Necrológicas
  • Ignacio Vera Vera

Capellán de la Fach llamó a sentir admiración por los fallecidos en la tragedia del Hércules

Por La Prensa Austral Jueves 10 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
298
Visitas

Ayer se realizó una misa de campaña a orillas del estrecho de Magallanes, en instalaciones de la Cuarta Brigada Aérea.

Con una misa de campaña en instalaciones de la Cuarta Brigada Aérea, sector de Chabunco, la Fuerza Aérea recordó a las 38 personas fallecidas en el accidente aéreo del avión Hércules C-130 en el mar de Drake, cuando hace un año se dirigía desde Punta Arenas al territorio antártico

El homenaje se realizó a orillas del estrecho de Magallanes, cumpliendo todos los protocolos sanitarios, y fue presidido por quien pronto dejará la comandancia en jefe de la IVª Brigada Aérea, general Eduardo Mosqueira Cruz.

El capellán evangélico, Samuel Obando Soto, realizó una invocación espiritual en memoria de quienes ofrendaron su vida en acto de servicio, destacando su legado de compromiso y entrega por la patria.

“La historia de los mártires es el fruto del esfuerzo, la constancia y el compromiso de hombres y mujeres. Las grandes proezas de la humanidad no hubiesen sido posible sin la decisión de ellos”.

El pastor manifestó que en honor a todos ellos no deseaba enfocarse en el dolor que provocó la pérdida, sino en resaltar la vida y testimonios de compromiso de todos ellos. “No sintamos lástima por ellos, sino una profunda admiración, y en los brazos del Señor descansan sus vidas, volando por las noches, siempre alegres y siempre unidos, en fantástica visión”.

El capellán católico de la IVª Brigada Aérea, Rosiel Ruiz Soto, ofició una liturgia en honor a los 38 fallecidos, entre ellos, dos integrantes de la unidad, recordando la valentía, convicción y valor que en vida demostraron para el cumplimiento de su misión.

En situaciones como estas, donde cuesta encontrar explicaciones, el sacerdote subrayó que no hay nada mejor que la compañía respetuosa, cariñosa, espiritual y religiosa. “Un momento espiritual hace bien a todos. Con respeto y nostalgia los recordamos a todos”, enfatizó.

Al finalizar, el general Mosqueira junto a la cabo Paz Galindo, hija del suboficial Santiago Velásquez, fallecido en el accidente aéreo, y quien se desempeñaba en la IVª Brigada Aérea, depositaron en el mar una ofrenda floral, lo que vino seguido de un toque de silencio, poniendo fin a la emotiva ceremonia.

“Desde ese día, 38 nuevas estrellas iluminan el firmamento austral y nos señalan la senda a seguir, la misma que nos legaron los precursores de la aviación nacional”, se subrayó durante la ceremonia.