Necrológicas
  • MarioLatorre Díaz

Candidaturas independientes: las reglas que hacen que aliarse con un partido permita salir más fácil electo

Por La Prensa Austral Lunes 2 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
91
Visitas

“A nadie le conviene ir solo”, es la principal conclusión de las expertas, que explican que a menos que un candidato independiente se sume a la lista de un partido político, o conforme una lista independiente con otros candidatos, sus posibilidades de elección son bajísimas.

De acuerdo a lo establecido en la Ley 21.216, la elección de constituyentes se regirá por el sistema por el cual se eligen a los diputados y diputadas, pero con ciertas modificaciones. Así, la unidad electoral será el distrito, los cuales según lo que dispone la ley, tienen entre 3 a 8 escaños por cada uno. Con esto, entre los 28 distritos en los que se divide nuestro país, se elegirán los 155 constituyentes que elaborarán la nueva Constitución, en un proceso que ya empieza a mostrarse cuesta arriba para los independientes.

Esto porque para postular, los candidatos que no estén afiliados a un partido tendrán dos alternativas: correr solos, lo que exige según la ley juntar firmas equivalentes al 0.4% de los electores que hubiesen sufragado en el respectivo distrito electoral en la anterior elección periódica de diputados, en este caso, las votaciones del año 2017. O en caso contrario, conformar un pacto de independientes, en cuyo caso la ley le permite a un grupo de 6 a 9 candidatos -según el número de escaños de cada distrito- inscribirse con un 1.5% de firmas de los electores que hubiesen sufragado en el respectivo distrito.

Una tercera alternativa, podría configurarse al aliarse con un partido, en cuyo caso el independiente estaría supeditado a sus determinaciones, pero tendría muchas mejores posibilidades de ser electo.

Así, dependiendo del distrito, los candidatos independientes que corran solos deberán juntar firmas que van desde las 154 en el distrito con menor votación en la elección pasada (conformado por Aysén, Cochrane, Coyhaique, Guatiecas, Chile Chico, Cisnes, Lago Verde, O’Higgins, Río Ibáñez y Tortel), hasta las 1.932 en el de mayor votación (Colina, Lampa, Pudahuel, Quilicura, Estación Central, Maipú, Til Til y Cerrillos).

Hasta aquí, todo relativamente bien. No obstante, algunas restricciones vinculadas a la forma en la que una vez contados los votos se reparten los escaños, dificultan el camino para los independientes.

“A nadie le
conviene ir solo”

Probablemente la principal traba para los candidatos independientes, y la razón por la que ya varios partidos políticos como el PC y RD han anunciado que entregarán cupos para independientes, es la vinculada a la forma en la que una vez contabilizados los votos, se repartirán los escaños.

Esto porque un candidato independiente que corra solo competirá contra la votación sumada de la lista que se le oponga.

Es decir, que en un distrito que elige 8 diputados, por ejemplo, el independiente competirá contra la votación sumada de los candidatos (hasta 9) que conformen una lista de partidos.

“Se van a sumar los votos, por eso un candidato que corra solo no va a tener ninguna posibilidad. Un candidato en solitario no tendría que competir con otros candidatos como individuos, sino con la lista. Por eso es que la única forma de que los independientes sean electos es con listas de independientes”, explicó la académica del Instituto de Asuntos Públicos y Dra. en Ciencia Política, Claudia Heiss.

De esta manera, a menos que un candidato independiente se sume a la lista de un partido político, o conforme una lista independiente con otros candidatos, sus posibilidades de elección son bajísimas.

En relación a este punto, cabe mencionar que el miércoles 14 de octubre en la Cámara de Diputados se rechazó una norma que permitía a candidaturas independientes constituir un subpacto al interior de un pacto con partidos políticos, lo cual se hubiera constituido como una alternativa para mantener la independencia, a su vez que adquirir la fortaleza necesaria para enfrentar las elecciones.

Firmas en notarias versus firmas electrónicas

Otra de los escollos que tienen los candidatos independientes, es que para reunir sus firmas, deberán acudir físicamente a entregar dichas firmas a una notaria, lo cual en tiempos de pandemia claramente no es un estímulo a la participación.

Por el contrario, en el caso de los partidos políticos, estas firmas podrán constituirse de forma digital, a través de la clave única que cada ciudadano puede obtener a través del Registro Civil.

Nuevo proyecto de ley

Con la intención de corregir estas problemáticas, actualmente se encuentra en su segundo trámite legislativo (ya aprobado en la Cámara) el proyecto de ley que “Modifica la Carta Fundamental, para facilitar la suscripción de patrocinios y la declaración e inscripción de listas de candidaturas independientes, con miras a la elección de los integrantes del órgano constituyente a que se refiere su disposición vigésimo novena transitoria”.

Esta iniciativa permitiría por un lado, disminuir la cantidad de firmas para las listas independientes, de 1,5% a 0,5% de los electores que hubiesen sufragado en el respectivo distrito electoral en la anterior elección periódica de diputados, y por el otro, bajar el número de firmas para inscribir candidaturas individuales de 0,4% a un 0,2% de los electores que hubiesen sufragado en el respectivo distrito electoral en la anterior elección periódica de diputados.

Asimismo, pretende facilitar la inscripción estableciendo una plataforma electrónica para los independientes, a través de la Clave Única.

Paridad de género

Finalmente, una última regla importante del proceso electoral que se viene para abril de 2021, es que la paridad de género está asegurada tanto de entrada como de salida.

Esto, porque se exigirá que las listas que se presenten sean paritarias, pero además, en caso de que por ejemplo, en una lista que haya sacado el 60% de los votos totales, se elijan 6 candidatos, y de esos 4 sean hombres, se deberá cambiar al último candidato hombre, por la mujer que haya obtenido la mayor cantidad de votos y que no haya resultado electa.

Con ello, se asegurará que se elija a tres mujeres y tres hombres en dicha lista.

“Eso es lo que hace que esta sea la primera convención paritaria del mundo. Que la paridad está asegurada en el resultado, no sólo en la lista”, explicó sobre esto María Cristina Escudero, quien participó de la mesa técnica que elaboró esta legislación, y es además académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile.

Un último aspecto que vale la pena mencionar, es que en lo económico, también habrán diferencias sustantivas, básicamente debido a que la ley de gasto electoral reembolsa el dinero por cantidad de votos obtenidos, pero esto se hace una vez terminada la elección, por lo que los independientes tendrán que acceder a formas de financiamiento que ellos mismos se procuren.

Lo mismo ocurrirá con el acceso a los medios de comunicación y a la franja electoral, donde la representación será asimétrica, pues los independientes tendrán el mismo tiempo que le corresponde al partido menos votado en las últimas elecciones parlamentarias, reproduciendo situaciones como las de candidatos que han tenido espacios de apenas 2 a 3 segundos en las franjas del pasado.

El Desconcierto