén de Nagorno Karabaj”.

Las facciones no parecían dispuestas a deponer las armas en la previa de la primera reunión llamada para abordar el conflicto, que debía celebrarse este jueves en Ginebra.

El balance oficial desde el 27 de septiembre, cuando se reanudaron los enfrentamientos, asciende a entre 300 y 400 muertos, incluyendo a unos 50 civiles. Pero este balance es muy parcial, pues Bakú no anuncia sus pérdidas militares y ambos bandos afirman haber neutralizado a miles de soldados rivales.