Necrológicas
  • Rosa Elena Sánchez Hernández
  • Marcela Coñocar

A orillas del seno Skyring hallan cuerpo de joven que había desaparecido con su kayak

Por La Prensa Austral Jueves 17 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
2,741
Visitas

Estudiante de 27 años navegó hace una semana desde bahía Rebolledo hasta estero Navarro para recolectar muestras para un estudio, pero al regresar dos días después no llegó a destino en la comuna de Río Verde.

Desde anteayer estaba activado el Servicio de Búsqueda y Rescate de la Armada luego que familiares de Patricio Fernando Ojeda González, 27 años, denunciaran su presunta desgracia al no tener noticias de su regreso tras una travesía en kayak por el seno Skyring que comenzó la semana pasada.

Lamentablemente la búsqueda llegó a su fin cerca de las 20 horas de ayer luego que una patrulla de Carabineros conformada por efectivos del Retén Villa Tehuelches y del Gope hallara los restos de una persona en la playa, en el borde este del seno Skyring, a la altura del kilómetro 52 en la Ruta Y-50 de la comuna de Río Verde, que corresponderían al infortunado kayakista.

Más temprano, cerca de las 14 horas de ayer, a poco más de 200 metros de altura la tripulación de un avión de exploración aeronaval avistó el kayak de casco anaranjado monoplaza y de cuatro metros de largo que permanecía volcado en la playa en el sector de punta Wapshot, a cuatro kilómetros al norte del canal Fitz Roy, según explicó el gobernador marítimo de Punta Arenas, capitán de fragata Carlos Cerda, cuando cerca de las 18 horas de ayer informaba de la búsqueda de Ojeda González.

La autoridad marítima explicó que de acuerdo a la información proporcionada por la familia el joven kayakista se desplazó por tierra en su jeep Suzuki, modelo Jimmy, desde Punta Arenas hasta bahía Rebolledo, a unos 145 kilómetros al noreste de nuestra ciudad, con el objetivo de tomar su kayak y navegar por el seno Skyring, en una distancia de 45 kilómetros, hasta el estero Navarro.

Según el relato del gobernador marítimo el joven se había planteado como objetivo llegar hasta el estero Navarro para recolectar muestras en el marco de sus estudios superiores, aunque no profundizó qué tipo de monitoreo sería y menos qué especialidad comprendía este trabajo.

Se presume que el malogrado navegante habría salido el viernes 11 desde el estero Navarro porque fue visto por última vez a las 14 horas de ese día cuando mantuvo contacto con personal de un centro de cultivo de salmones situado en el área. Lo que ocurrió después de esa hora se desconoce.

Sin embargo, las condiciones climáticas en los últimos días no han sido las más favorables y el área donde incursionó el joven kayakista experimenta fuertes vientos que pudieron alterar su navegación.

Consultado si Ojeda González portaba equipos de radio para comunicaciones, respondió que portaba un equipo GPS y que andaba provisto del traje de neoprén y chaleco salvavidas.

El comandante Carlos Cerda lamentó que el kayakista ni siquiera informara a la autoridad marítima de su travesía y llamó a la comunidad que este tipo de navegaciones deben realizarse con prudencia y cautela, respetando las normas de seguridad establecidas. Así se evita el desarrollo de actividades deportivas náuticas sin la debida autorización y el tránsito por sectores rocosos durante las malas condiciones meteorológicas.