Necrológicas

Ganaderos ven una amenaza en el guanaco y el Sag destaca su alcance ecológico

Por La Prensa Austral Martes 17 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
285
Visitas

La población del mamífero en la actualidad podría alcanzar a 600 mil ejemplares en Tierra del Fuego, según los ganaderos ovinos isleños, pero el último censo del Sag a la especie data de 2007, cuando indicaba la existencia de 250 mil ejemplares sólo en el territorio insular chileno

A la alicaída situación de la ovejería en Tierra del Fuego, agravada por los recientes delitos de abigeato, se une lo que el ganadero Jorge De Grenade considera “el principal rival de la oveja, que es el guanaco”. Explica que además de la expansión de la especie en la pradera fueguina, “un guanaco come pasto por dos ovejas y podemos imaginar el problema cuando, en el último censo que hizo el Servicio Agrícola y Ganadero (Sag) en el año 2007, se estimaba la población en 250 mil ejemplares”.

De Grenade, ex presidente de Asogama y antiguo productor ovino en la parte norte de la isla, cree que hoy en día, “como están las cosas, estamos hablando que en 13 años ese número de guanacos se ha más que duplicado. Nosotros hablábamos de entre medio millón y 600 mil guanacos. O sea, estimamos que la población del guanaco está comiendo de lo que consume un millón 100 mil ovejas”.

Comparó que la sola majada ovina de toda Tierra del Fuego chilena es del orden de 900.000 animales, por lo que en el guanaco representa una seria amenaza para la producción ganadera lanar en la isla, sin contar lo que sucede en la contraparte argentina del territorio. La situación se agrava con la presencia de perros nómadas “asilvestrados”, que llegan a los predios tanto desde Porvenir, Chile, como de Río Grande, Argentina, caninos que no se acercan al ser humano y que son un peligro permanente para la actividad.

Especie protegida

Sobre lo denunciado por el conocido ganadero, el jefe provincial del Sag de Tierra del Fuego, Cristián Gómez, respondió que “el guanaco es una especie de la fauna silvestre nativa protegida por la Ley de Caza y su reglamento, que está considerada con densidades poblacionales reducidas entre las regiones de Arica a Los Lagos (en peligro), a diferencia de Aysén y Magallanes, donde existe una población recuperada y abundante (fuera de peligro)”. Refiere que los manejos realizados y futuros de la especie, se enmarcan en disposiciones legales “que permiten a personas naturales o jurídicas desarrollar proyectos de conservación, crianza o utilización sustentable de las poblaciones naturales, según presenten y cumplan requisitos establecidos en esa normativa”, materia que resuelve y fiscaliza el Sag.

“En Magallanes cabe destacar la protección y recuperación de la población entre los años 1976 y el presente, con el desarrollo de múltiples estudios aplicados a la ecología, manejo y puesta en valor; se han capturado sobre 500 animales para el desarrollo de criaderos en todo el país y entre los años 2003 y 2020 se ha solicitado la utilización sustentable mediante cuotas de caza de 42.450 ejemplares de guanacos, de los cuales sus titulares concretaron el 79% (33.362 animales). Producto de ello, se han exportado 708.180 kilos de carne, 1.242 cueros y 18.847 gramos de fibra esquilada. En el mercado nacional se han comercializado otros 538 mil kilos de su carne”.

Gómez aseguró que el Sag mantiene su disposición “para continuar atendiendo las distintas solicitudes, tanto de investigadores como de asociaciones de productores de los rubros turismo, servicios, ganadero-forestal, industria textil o productos cárneos, entre otros, siempre en el marco de sus facultades y competencias”. Finaliza destacando la data que supera “10 mil años de coevolución, junto a pastizales y ecosistemas de la Patagonia, existiendo múltiples relaciones ecológicas, gran parte de ellas desconocidas y que son necesarias para la mantención de dichos ecosistemas”.