Necrológicas
  • Pascual Anselmo Candia Almazabal

Emilio Boccazzi mira hacia la gobernación como “regionalista y desde una posición más de izquierda”

Por La Prensa Austral Domingo 29 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
221
Visitas

Si por la salida del “sheriff del pueblo” y los caballos en las calles lo dice, le doy crédito a la analogía, simpática, por cierto, que circula en las redes sociales dando cuenta de lo que pasa en Punta Arenas “City”.

Bajo ese parangón estaríamos inmersos en un spaghetti western de los ’60, rodado fuera del viejo oeste americano y con un director italiano que en este caso no sería Sergio Leone. Aunque si vamos a dar rienda suelta a la imaginación, el consejero regional Emilio Boccazzi podría ocupar aquella silla rodando una historia en la que se puede identificar a varios que darían el ancho para los papeles del “bueno, el malo y el feo”. Aunque en este caso, los nombres y lugares no han sido cambiados para proteger la identidad de los verdaderos protagonistas.

La película esta vez tiene tintes políticos. Restan escasas horas para que el resultado de las Primarias para gobernador de Magallanes marquen el inicio de una seguidilla de procesos de participación ciudadana (si se quiere el segundo luego del Plebiscito de octubre), con Juan Francisco Miranda (DC) y Jorge Flies (independiente) definiendo quién estará en la papeleta de abril próximo como candidato de una parte importante de la oposición.

“Me hubiera gustado estar ahí, haber participado en una primaria mucho más amplia, pero los tiempos no se dieron”, dice Boccazzi.

La frase de buenas intenciones da paso al diálogo, donde sin más rodeos reconoce su intención de ser candidato o, claramente, gobernador de Magallanes. “Estoy viendo qué va a ocurrir, analizando qué va a pasar. Tengo un tiempo para madurar esta idea que me ha propuesto la Federación Regionalista Verde. Lo vamos a ponderar y, probablemente, sea una decisión que tome antes de fin de año, considerando que el 11 de enero es el plazo tope (para presentar candidaturas). Pero, por ahora, sigo concentrado en lo que tengo que hacer como consejero. Nosotros podemos ser candidatos a gobernador regional y no tenemos que renunciar al cargo, porque estamos dentro de un cuerpo colegiado y no somos una autoridad ejecutiva. Es bueno no estar contra reloj”.

– ¿Cómo surge esta cercanía con la Federación Regionalista Verde Social?

– “Se acercaron hace algunos meses, principalmente por el conocimiento que tiene de mí el ex diputado y alcalde de Rancagua, Esteban Valenzuela, académico, investigador y un hombre que además ha estado siempre muy ligado a la discusión de la agenda federalista y regionalista. Si hay algo que a él se le puede atribuir es el que hayan elecciones de gobernadores regionales, porque fue uno de los convocados durante la presidencia de Michelle Bachelet para avanzar en la agenda regionalista. Y en común tenemos que él también renunció al PPD hace algunos años”.

– Y hoy, más allá de la no militancia, ¿se siente cerca o lejos del Partido Por la Democracia y de la ex Nueva Mayoría?

– “Del PPD estoy fuera del 2010, pero lamento que estén ocurriendo disputas internas que, ojalá, pueden resolverse. De la Nueva Mayoría, reconozco que intenté quedarme, pero la verdad es que probablemente por intereses individuales que uno no se logra explicar me bloquearon bastante el paso para haberme incorporado, en este caso como era mi deseo al Partido Radical. Ellos no lo ponderaron así, particularmente sus autoridades regionales, así que no me quisieron”. 

– Entonces, ¿cómo sería una futura candidatura a gobernador regional?

– “La Federación Regionalista Verde me ubicó sin que yo llamara. Quieren que esté con ellos y no me exigen ninguna militancia por ahora, sólo que colabore en avanzar en procesos como el de la elección de gobernador, de la cual se sienten más padres que parte”.

– Y ¿más cercano a la ex Concertación o más a la izquierda?

– “El partido está más a la izquierda. Hay personas como Valenzuela que vienen del PPD, o como su presidente Jaime Mulet, que militó en la DC. Lo que compartimos es mi mirada regionalista, desde una posición más de izquierda si se quiere”.

Boccazzi destaca también que fueron los regionalistas verdes los grandes impulsores del proyecto del primer retiro del 10% de los fondos previsionales, “el mismo que hoy en su segundo retiro es una criatura que tiene varios padres y madres que lo reclaman como propio”, enfatiza.

El “No” del PC

– ¿Qué sabor le dejaron las declaraciones del presidente regional del Partido Comunista, Dalivor Eterovic, desestimando un eventual apoyo hacia su persona como candidato a gobernador?

– “Entiendo las declaraciones de Dalivor como presidente del PC, porque efectivamente los acuerdos nacionales probablemente no han tenido bajada a nivel regional y porque también nosotros estábamos tratando de a poco constituir la Federación Regionalista Verde en la región. La lentitud y disgregación también han sido una consecuencia de estos tiempos de pandemia”.

Su “futuro oponente”

– ¿Votará este domingo en las Primarias?

– “No, porque no me interpretan y porque probablemente sea candidato. Así, sería ilógico que vaya a votar. Además, me hubiese gustado una primaria legal de toda la oposición”.

– ¿Y con qué candidato le gustaría competir, Miranda o Flies?

– “Prefiero esperar el día lunes”.

 

– Pero ¿alguna opinión tendrá de cada uno?

– “Por lo menos hay que reconocer que Juan Francisco Miranda ha tenido siempre una línea. Flies, en cambio, ha mostrado un comportamiento político bastante enigmático y no puedo olvidar lo que le enrostró el ex secretario de Gobierno, Miguel Schweitzer, recordándole cómo le daba recomendaciones para que en su momento la candidata Sandra Amar me ganase la alcaldía de Punta Arenas. Eso me dejó bastante conmocionado, más cuando no vi una negativa de parte del señor Flies. Tampoco comparto su comportamiento errático por el cierre de la Mina Invierno, que tuve la oportunidad de conocer y observar, una buena empresa que daba trabajo importante para los magallánicos, en una región que lo necesitaba y en un país que todavía va a seguir dependiendo por 15 ó 20 años del carbón. Tampoco olvidar que siendo intendente el ex hospital permaneció botado, siendo que fue ex director del servicio. Entonces hay muchas cosas, diferencias con ambos, pero respecto de Flies tengo una visión bastante crítica de su gestión”.

– ¿Tuvo la intención, en algún momento, de ser candidato a parlamentario?

– “No, además debería haber renunciado al Consejo y no lo hice. Teníamos la inhabilidad, y ahí surge la paradoja que para ser candidato a parlamentario haya que retirarse, pero no para ser candidato a gobernador. Pero a mí me gustan los desafíos ejecutivos; fui alcalde de mi ciudad y el cargo de gobernador lo veo también con un carácter bastante ejecutivo, porque el futuro gobernador es quien tiene que tener una amplia mirada de la región, y conozco bastante mi región, los problemas que la aquejan y las particularidades que tienen las distintas provincias y comunas, porque, además, fui presidente del Capítulo Regional de Municipalidades. Esa mirada está, al igual de cómo funciona el aparato público”.

– Mucho se ha hablado de las facultades que tendrá esta nueva figura de gobernador regional, ¿qué opina al respecto?

– “Lo importantes es que con la llegada de este nuevo cargo habrá una mirada más regional, porque aunque exista coordinación con el delegado presidencial será el gobernador quien tendrá impronta y el apego fuerte con su territorio. Actuará sin un jefe en Santiago que tenga que estar confirmándolo cada vez que haya un problema y será la propia ciudadanía la que lo ratificará de acuerdo con su gestión. Ahora, en lo personal, considero que esta autoridad tiene que no hacérsela fácil a los ministerios. No digo con eso que deba ser un ogro, sino que exigir que cada ministerio concurra con el máximo de recursos a la región, porque de un tiempo a esta parte en el Consejo Regional hemos visto, y no sólo en este último periodo, la instalación de una forma muy cómoda de los ministerios de hacer política pública con los recursos sólo de la región y poniendo muy poco de su parte. Pero todo eso se podrá llevar a cabo en la medida que exista el convencimiento que todos los actores regionales, independientes del pensamiento político partidario, entiendan que aquí hay que apalancar para que desde el nivel central se vaya soltando la manija y se destinen más recursos para la región”.