Necrológicas
  • Marcos Sepulveda Guajardo

Organizaciones de DD.HH. abogan por avance en la investigación tras incendio de su edificio

Por La Prensa Austral Sábado 21 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
162
Visitas

El derrumbe de parte de la dañada estructura de la Casa de los Derechos Humanos, en Avenida Colón 636, reflotó el pedido de justicia de las organizaciones como el Observatorio de la Memoria y Derechos Humanos de Magallanes y la agrupación Hijos y Nietos por la Memoria, que ven que aún no hay avances en el proceso para encontrar a los responsables del incendio del inmueble, ocurrido a fines de febrero. El martes, la parte alta del frontis cedió ante el deterioro, sumado al viento y provocó daños en un automóvil estacionado.

Al respecto, el Observatorio de la Memoria y Derechos Humanos de Magallanes comunicó que tras reunirse con autoridades comunales y de gobierno, están a la espera de “acciones inmediatas que las autoridades responsables de este inmueble tomarán para proteger y evitar que, la situación producida el día de ayer (por el martes) se repita en el futuro y continúe el permanente deterioro del inmueble que podría significar la pérdida de estructura de mayor envergadura”.

Al mismo tiempo, emplazaron a “las instituciones del Estado querellantes, solicitar con urgencia a la Fiscalía Regional informe en detalle de los antecedentes que contiene la carpeta investigativa, respecto al incendio que sufrió el inmueble el día 28 de febrero de 2020, de las indagaciones llevadas hasta la fecha en relación a dar con los responsables del atentado así como también el origen que provocó el incendio, que como consecuencia, gran parte de la estructura del Sitio de Memoria Colón 636 se encuentra destruida”.

Quienes también se manifestaron por este hecho fueron los integrantes de la agrupación Hijos y Nietos por la Memoria, que mediante una declaración pública, expresaron: “Con estupor y mucha tristeza hemos visto el último derrumbe en este monumento histórico que, entre los años 1973 y 1974, fue el principal centro de detención y tortura de hombres y mujeres en Magallanes, durante la dictadura cívico militar. Las imágenes de su fachada destruida, sumado al cobarde atentado incendiario llevado a cabo en febrero de este 2020, resultan ser una metáfora perfecta de la situación actual de la memoria histórica y su resguardo en Chile”, graficaron.

Es por ello que manifiestan su “preocupación y molestia por la ausencia del Estado, representada por la desidia de las autoridades de gobierno, a quienes exigimos que resuelvan este funesto panorama hoy; y a su vez, gestionen de manera efectiva el resguardo de todos los sitios de memoria de nuestra región y el país, empeñando para ello las acciones y los recursos que sean necesarios”.

“Con respecto al rol que le compete al Poder Judicial en este caso, podemos decir que no hemos sido informados de avance alguno en la investigación. Un edificio patrimonial arde en pleno centro de la ciudad, y nueve meses después no hay responsables. Nos encantaría que este monumento nacional gozara de la mitad de atención, por parte de los tribunales y las policías, que han tenido las AFP siniestradas”, criticaron en la organización que, finalmente, exige a la seremi de Bienes Nacionales, Francisca Rojas Phillipi, un Plan de Protección Inmediata de la Casa de los Derechos Humanos, para evitar que el derrumbe sea total.