Necrológicas
  • Sara Rogel Ampuero
  • Iván Hernández Ulloa
  • Carolina Alejandra Saldivia Andrade
  • Carolina Alejandra Saldivia Andrade
  • José Arecheta González

Roberto Carvajal sentó bases para el desarrollo de nuestro básquetbol

Por La Prensa Austral Sábado 5 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
166
Visitas

Magallanes ha tenido en su historia a grandes personas que han contribuido en forma importante al desarrollo de la región desde todos los ámbitos, entre ellos está incluido sin duda el deporte,

Uno de ellos fue Roberto Carvajal, quien en 1985 fue distinguido como “Ciudadano Ilustre” de la región, distinción que se le entregó después de 37 años radicado en la zona donde ejerció su profesión de médico cirujano y tuvo una activa labor en el desarrollo de nuestro básquetbol.

Durante su desarrollo como profesional dedicó parte de su tiempo a la desinteresada atención de innumerables deportistas y además por diez años ocupó de gran forma el cargo de dirigente en la Asociación de Básquetbol de Punta Arenas.

Gracias a su intervención, junto a otro destacado directivo como lo fue Julio Ramírez Fernández y varios más, hizo posible que Punta Arenas tuviera el privilegio por primera vez de realizar en 1952 un Campeonato Nacional adulto de este deporte con gran éxito.

VIAJE A PUNTA ARENAS

“En 1948, una vez que obtuve mi título de médico cirujano, un colega que estuvo radicado en esta zona me habló sobre la posibilidad de venirme a Punta Arenas”, señaló Carvajal en una nota a “La Prensa Austral”.

“Planteé mi situación en el Hospital ‘Roberto del Río’, establecimiento en el que había trabajado desde el segundo año, y un jefe de servicio me manifestó que no viniera. Pero de todas maneras decidí venir y es así como en agosto de 1948 viajaba desde Puerto Montt a Punta Arenas en barco”.

“En esa misma embarcación viajaba Alejandro Karelovic, con quien había jugado básquetbol en la Universidad de Chile, y dos magallánicos más y desde un comienzo me gustó la cuidad”.

“Me llamó la atención que diez días más tarde Karelovic vino a conversar comigo porque había dificultades en la asociación con su presidente que no recuerdo su nombre pero era un militar y para que me hiciera cargo de esa institución”.

“Como no conocía a nadie en ese tiempo fue el propio Alejandro que me dio todos los antecedentes del caso y me hice cargo de la asociación”.

COLABORADORES

“Un hombre solo no puede hacer nada, pero me encontré con colaboradores brillantes, entre ellos no puedo dejar de mencionar a Julio Fernández y otros más”.

“Como anécdota puedo contar que recibí un anónimo en que se decía que recién llegado estaba en la presidencia y que aquí había que trabajar. La carta la tengo guardada”.

“En sesiones me di cuenta que había un delegado de un club que siempre ponía trabas y encontraba todo malo. A todo esto se produjo una vacante de director y propuse que se nombrara a este señor, no hubo nada mejor porque empezó a trabajar con nosotros y no encontró nada malo”.

“En esa época se estaba construyendo el gimnasio, que encontré grandioso, despues se construyó el gimnasio del Regimiento Pudeto y allí se jugaron algunos partidos con Puerto Natales, Ancud y esto fue levantando el entusiasmo”.

CAMPEONATO NACIONAL

“Así llegamos a 1951, en que conversando con los directores le dije porqué no hacemos un campeonato nacional aquí, en Punta Arenas. El gimnasio de la Confederación Deportiva ya estaba levantado”.

“Primero todos se rieron y después manifestaron que cómo y con qué lo iban a hacer. Les dije que había que ponerle el hombro . Conversando la idea comenzó a tomar color”.

“Les propuse conseguir con el gobierno el buque madre del submarino ‘Araucano’ para que trajera a los jugadores desde Valparaíso y en camino se embarcaran los jugadores de otras localidades del sur y que al mismo tiempo el barco sirviera de hotel y alojamiento de los jugadores”.

“Al fin formamos una comisión que quedó integrada por Julio Ramírez y yo para entrevistarnos con el Presidente de la República, Gabriel González Videla”.

“Nos sirvió de introductor un señor Campos, yerno del presidente, quien  nos llevó a La Moneda. Llegamos a las 11 horas y la sala de espera estaba llena de gente, pero como era conocido de casa el señor Campos dio vuelta por un pasillo, le preguntó a la secretaria con quién estaba el Presidente, contestándole que estaba con un ministro de Francia y nosotros, gracias al guía que teníamos, entramos posteriormente”.

“En la oportunidad fui presentado como presidente de la Asociación de Básquetbol de Punta Arenas, a lo que el presidente contestó ‘quiere decir que vamos a conversar de presidente a presidente’. Esa entrevista fue de vital importancia ya que el barco estaba comprometido para desplazar a la orquesta sinfónica, pero González Videla nos dio prioridad a nosotros”.

“Conseguimos lo que queríamos y se pudo realizar el campeonato, que realmente fue todo un éxito. Punta Arenas cumplió un papel decoroso para ser primera vez”.

ENTUSIASMO

“A partir del campeonato el básquetbol adquirió mayor entusiasmo y aún más con la llegada de excelentes jugadores nacionales, entre ellos Tulio Valpreda, Marty, De la Fuente, Roberto Sánchez de Aviación, Hugo Llamazares de ese mismo club”.

“Posteriormente llegó el famoso Ivo Radic, Marzan y Gergia, que formaron el poderoso equipo que le dio satisfacciones a Sokol. Fueron diez años en la presidencia que finalmente tuve que dejarla”.

Roberto Carvajal como profesional tuvo siempre gran deferencia para al atención de los deportistas de todas las especialidades.

“Indudablemente uno que siempre ha estado metido en esto del deporte y lo ha practicado, desde el punto de vista profesional tiene que convivir con ellos en realidad”.

“Siempre he prestado mi colaboración a todos los jugadores de cualquier institución o especialidad, así sea el boxeo, que como deporte no me agrada mucho. A todos los atiendo encantado y sin problemas”.

POR LA CAMISETA

“Antiguamente la gente jugaba por un equipo y sentía amor por la camiseta que defendía. Actuaban con amor propio. Actualmente se cambia en forma permanente, no sé si habrá en esto un profesionalismo encubierto”.

Sobre los momentos gratos que le entregó su paso por el deporte, Carvajal destacó que “hubo muchos y uno de ellos fue la ceremonia de inauguración del gimnasio, cuando vino el director de deportes, el desfile, el izamiento del pabellón nacional y de la confederación por parte de Jorge Bizaca y la recordada Fanny Livacic. Todo eso constituye para mí un grato recuerdo”.

“También la satisfacción personal de haber recibido de la Confederación Deportiva la Medalla al Mérito Deportivo, son cosas que no se pueden olvidar, pero en primer lugar está sin duda alguna la gran alegría de haber conseguido para la región el primer Campeonato Nacional de Básquetbol”.

“Sin duda que fue un trabajo compartido con todos mis colaboradores y directorio de la época”. Hubo hombres como Manuel Arriagada, Juan Moreno y otros cuyos nombres no recuerdo, con los que hicimos un gran trabajo”.

GRATOS MOMENTOS

Para Roberto Carvajal su paso por el deporte fue “de un agrado muy grande. Ha significado también el poder convivir con la gente de esta gran región que yo no conocía, muy distinta a la que yo había tenido oportunidad de tratar en el norte del país, en la capital por ejemplo”.

“Muy satisfecho y gratos recuerdos de dirigentes como también de jugadores que actuaron en su tiempo. Recuerdo también que fui nominado como médico de la Selección Chilena de Básquetbol Juvenil que actuó en Cúcuta, Colombia”.

“Allí hubo una serie de situaciones, producto de la mala actuación del presidente de la delegación, y en determinado momento para los jugadores el máximo dirigente era yo”.

Roberto Carvajal fue un gran dirigente para el deporte magallánico, especialmente del básquetbol, quien sentó las bases para el gran desarrollo que tuvo esta disciplina en las décadas siguientes.