Necrológicas
  • MarioLatorre Díaz

Carrera promocional que abrió la puerta al rally en Magallanes

Por La Prensa Austral Domingo 15 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
66
Visitas

En la actualidad para todos son conocidas las competencias de automovilismo en la modalidad de rally, donde los pilotos con sus máquinas participan junto a sus pares en carreras por caminos rurales secundarios y donde quien completa el total de los tramos de  competencia en el menor tiempo posible es el ganador.

En nuestra región es tradicional el campeonato que organiza ya por diez temporadas el Patagonia Rally Club (PRC) y que ha significado un desarrollo muy importante para esta disciplina que por mucho tiempo no tuvo su espacio en el calendario anual.

Pero mucho antes, en 1985, ya existía la inquietud entre los “tuercas” locales por incursionar en esta modalidad, copiando en parte lo que ya se hacía desde comienzos de los ‘70 en el norte del país y apoyado en la cantidad y calidad de los caminos en nuestra región.

Además ya incursionaban en las pruebas del norte algunos pilotos puntarenenses como Alejandro Domic y Eduardo Silva, quienes cumplían buenas presentaciones en un automovilismo nacional que se presentaba con muy poca actividad y donde el rally era lo más trascendente.

PRUEBA
PROMOCIONAL

Es así como el Club de Automovilismo Enap, integrante de la Asociación Regional Austral de Automovilismo Deportivo (Araad), decidió realizar a comienzos de diciembre de ese año un rally promocional en nuestra ciudad el que contó con cerca de una veintena de binomios que se distribuyeron en tres categorías, la “A” de 0 a 1.000 c.c., la “B” de 1.001 a 1.400 c.c. y la “C” de 1.401 a 2.000 c.c.

Favoreció la realización del evento la presencia en Magallanes de Leonardo Chacón, quien participó como piloto en los primeros rallies efectuados en nuestro país en los ‘70 y derivando posteriormente, entre 1974 y 1980, al cargo de presidente de la Comisión Rally de la Federación de Automovilismo de Chile.

También tuvo participación destacada en el “Rally Vuelta a América del Sur” que se organizó en 1980 en conjunto con el Automóvil Club Argentino que y tuvo una duración de 45 días pasando por todas las capitales de los países sudamericanos, recorriendo treinta mil kilómetros, además ese mismo año actuó también como comisario deportivo en la primera fecha del Mundial de rally que se realizó en Sudamérica.

Con esos antecedentes era sin duda la persona indicada para asesorar y educar a los dirigentes y corredores regionales y fue así como realizó charlas para explicar cómo se corren los rallies, qué labor cumplen los navegantes, qué son los prime, los enlaces o las hojas de ruta, todos términos totalmente desconocidos para los pilotos en ese tiempo.

TEMOR DIRECTIVO

Entre los dirigentes de la Araad existía un temor en realizar este tipo de competencias ya que pensaban que podría mermar el parque de máquinas para las carreras en Cabo Negro, que en esa época presentaba una disminución importante.

Pero poco pudieron hacer ya que los pilotos mostraron un gran interés por participar, logrando un parque más que importante para una primera carrera, destacando la presencia de figuras de la talla de Eduardo Mladinic, Ernesto “Tincho” Gómez, Manuel Aqueveque, Enrique Seoane, “Teo” Martinic, Jaime “Churrasco” Paredes, Oreste Bonicioli, Eduardo “Cementerio” Silva, José “Tololo” Oyarzún, Simón Vukovic, René Venegas, Juan Carlos Pérez, Luis Almonacid y Miguel Antonín, entre otros.

En la previa había bastante entusiasmo entre los participantes, donde Eduardo Silva se mostraba bastante optimista “todo ha sido tomado con mucha seriedad. Junto a Francisco Cárdenas y Lorenzo Alasevic hemos logrado preparar una máquina totalmente confiable, por otro lado tengo una gran responsabilidad porque se supone que soy una de las personas que tiene más experiencia en rally”.

Juan Carlos Pérez también se mostraba entusiasmado, “en mi caso me entusiasmé cuando acompañé a Eduardo Silva a un rally nacional en calidad de copiloto (navegante), con tan mala suerte que no pudimos participar por problemas mecánicos pero los preparativos me permitieron interiorizarme de lo que realmente es un rally”.

“TINCHO”
EL PRIMERO

A “Tincho” Gómez, uno de los primeros que se inscribió, le llamó mucho la atención esta competencia “desde un principio tuve intenciones de intervenir. Creo que es interesante y una novedad en la región. Pienso que este evento va a ser todo un éxito”.

“Lalo” Mladinic la consideraba un tanto novedosa, “pero no es extraña para la gente de esta región que se ha acostumbrado a correr en los caminos de tierra y de difícil acceso. Es importante, considerando que ha bajado el parque en el autódromo y va a ser una alternativa ya que hay autos que están preparados porque intervinieron recientemente en las Tres Horas de Natales y en el Gran Premio”.

Con ese entusiasmo se llegó al sábado 7 de diciembre, primer día de competencia, donde se presentaron sobre una rampa las máquinas en la Plaza de Armas, saliendo al sector de Avenida Independencia donde se largó el primer especial con destino al Club Andino, en una trepada de seis kilómetros que fue clasificatoria para las etapas del domingo.

Al día siguiente se disputaron otros seis tramos cronometrados por sectores como Tres Brazos, Tres Morros, Agua Fresca, aserradero Monte Azul, camino antiguo de Río Seco, Kon Aiken, Cabeza del Mar, Villa Tehuelche y Gobernador Phillipi, con un total de 352 kilómetros de los cuales 241 fueron cronometrados y 111 de enlaces.

VENEGAS
EL PRIMERO

En lo competitivo, el ganador de la clasificación general fue el binomio integrado por René Venegas y Gerardo Alvarez, que también se impuso en la categoría “C” hasta los 2.000 c.c. con un tiempo total de 1h.36’57”, seguido de Ernesto “Tincho” Gómez, “Teo” Martinic y José “Tololo” Oyarzún.

En las otras series los triunfos fueron para Simón Vukovic en la “B” con 1h.51’40”, seguido de Luis Mansilla de Puerto Natales, Jaime “Churrasco” Paredes y Manuel Aqueveque. Por su parte, en la “A” la victoria se la llevó Enrique Seoane con 1h.56’54”, segundo terminó Miguel Antonin y tercero llegó Luis Almonacid.

Al día siguiente “La Prensa Austral” comentaba sobre la victoria de Venegas, “desde los primeros momentos se pudo observar la buena labor cumplida por René Venegas, quien conduciendo hábilmente su Ford Taunus 2.000 no sólo comenzó a dominar la prueba en los prime del sector sur sino que también continuó realizando una excelente labor cuando correspondió participar en las etapas del sector norte de la ciudad”.

“Su más serio competidor fue indudablemente “Tincho” Gómez, pero éste sufrió un desperfecto que lo obligó a bajar la velocidad en el sector de Río Verde, pudiendo Venegas aumentar su ventaja”.

“Lamentablemente debieron desertar por inconvenientes mecánicos, primero Eduardo Mladinic a pocos minutos de largar y posteriormente Eduardo Silva, quien estaba acercándose al líder”.

MENTALIDAD
GANADORA

Concluida la competencia se realizó la entrega de premios en la misma Plaza de Armas, donde René Venegas se mostró muy alegre y comentaba que “la primera experiencia siempre es muy importante para todo el mundo y aquí se han sacado un siete los organizadores. Como piloto creo que todos hemos disfrutado muchísimo y estos rallies estimo que deben continuar efectuándose en la zona”.

Sobre la carrera comentó que “siempre he actuado con una mentalidad ganadora. El auto lo prepara Lorenzo Alasevic y lo hace para ganar. Desde luego que en esto la suerte influyó mucho y debí enfrentarme a pilotos capacitados como Eduardo Mladinic, “Tincho” Gómez y Eduardo Silva, pero siempre con el deseo de ganar”.

“¿El navegante? La verdad es que Gerardo Alvarez anduvo muy bien. El navegante hace el 50 por ciento de la carrera. Incluso tiene la responsabilidad de la integridad de ambos pilotos y es el hombre que anuncia la ruta, porque es imposible que el piloto se acuerde de todo”.

Por su parte, un joven Enrique Seoane también comentó sobre su triunfo “el rally es muy bonito. Es algo nuevo que se está haciendo. Tiene grandes perspectivas a futuro”.

“Creo que todo el mundo que compite tiene la secreta esperanza de ganar. Lamentable fue la deserción de Bonicioli. A lo mejor si hubiese continuado en carrera las cosas podrían haber sido diferentes”.

SIMON VUKOVIC

Simón Vukovic también destacó la competencia, “realmente fue una prueba muy linda, fuera de lo común, que no se estaba haciendo hasta el momento. Es una buena modalidad que está de moda en el país y nosotros no podíamos mantenernos al margen de esta especialidad de competencia deportiva”.

Finalmente los organizadores mostraron su satisfacción por lo realizado, tal cual lo indicaba Pedro Gómez como presidente del Club de Automovilismo Enap.

“La verdad que si uno habla de éxito la respuesta deben darla los pilotos. Ellos son los que deben hacer las críticas y yo a través de ellos voy a saber si todo resultó como esperábamos. La parte competitiva fue bastante buena y tal vez faltó un poco más de autos, pero las circunstancias actuales no permiten contar con una mayor cantidad”.

La prueba promocional tuvo una gran aceptación por parte de los pilotos y también de los aficionados, logrando plasmarse posteriormente en un campeonato que se disputó por dos o tres temporadas consecutivas, dejando luego un bache de más de veinte años hasta que es retomada la organización por parte del PRC, también con el gran éxito en lo deportivo como en la asistencia de público en la ruta que conocemos.