Necrológicas

La corona que el Chile le arrebató a Umag en 1985

Por La Prensa Austral Viernes 13 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
590
Visitas

De la mano de un puñado de figuras, el Chile desafió al entonces monarca vigente Umag y se coronó campeón del básquetbol federado adulto masculino en la temporada 1985, adjudicándose una recordada final por 70-63.

“¡Chile campeón!… Una frase que lo resume todo, porque esta vez se dio lo que siempre debería ser en el deporte, que el campeón sea el mejor. Eso fue el Chile y por ello se lleva un nuevo título dentro del básquetbol local”, resaltaba La Prensa Austral el lunes 30 de septiembre del ‘85, un día después de la finalísima.

En la nota se elogiaba también a Umag, “otro gran equipo, que cayó dando pelea hasta el final, con un espíritu de lucha que no siempre se le ve. Sin embargo eso no fue suficiente para que los universitarios pudieran repetir esta vez el título alcanzado en la temporada pasada”.

La “culpa” fue del cuadro albo, “un grupo de jugadores imbuidos de esa mística tan propia del Chile, con garra y entrega, compensando con eso quizás su inferioridad técnica y como ensamble de equipo respecto a los universitarios”.

EXPERIENCIA

Según el comentario de LPA, el Chile “supo utilizar al máximo las que son sus mejores armas, la experiencia y calidad de jugadores veteranos, de mucha ‘cancha’, que han estado en muchas finales y ganado varios títulos, como son ‘Pachi’ Yáñez y Víctor Vergara, junto a la fiereza de Hernán Miranda y la juventud de Jaime Soto y especialmente de Aldo Villarroel (hijo), quien anoche se consagró como un gran jugador”.

Los cinco mencionados fueron de la partida en la final y llevaron el peso del partido, apoyados por sus compañeros que saltaron desde la banca.

Umag, por su parte, entró al rectángulo con Fernando Pletikosic, Víctor Chiari, Jaime Twymann, Renato Arias y Sergio Olate.

LAS ACCIONES

“Los primeros minutos de la final fueron parejos, pero luego el Chile comenzó a hacer su juego aprovechando el nerviosismo de Umag, lo que se reflejaba en el gran número de lanzamientos fallidos, mientras que a los albos les salía prácticamente todo. Umag intentaba a veces con una marca a presión, lo que le permitía descontar y acercarse en el marcador, pero sin poder pasar arriba. Dentro de esa tónica, el primer tiempo finalizó con la ventaja para el Chile de 32 a 25”, analizaba nuestro diario.

COMPLEMENTO

En la segunda etapa, el ingreso de Roberto Twymann le aportó fuerza al conjunto universitario, lo que coincidió con el repunte. “A los 10 minutos estaba perdiendo Umag por 41-51, sin embargo producto de esa reacción logró empatar a los 14’, quedando la cuenta igualada a 53 y acto seguido pasó arriba 54-53”, apuntaba La Prensa Austral.

Sin embargo, los albos reaccionaron rápido con precisos lanzamientos de media distancia de ‘Pachi’ Yáñez y entradas profundas de Hernán Miranda.

“Cuando faltaba un minuto para el final, el Chile estaba arriba 66-59 y ya se sentía campeón. Entonces empezaron a enfriar, a calmar el juego, evitando que Umag se acercara, y así llegó el pitazo final con la cuenta 70-63 que reflejaba exactamente la diferencia que hubo durante gran parte del encuentro y que significó una nueva estrella para el elenco, precisamente, de la estrella roja”, complementaba LPA, subrayando que “el título dejó complacido a la gran mayoría del público que colmó las aposentadurías del gimnasio de la Confederación”.

DIGNO RIVAL

Asimismo, se resaltaba “la calidad de Umag, gran animador de la competencia y cuyos jugadores, con ejemplar comportamiento deportivo, digno de su calidad de universitarios, supieron perder con la frente en alto y felicitar a los vencedores como corresponde”.

Al cierre, nuestro diario hacía hincapié en “una linda final que logró llenar el gimnasio como en sus buenos tiempos” y en la imagen de José Ballesteros, el recordado presidente del Chile, “alzando el trofeo que sus muchachos ganaron y que en gran parte también le pertenece a él y su directiva, que con su trabajo y esfuerzo colocaron al Chile nuevamente en el sitial más alto de nuestro baloncesto”.

ESTADISTICAS

Chile (70): Aldo Villarroel 15; Jaime Soto 4; Hernán Haro 2; Hernán Miranda 7; Víctor Vergara 15 y Patricio Yáñez 27.

Umag (63): Renato Arias 7; Sergio Olate 7; Fernando Pletikosic 13; Roberto Twymann 8; Víctor Chiari 22 y Jaime Twymann 6.