Necrológicas
  • María Juana Klein Hernández

Industriales pesqueros temen baja de exportaciones de centolla a China

Por La Prensa Austral Miércoles 2 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
123
Visitas

La decisión de China de suspender por una semana el ingreso de centolla a su mercado, luego que se detectara Covid-19 en unos envases que contenían centolla de la Región de Los Ríos, repercutirá en los envíos del crustáceo magallánico que podría retrasar futuros embarques o sencillamente cancelarse.

Es uno de los temores que planteó ayer el presidente de la Asociación de Industriales Pesqueros de Tierra del Fuego, Mauricio Inostroza, quien manifestó que esto ocurre justo cuando la temporada en vez de terminar al finalizar noviembre se extendió hasta mediados de diciembre.

“El mercado se está poniendo problemático por lo que pasó en China y eso ya nos está repercutiendo”, dijo Inostroza, quien afirmó que sólo a través de su industria ayer fue informado de la cancelación de compra de dos contenedores que contenían 21 toneladas de centolla que debían ser adquiridas en China.

Desconoce por ahora cuánto más podrá repercutir este episodio y supone que quizás se reduzcan las ventas en lo que queda de la temporada, considerando que los chinos demandan alto consumo de centolla para las festividades del Año Nuevo chino.

En cuanto a las opciones de vender centollas enteras, como las que se envían al mercado asiático, a otros mercados como el europeo, el dirigente de los industriales pesqueros expresó que los europeos privilegian la compra de carne de centolla y que lo más probable es que se produzca una baja de precios por parte de los compradores chinos o de lo contrario quede un buen stock de producto sin alcanzar a comercializarse aun cuando la suspensión del ingreso de centolla sólo sea por una semana.

Manuel Lemus, armador y directivo de los pescadores artesanales, precisó que lo de ahora fue por algo puntual en envases, pero no en el producto y cree que afortunadamente ocurre cuando la temporada ya está próxima a concluir y que podría haber sido peor si hubiese ocurrido al inicio o mitad de la temporada.

“Hoy esta situación no debiera preocuparnos tanto. Lo que sí puede preocupar es lo que puede ocurrir para el próximo año respecto a que los mismos compradores chinos pueden bajarnos los precios”, afirmó Lemus.

La temporada de la centolla, que comenzó el 1 de julio pasado y se extiende hasta el 15 de este mes, ha tenido bajos rendimientos en los desembarques, concentrándose principalmente en la isla Tierra del Fuego donde se procesa el 80% de la producción del crustáceo.

Incluso ello se ha visto en los registros de desembarcos en el comportamiento de este año comparado a 2019. Hasta mediados de noviembre del año 2019 se habían desembarcado 3.071 toneladas, mientras que a igual fecha de este año los desembarcos de centolla bordeaban las 2.040 toneladas, con una variación negativa de -34%.