Necrológicas
  • Jane Eva Carter Otzen
  • Fernando Viano Santos
  • Jaime Venegas Hernández
  • María Isabel Nancuante Ayaquintuy
  • María Magdalena Méndez Méndez

Ex pugilistas salieron en ayuda del boxeo por intervención del Coch

Por Agencias Domingo 6 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
125
Visitas

En 1987 la Asociación de Boxeo de Punta Arenas fue intervenida por el Comité Olímpico de Chile a través de su delegado regional, Mateo Karmelic, quien debió llamar a una nueva elección de directorio con la misión de tratar de encauzar por una nueva senda al pugilismo regional que no pasaba por un buen momento en lo institucional.

En la praáctica fue una designación luego que los delegados de los clubes de la época 18 de Septiembre, Taxis Colectivos, Caupolicán, Bellavista y Presidente Ibáñez, le entregaran un poder especial a Karmelic para conformar la nueva mesa.

Es así que el interventor conversó con diversas personas que de alguna u otra forma estuvieron vinculados al boxeo, algunos de ellos incluso como simples espectadores, lográndose conformar un directorio con Walter Barrientos como presidente, Justo Vargas de vicepresidente, Washington Gómez, secretario; Rodolfo Arecheta en el cargo de tesorero y Carlos Alvarez como director.

WALTER
BARRIENTOS

Walter Barrientos, como nuevo presidente, señaló en la ocasión que “la elección puedo decir que fue un poco a presión, gestada por el amigo Karmelic en primera instancia al convocar a ciertas personas que estaban en condiciones de integrar la directiva”.

“Esta fue ratificada por todos los delegados que asistieron a la reunión. Ellos prácticamente eligieron la directiva y dieron el visto bueno para que pudiéramos constituirnos en el organismo rector del boxeo regional”.

“El pensamiento de todos nosotros es comenzar a trabajar con todo entusiasmo. Estimamos que hay mucho que hacer, pero sólo no lo podemos concretar y como se dijo en la reunión, no somos poseedores de la varita mágica y que se pueda decir el boxeo se levanta y se empieza a trabajar de inmediato”.

“La labor nuestra va a ser organizar a los clubes y trabajar ordenadamente con ellos y en forma responsable y conciente”.

Estamos optimistas respecto a los resultados que podamos obtener en el futuro, porque estamos imbuidos de los mejores deseos de hacer algo por el boxeo, que en los últimos años ha decaído notoriamente en comparación con un pasado en que tuvo muy buenos momentos y valores que se encumbraron a nivel nacional”.

JUSTO VARGAS

Por su parte, Justo Vargas, con participación en varios directorios y en esta oportunidad en su puesto de vicepresidente, tenía claro que “en mi cargo debo asumir también como presidente de la comisión campeonato, o sea voy a ser la persona encargada de activar el movimiento boxeril la próxima temporada. La parte competitiva es de mi responsabilidad”.

“Voy a tratar que la temporada 1988 tenga plena actividad, para lo cual desde ya debo contactarme con los diversos sectores poblacionales, con los clubes afiliados y con gente que esté dispuesta a levantar el boxeo regional”.

“Para ello ya tengo un plan bosquejado y el ofrecimiento de directivos de diversos sectores que me han ofrecido su colaboración”.

“Tengo confianza y estoy conciente que algún repunte vamos a tener en el transcurso de la próxima temporada, más aún cuando tenemos cerca un campeonato nacional juvenil que ha planificado la Federación y pensamos concurrir a ese evento con ocho pugilistas”.

“Para lograr este objetivo tendremos que buscar nuevos elementos y realizar algunos torneos con el objeto de clasificar a los mejores exponentes que puedan surgir para representarnos”.

WASHINGTON
GOMEZ

El secretario
Washington Gómez también expresó que “la elección no fue una sorpresa para nosotros porque sabíamos en alguna medida los cargos que íbamos a ocupar, pero no deja de ser una novedad que se hayan acordado de los viejos tercios”.

“Este directorio es producto de aquel recordado campeonato de 1949. Tenemos el caso de Rodolfo Arecheta, quien representó al barrio Progreso (hoy Croata); Walter Barrientos, dirigente del barrio Arturo Prat; el mismo Manuel Gallegos que representó al barrio Bellavista, y el que habla actuó primero como púgil y despues como dirigente en el Cerro de la Cruz”.

“En estas condiciones todos tenemos un conocimiento más o menos claro de lo que se quiere hacer. Tengo entendido, y así lo he captado, que hay una reestructuración nacional en el boxeo, porque esta disciplina no está mal solamente en esta región, sino que a través de todo Chile”.

“Las asociaciones han sufrido un bajón enorme. Las nuevas directrices a nivel nacional en ello está comprometido el Comité Olímpico, están interesados en lograr el concurso de dirigentes nuevos, boxeadores nuevos, entrenadores con otra mentalidad para hacer de esta disciplina algo grandioso”.

“Todos, quien más, quien menos, llevan metidos en el corazón un poquito de este deporte. Proporciona por lo demás excelentes resultados, pero no se trata solamente de luchar como fiera sino que con inteligencia y con gente bien preparada físicamente”.

“Me imagino que todo esto va a cambiar el desarrollo del pugilismo en todo orden de cosas, no sólo los dirigentes, porque muchas personas tendrán que cambiar su manera de ser, ya que de lo contrario no van a tener cabida en las actividades que se iniciarán desde ahora”.

RODOLFO
ARECHETA

“Finalmente Rodolfo Arecheta, se mostraba contento y satisfecho, “especialmente por la confianza que nos han dispensado los delegados de los diferentes clubes afiliados a la asociación que forman la mayoría”.

“Estuve conversando con algunos de ellos para manifestarles que es necesario trabajar para salir adelante. Lo único que les pido es que realicemos una labor mancomunada, en grupo, que es la única manera de poder obtener resultados positivos”.

“Es muy importante el espíritu de compañerismo de tal manera que no va a existir un directorio ni delegados. Todos debemos estar unidos lo más posible, sin divisiones. Debe primar en esto la amistad como siempre lo he dicho. Sin ello se va al fracaso”.

“Como lo he explicado, indudablemente que tenemos que tirar para arriba y es por lo mismo que pienso que el boxeo tiene que volver al sitial que tuvo muchos años atrás, con gimnasios repletos, buenos espectáculos y excelentes figuras que tuvieron destacadas actuaciones en nuestro medio y a nivel nacional”.

“Actualmente el boxeo está en un mal pie y la única manera de salir adelante, como he manifestado en innumerables oportunidades, es trabajar con mucho entusiasmo y dedicación”.

Finalmente el boxeo logró reorganizarse pero no como para alcanzar los sitiales que tuvo en décadas anteriores donde fue uno de los deportes de mayor trascendencia en la región.