Necrológicas
  • Marcos Sepulveda Guajardo

Venció al bullying y ya es una de las promesas chilenas del judo

Por La Prensa Austral Lunes 2 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
717
Visitas

Marco Cortés Jeldes, joven deportista magallánico

El estudiante del Liceo Experimental Umag cumplió ayer 15 años de edad y los celebró obteniendo el primer lugar en el Campeonato de Judo Online Sport Connect, organizado por el club Unap, de Iquique

Lejos de lamentar este año tan especial para todos los deportistas, para el judoka Marco Cortés Jeldes, estudiante del Liceo Experimental Umag, e integrante del club YamaHarashi Judo, la emergencia sanitaria y su consiguiente suspensión de entrenamientos presenciales y torneos, no fue impedimento para que siguiera progresando como deportista. Los entrenamientos en casa le permitieron mejorar su técnica y así fue como este fin de semana, obtuvo el primer lugar en la categoría 15 años, en el Campeonato de Judo Online Sport Connect, organizado por el club Unap, de Iquique, y en el que participaron deportistas de todo el país.

Al no haber campeonatos presenciales, la tecnología propició este encuentro virtual que dejó muy contento a Marco, que justo ayer celebró sus 15 años. “Tenía varias categorías y consistía en realizar un entrenamiento, enseñando una técnica. A medida que realizabas determinabas cosas, te daban mayor puntaje. Incluí un palo de escoba, una mochila, un elástico, grabé el video, que debía durar máximo dos minutos. La premiación fue el sábado y se transmitió por Facebook, donde se mostraron los videos y me hicieron preguntas”, explicó Cortés sobre este campeonato.

En ese video mostró parte de la adaptación que ha debido hacer para sus entrenamientos, en este contexto de cuarentena. “Por ejemplo, el ejercicio con la mochila, en principio están enfocados en hacerlo con un compañero, pero al estar en casa igual podría practicar con mi hermano, que igual hace judo, pero la idea no es lesionarlo con mi fuerza. Así que le poníamos peso a la mochila y tratamos de arreglarnos de esa forma para poder entrenar. También el IND nos ha dado implementos deportivos, así que igual nos hemos adaptado bien”, resumió el deportista, de 1,74 metro y 67 kilos de peso.

Una alegría más que le brinda el judo, deporte que también lo salvó de una triste realidad que viven muchos niños: el bullying. Porque si bien comenzó haciendo karate, “en el colegio había un chico que me ahorcaba. Le explicaba el tema a mi sensei y no sabía qué hacer. Durante los entrenamientos, me enseñaba llaves y triangulaciones y me decía que eran de judo. Me dio el dato de un sensei, fui y se me hizo fácil, gracias a eso pude sacar carácter y defenderme. Además que lo encontraba distinto a otros deportes, y actualmente estoy entrenando en el programa de Promesas Chile con la entrenadora Sandra Moreno”.

Haber aprendido estas técnicas no significó que se tomara revancha de su agresor, sino que le permitió “sacar reflejos y carácter, porque me costaba defenderme. Antes podría haberlo hecho, pero no sentía la seguridad de poder hacer algo. El judo, además de carácter, me sacó más rapidez, reacciones. En el programa en que estoy, me gusta el ambiente en que se entrena”, añadió.

Para Marco Cortés, el judo, a diferencia de otras disciplinas deportivas, “se busca mucho cuidar al contrincante, porque se trata de técnicas de botar al compañero, pero cómo hacer para que no caiga mal y no se lesione. En las reglas, te pueden poner faltas por cosas que podrían ser potencialmente peligrosas para tu compañero. Por ejemplo, no tirarlo hacia atrás estando en el suelo, porque se puede lesionar la espalda”, destaca Cortés, que en su casa, su hermano menor, de 9 años, también practica judo, y su hermano mayor, otras disciplinas.

Carrera ascendente

Marco Cortés reconoce que, al principio, no tenía participaciones destacadas. “En mi primer año competía únicamente en campeonatos regionales, y al final recién sacaba lugares. A mi segundo año empecé a competir a nivel nacional y a entrenar en el programa entrenamiento Promesas Chile de nivel iniciante, (correspondiente a mi edad). Ese año, 2018, gané un Campeonato Regional que era un selectivo para el Campeonato Escolar Nacional. De ahí empecé a entrenar con el programa entrenamiento Promesas Chile avanzado, en el que entreno actualmente”.

En ese programa estuvo todo el año pasado y en los tres campeonatos nacionales que se realizan al año, sacó primer lugar. “Clasifiqué nuevamente al Campeonato Nacional Regional, pero esta vez logré sacar primer lugar y con eso, clasifiqué al Campeonato Escolar Sudamericano, donde obtuve segundo lugar individual y otro segundo por equipos”.

Y a pesar que pudiera pensarse que la emergencia sanitaria cortó todo este progreso, Marco Cortés no lo ve tan de esa manera. “Es que igual he podido adaptarme bien al entrenamiento e incluso siento que he podido avanzar más técnicamente y en fuerza. Obviamente, esto no es lo mismo que un entrenamiento presencial, pero a lo que quiero llegar es a que el entrenamiento se ha adaptado bien a las condiciones en que estamos. Siento que he avanzado técnicamente y físicamente”, aseguró.

Por esa razón, sus proyecciones son las mismas que tenía antes. “Ahora pasé a la categoría sub 18, entre los 15 y 18 años y tengo pensado prepararme bien en esa categoría para poder mejorar mi técnica y enfrentarla de buena manera. A nivel campeonato, el Panamericano de 2023 es al que me gustaría llegar”, apunta Marco Cortés, que finaliza agradeciendo a sus entrenadores: “Todos estos logros fueron gracias a mis dos senseis que me recibieron en el alto rendimiento, la sensei Adriana Chiguay y mi sensei Sandra Moreno”.