Necrológicas
EDITORIAL

Fracaso de la estrategia ante Covid-19

Por La Prensa Austral Domingo 11 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
35
Visitas

Algunos teorizan que Magallanes está, al igual que países europeos, viviendo una segunda ola de coronavirus y que esto, en parte, explicaría la grave situación epidemiológica que enfrenta como región.

La posible mutación del virus es otra de las causas que han surgido en las últimas semanas como posible explicación al aumento de casos y la imposibilidad de controlar el contagio, pese a que entramos en la octava semana de cuarentena en Punta Arenas, comuna que concentra gran parte de la población regional.

Lo cierto es que de las estadísticas sólo se puede llegar a una conclusión: el total fracaso de la estrategia gubernamental implementada en Magallanes para controlar esta pandemia.

Esto, pese a que, con el cambio de timón realizado en la intendencia, se apostó a dar un giro total y más efectivo a esta estrategia. Pero, ya han pasado tres semanas desde que asumió la nueva autoridad y no se ha apreciado un cambio sustancial.

Ello, mientras las distintas jefaturas siguen insistiendo -y cada día lo hacen con mayor ahínco- en volcar en las personas, al ciudadano común y corriente, la total responsabilidad del punto al cual hemos llegado.

Ayer, nuevamente el reporte fue preocupante: 302 casos nuevos. El total acumulado se eleva a 10.536 y el de fallecidos, a 106 personas. Hay 76 pacientes hospitalizados. Todo esto tiene al personal y equipamiento del Hospital Clínico al límite. Para que éste no colapse se han seguido realizando aeroevacuaciones de pacientes a otros centros médicos de Santiago, como el tercer megaoperativo efectuado el viernes pasado.

Se han hecho demasiadas cosas mal. La trazabilidad ha fallado y el nuevo centro se muestra aún desorganizado. Persisten las dudas sobre la forma en que se ha manejado el ingreso de pasajeros -muchos trabajadores de plantas pesqueras, salmoneras y de la construcción- en los terminales aéreos y también los traslados marítimos de operarios a diferentes localidades.

Otra interrogante es la efectividad de las fiscalizaciones. La poca coordinación entre los diferentes entes involucrados sigue siendo otra falencia. Pero, lo más grave es que los mensajes gubernamentales siguen siendo contradictorios. Ejemplo de esto último fueron las declaraciones del ministro de Salud, Enrique Paris, teorizando sobre cuán inefectivas son las cuarentenas prolongadas, y, 24 horas después, el retruque de la intendenta afirmando que la que rige en Punta Arenas, Porvenir y Puerto Natales no se levantará.