Necrológicas

Las preguntas que los pequeños deportistas de Magallanes hicieron al “Chapa” Fuenzalida

Por La Prensa Austral Lunes 30 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
213
Visitas

Ante unos 200 participantes

El jugador de Universidad Católica fue parte del ciclo de charlas que organiza el Instituto Nacional de Deportes, y que finalizó el jueves, con el ex seleccionado de balonmano Marco Oneto y la ciclista Paola Muñoz

A diferencia de lo que ocurre en otras zonas del país, sobre todo en Santiago, los niños de Magallanes tienen prohibido realizar deporte al aire libre, situación en la que han estado prácticamente todo el año. Eso los ha tenido sumamente frustrados y por eso, instancias como las charlas que el Instituto Nacional de Deportes ha organizado en los últimos meses, han permitido que los deportistas escolares hayan podido suplir esa falta de actividad con sabios consejos de consagrados referentes del deporte chileno. “Conversando con las estrellas” se convirtió en un gran éxito y concluyó el jueves, con la ciclista Paola Muñoz.

Pero en particular, el fútbol siempre genera un sentimiento especial. Por ello, cerca de unos 200 estudiantes participaron en la charla que se realizó el lunes, con el capitán de Universidad Católica, José Pedro Fuenzalida, quien se ha convertido en un ídolo para todos los fanáticos cruzados, pero que también ha destacado por sus valores deportivos. Con suma sencillez y disposición, el “Chapa” respondió las preguntas de los chicos de Magallanes, que valoraron positivamente esta posibilidad de conversar con el también seleccionado nacional y campeón de la Copa América.

Hubo nervios entre los chicos, por conversar con una de las figuras actuales del fútbol chileno, pero en el transcurso de la charla, que se extendió por más de una hora. De entrada, Fuenzalida reconoció que tiene pendiente conocer la región, junto a su familia, especialmente porque “soy bien matero y es un buen lugar para tomar sus buenos mates y conocer a su gente de la que me han hablado muy bien”.

Pablo, del Colegio de Puerto Natales, fue el primero en hacerle una pregunta al “Chapa”: cuál fue su gol favorito. “Hay lindos y otros importantes, en mi carrera el 2016 el gol a Audax que nos dio el título y el que mucha gente recuerda, cortó una sequía de varios años. Uno a San Luis, otro a O’Higgins, también peleando el título”.

José Pérez Vergara, consultó sobre la edad límite para probarse en un equipo profesional a lo que Fuenzalida respondió que “está difícil, hay que probarse en las cadetes, pero acercándose a los 16-17 hay mucha diferencia. Los que no han vivido una experiencia de fútbol a nivel cadete y llegan a esa edad, es muy notoria la diferencia con los que llevan muchos años”, reconoció.

Matías le preguntó por su paso por Boca Juniors. “Es uno de los equipos más importantes del continente. Tuve compañeros como Tévez, Gago, es otra dimensión en relación a lo que tenemos en el fútbol chileno. Es un club súper intenso, fue un año y medio muy bueno, salimos campeones, dar la vuelta en la Bombonera, jugar en ese estadio, y familiarmente vivimos cosas muy bonitas, mi tercera hija nació allá. Me hizo crecer mucho, me hizo madurar en muchas cosas y fue un paso adelante a nivel competitivo. La Bombonera se mueve, es impresionante la gente y el ruido, es el estadio que genera más ruido y cuando hacíamos un gol explotaba”.

Isi quiso saber cómo se cmotivaba día a día para jugar y entrenar, a lo que el jugador reconoció que “es una de las cosas más desgastantes del deporte, motivarse día a día. En general me motivo porque es lo que más me gusta, lo disfruto y trato siempre de ver más allá, no me quedo en el resultado. Sé que puedo ganar y perder y mi gran motivación es poder alargar mi carrera y disfrutar lo más posible de jugar, entrenar. Hay días en que uno está muy cansado, quiere dormir, pero hay que entrenar y vienen partidos, y sabes que si no cumples una cierta metodología, no llega bien al siguiente partido y eso afecta. Es todo un trabajo a diario de mantenerse, hay toda una historia y reputación que mantener. Es lo que más nos apasiona y poquer queremos seguir en el alto rendimiento”.

Jairo Linares, de la Escuela Manuel Bulnes quiso saber sobre sus expectativas con respecto a la Selección Chilena en las clasificatorias al Mundial. “Yo siempre pienso en el equipo, tenemos una selección de buenos jugadores, todavía en Europa en gran nivel y otros que se están incorporando, es un proceso que viven todas las selecciones. Brasil y Argentina siempre marcan diferencias, pero el resto es parejo. Tengo confianza en los jugadores y el cuerpo técnico. Nadie nos quitará el sueño de estar nuevamente en un mundial”, manifestó.

Antonieta Ilufi, del Colegio Miguel de Cervantes fue con una pregunta “al hueso”: “¿Por qué te fuiste al Colo?”, en referencia al paso de Fuenzalida por los albos entre 2010 y 2014. “Me formé, fui hincha, hice cadetes, debuté en la UC, dejé el fútbol un tiempo y entre los desafíos apareció lo de Colo Colo. Lo tomé con el mayor profesionalismo, estuve varios años, también estuve en O’Higgins, fui a Boca y cuando terminé mi contrato salió la opción. Pero después de nueve años de estar afuera del club tomé la opción obviamente, era una historia que quería continuar, veo una vida después con el club, cinco años desde esta vuelta y no puedo estar más contento”.

Mateo Pérez, del Instituto Don Bosco y jugador de Soccer, quiso saber “¿cómo puedo llegar o enviar mis videos para que pueda tener una oportunidad y mostrar a los entrenadores, en esta situación de cuarentena?”. El “Chapa” fue sincero y le dijo que “aquí (en la UC) ni siquiera están funcionando las cadetes, recién comenzó la Sub 20. El resto el otro año, la forma es a través de veedores o reciben información en el club, pero en general hay que tratar de pegar un llamado, hablar con la gente indicada en el club, y mandar los datos. Pero hoy está todo un poco parado, no sabemos cómo va a continuar el otro año”.

Otra de las preguntas tuvo relación con su preparación durante la cuarentena, que podría tomarse como un ejemplo para los deportistas locales. “Me dediqué a correr más que otra cosa, nunca tuve una pausa tan larga y me dediqué a la base aeróbica, trotes largos y tengo la suerte que vivo alejado de Santiago y en el condominio en que vivo hay un buen recorrido para hacer por las calles. Me hice una rutina de ciertos kilómetros diarios, trabajo de fortalecimiento con pesos muy sencillos, pero era moverme todos los días, trabajos de abdominales, saltos, coordinación y trote largo, con eso uno se mantiene físicamente muy bien. Lo que me ayudó mucho fue el tema aeróbico, que en el fútbol no se da mucho, tenemos distancias cortas y más intenso. El tiempo para entrenar nos permitió mejorar la base aeróbica, tener más trotes, teniendo la opción de trabajar de esa manera, fuerza con el mismo cuerpo o en casa. Cualquiera en su casa puede hacer algo, es movimiento continuo, inventar juegos y movernos”, aconsejó.

Carlos Astudillo, del Insuco preguntó “¿Cuál es el secreto para mantenerse en un nivel competitivo alto?”

“La constancia, no claudicar más allá de un resultado o partido malo, es seguir y motivarse en dar lo mejor. Hay que pensar en el largo plazo, mantener bien, cuidado personal, alimentación, descanso y entrenar bien, no desmotivarse. Es un trabajo mental constante, una clave que hay que manejar, el equilibrio en el triunfo y la derrota”.

En tanto, Lucas Moraga, de Natales quiso saber cómo mejora la velocidad, una de las claves de su juego. Fuenzalida confesó que “hace algunos años entreno con un ex velocista chileno que vive en mi condominio, dentro de la técnica de carrera, porque como jugadores, nunca nos enseñaron a correr y esa es una falencia importante. Uno se da cuenta que va sufriendo desgaste con los años, y mi preocupación era no perder velocidad, que era el fuerte que tenía, me preocupé y empezamos a mejorar la eficiencia en la carrera, la técnica y así he podido mantenerla, uno se cuida mucho más de ocuparla, para no producir desgaste. Pero la idea es manejar la técnica, ser eficiente en la carrera y trabajar la potencia y la fuerza en el gimnasio que es un complemento para mantener los niveles altos”.

Otra de las preguntas destacadas corrió por cuenta de José Pérez Vergara, del Liceo Monseñor Fagnano de Natales, quien primero consultó “¿por qué los equipos no invierten en venir a ver más opciones a esta región? hay muy buenos jugadores que necesitan oportunidad”. Ante ello, Fuenzalida volvió a demostrar su sinceridad, al responder que, por lo que ha visto, “mucha gente dice que hay buen jugador pero hay mucha diferencia con el que está en cadetes, a veces se pierde un poco la noción. Yo vine a la UC habiendo ganado campeonatos escolares y al llegar era de los malos. Sé que en católica tratan de mirar en todos lados, pero hay harta competencia. Si tiene 18 años y no ha jugado en cadetes, es muy difícil, es duro decirlo. Hay que tratar de hacer estas pruebas lo más masivas y largas posible, que llegue a todos lados, ahí está la oportunidad. A veces con un video, hay clubes en otras partes del país que son buenos saltos para ir escalando, a veces uno quiere ir rápido a un club grande, pero es mejor partir en un club de provincia”.

Y finalmente, un aspecto muy importante para un deportista, el estudiante natalino le preguntó por su alimentación.

“Es un buen tema, trato de cuidarme lo más posible, no comer chatarra, porque cuando uno se cuida te hace mal, así que la evito. Lo más balanceado posible, ensalada, hoy comí un plato común de arroz con pollo, pero las porciones que sean adecuadas en base al desgaste energético. No salir de esa estructura, proteínas para la musculatura, verduras, carbohidrato lo justo y necesario y no comer a deshoras, están todos los horarios, no es lo mismo almorzar a la 1 que a las 2 o a la 1 y media, eso me ayuda a evitar momentos en que tienes mucha hambre y comes de más o quedas con mucha hambre”, finalizó el “Chapa”.

La satisfacción de los chicos

María Jesús Briones tiene 14 años, cursa octavo básico en el Colegio Miguel de Cervantes, y opinó que “participé en todas la charlas y una de las que más me llamó la atención fue la de Paola Muñoz, ya que ella, junto a su marido y entrenador, comentaron acerca de la alimentación, entrenamientos, viajes y sus experiencias en su deporte. La charla de José Pedro Fuenzalida me gustó porque se salió de un entrenamiento para poder conversar con nosotros”, destacó la deportista, que comenzó a los 6 años practica atletismo, y este año empezó a practicar tenis. “Gracias a todas estas charlas que me motivaron muchísimo para seguir practicando el deporte”, agradeció.

Antonieta Ilufi, en tanto, la hincha cruzada que puso en aprietos al jugador por su paso por Colo Colo, comentó que “fue interesante la charla con ‘Chapita’ porque me motivó a no darme por vencida y a esforzarme en mi deporte, que es el atletismo, que practico desde tercero básico”. La deportista de 12 años y que va en séptimo básico destacó que “la iniciativa del IND es súper buena, porque nos da la oportunidad de interactuar con grandes deportistas y ojalá que lo sigan haciendo”.

Finalmente, Pablo, de la Escuela Manuel Bulnes agradeció la posibilidad de participar en las charlas, donde la que más le gustó fue la de Fuenzalida “porque juego fútbol y me interesó escuchar a un profesional. Ojalá se repita la oportunidad, pero con más jugadores profesionales”.