Necrológicas
  • Irma Torrez Miranda
  • José Gaspar Vera Vera
  • Eterio Vidal Igor
  • Luis Uribe Ruiz

China detecta nuevos rastros de coronavirus en empaques de carne vacuna de Argentina

Por Agencias Miércoles 2 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
191
Visitas

Argentina cuenta con 90 frigoríficos habilitados para exportar al mercado chino.

Según anunció la Administración General de Aduanas de China, se detectó una vez más restos de coronavirus en los empaques de un lote de carne vacuna congelada en res de una empresa argentina. Diferentes medios internacionales informan que se trataría de la empresa Ecocarnes, a la que se suspendería durante una semana de todas las operaciones de importaciones.

Hay que recordar que China es el principal destino de las exportaciones nacionales de carne vacuna, donde según los registros de los organismos oficiales entre enero y octubre del presente año se comercializaron a dicho mercado unas 406.130 toneladas.

En un breve comunicado, las autoridades sanitarias de China especificaron que dieron positivo todas aquellas pruebas en un lote de envases de carne vacuna deshuesada congelada. Hasta el momento los rastros de coronavirus no se detectaron en el puerto de ingreso de la mercadería, sino en el depósito que es su destino final. Es por eso que consideran que el virus podría haber ingresado en el traslado que se realiza en China.

Además, el gigante asiático desde julio y hasta nuestros días ya habría detectado 40 casos positivos de coronavirus en los paquetes de alimentos refrigerados que fueron enviados no solamente desde Argentina, sino también de Ecuador, Brasil y algunas regiones de Europa.

A mediados del mes pasado, las autoridades sanitarias de China suspendieron por cuatro días al frigorífico argentino “Gorina”, cuya planta opera en la ciudad bonaerense de La Plata, por la detección de coronavirus en un empaque externo de carne bovina.

A partir que la Argentina cuenta con 90 frigoríficos habilitados para exportar al mercado chino, la suspensión de frigoríficos no provocará desabastecimiento de carne vacuna a dicho mercado, y también desde un primer momento las autoridades argentinas descartaron que toda esta situación haya generado problemas comerciales.

Por otro lado, especialistas del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) comentaron en ese momento a este medio que “la sanidad y la inocuidad de la carne nunca estuvo en duda por el país asiático”.

Semanas atrás se difundió un informe de expertos del Conicet en el que precisaron que el coronavirus “no es una crisis de inocuidad alimentaria y que la principal vía de transmisión del virus es entre las personas a través de partículas expulsadas por una persona infectada desde la boca o la nariz, al toser, estornudar y la posibilidad de aerosolización”.

En el documento entregado a la prensa, señalaron que “no existe evidencia científica que demuestre que los virus que causan enfermedades respiratorias en humanos (como el Sars-CoV-2) se transmitan a través de los alimentos y que los animales de consumo (bovinos, porcinos, aves, peces) transmitan el virus, ni que puedan enfermarse”.

En otro pasaje del estudio, los especialistas comentaron que el Estado nacional “estableció protocolos para los diferentes sectores productivos, donde las plantas exportadoras de carne cumplen rigurosamente con ellos. La supervivencia de Sars-CoV-2 en superficies se basa en datos experimentales, que estiman un máximo de sobrevida de 7 días en plásticos y en acero inoxidable. Sin embargo, no existe evidencia científica hasta el momento que demuestre que el virus pueda transmitirse por esta vía”.

Frente a los casos detectados hasta el momento por China de rastros de coronavirus en los empaques de carne vacuna, los especialistas manifestaron: “El material genético de Sars-CoV-2 se habría encontrado en cajas externas de cartón y no en el producto elaborado en la Argentina. Considerando que la estructura del cartón es considerada una superficie porosa y que el material genético fue encontrado luego de un viaje marítimo de 55 días y luego de la movilización y manipulación terrestre dentro de China, no existe bibliografía científica que demuestre que el virus sea viable luego de 60 días en condiciones similares a las de un viaje de estas características”.