Necrológicas
  • Héctor Antonio Latorre Avendaño
  • Edmundo Aravena Mansilla

Manuel José Correa, candidato a gobernador con apoyo de RN: “Los independientes debemos ser un aporte a una política que vive su propia pandemia”

Por La Prensa Austral Domingo 27 de Diciembre del 2020

Compartir esta noticia
998
Visitas

“No por ser independiente uno no va a tener ideas. Muy por el contrario. Aquello permite defender esas ideas desde la libertad”. 

Lo que para muchos podría ser una frase rebuscada, para Manuel José Correa Silva surge espontánea, rápida, directa, y una suerte de convicción que luego la sustenta con una lapidaria radiografía sobre la política partidista, sus protagonistas y pecados.

Manuel José tiene 45 años. Ex estudiante del Liceo San José y del Colegio Punta Arenas. Ingeniero comercial y economista con experiencia en el mundo público y privado, dice que en 2017 decidió regresar a Magallanes para comenzar a ser protagonista de su propia historia, de aquella que forjó en su imaginación de niño en la mesa familiar.

Magallánico e independiente, aclara antes de responder a la consulta sobre su visión de la política en Chile. “La gente tiene un gran rechazo a la política, lo dicen las encuestas y, más aún, uno se da cuenta conversando con las personas. Los políticos se han distanciado de las necesidades de la gente y quedó en evidencia con las demandas sociales de octubre. No se han hecho cargo y la política se ha convertido en una especie de transaca, con intereses personales muy por encima del bien común”.

Agrega que las personas que están en política “no pueden perder el norte de lo que significa el servicio público. Pero ha sucedido, lo han perdido, no digo todos, pero sí la mayoría y eso lo resiente la población. Los partidos han sido los interlocutores válidos entre la sociedad civil y los poderes del Estado, pero ese puente está cortado y es peligroso para la misma salud de la democracia”.

Sobre su  propia trayectoria, Correa aclara: “Tengo una carrera principalmente en el sector privado como emprendedor, ejecutivo. También colaboré con el sector público como director regional del Instituto Nacional de Deportes (en Los Lagos y Región Metropolitana), y director de la Municipalidad de Santiago. Estos dos ámbitos me han permitido ver los problemas con amplitud de mente y eso ayuda a encontrar soluciones”.


Con el apoyo de RN

– Sin embargo, hoy usted aparece vinculado a un partido político como Renovación Nacional.

– “Me parece que a nivel nacional y regional es un partido que ha demostrado ser crítico de sus errores, porque aquí nadie puede decir que está ajeno a eso, pero tampoco al tratar de enmendar. RN está trabajando para reconstruir ese puente con la sociedad civil y me parece que es una tremenda señal el apoyar una candidatura independiente como la mía, sin exigirme militancia”.

– ¿Cómo surge su voluntad de ser candidato a gobernador regional?

– “Varios magallánicos me propusieron la idea de levantar la candidatura y dije sí asumiendo con total compromiso y entregado en cuerpo y alma a esta tarea. Más allá de las conversaciones de salón y cúpulas partidistas, he trabajado como independiente en estos últimos dos años. He estado en terreno, en contacto con las personas, conversando con todos los que he podido para empaparme sobre los grandes y los pequeños temas de la región”.

– ¿Y quién golpea luego la puerta, usted o RN?

– “Estamos en una región donde todos nos conocemos. Somos 165 mil magallánicos y en el mundo político te encuentras fácil. Surgió entre conversaciones y se fue dando con el tiempo. Yo estoy desde octubre trabajando fuerte en esta candidatura y fueron los consejeros regionales de RN los que propusieron mi nombre como candidato. Eso se votó democráticamente dentro del partido, cosa que no ha sido así en el resto de los partidos de Chile Vamos. Renovación Nacional hizo el ejercicio, se sopesó a nivel nacional y se tradujo en un aporte concreto”.

– ¿Y cómo es su relación con el resto de los partidos, pensando en ser candidato del bloque?

– “Desde el primer momento he estado dispuesto a conversar con todos. RN me propuso y ahora hay que esperar. Yo siempre me he mostrado dispuesto a competir, estaba la instancia de una primaria y si me invitaban a competir, iba. Eso no se hizo y ahora, curiosamente, varios candidatos han levantado la mano. Entiendo que Chile Vamos está realizando encuestas para elegir a qué persona van a respaldar. Pero yo soy independiente y trato en esta etapa de no involucrarme en los conflictos internos que tienen los partidos y que parecen obedecer más a egos personales que a proyectos de región”.

– ¿Por qué el independiente Manuel José Correa siente que la comunidad puede depositar su confianza en el oficialismo?

– “Partamos de qué es lo que pide la gente. La gente quiere renovación, rostros nuevos e ideas nuevas. Sabemos que en la región parece haber una silla musical con personas que llevan 20 ó 30 años en distintos cargos, los mismos de siempre dando vueltas. Es como tener una casa con puertas y ventanas cerradas, con el ambiente tornándose tóxico, donde incluso puede haber corrupción. Entonces uno quiere que ese ambiente se ventile. Siento que eso representa mi candidatura para mucha gente independiente y también para muchos militantes de los partidos, porque una cosa son las cúpulas y otra son los militantes”.

Un firme independiente

– Y esa independencia, ¿la piensa mantener?

– “Sí, porque defiendo las ideas de la libertad, reconociendo a la persona como el motor de la fuerza de desarrollo y al Estado, al gobierno, como facilitador para que las personas puedan desarrollar sus proyectos de vida. Esas ideas me impulsan y son las que voy a defender con mucha independencia, trabajándolas con todos quienes se adhieran a este proyecto, sean de izquierda o derecha. Yo quiero ser el gobernador de los magallánicos, porque la gente no puede seguir esperando que otros resuelvan sus problemas. El desafío es gigante, la región tiene desafíos profundos en lo social, en lo económico y también desde el punto de vista institucional y territorial. Es ahí donde el gobernador tiene que ser un gran organizador e intentar, empujar y expandir las fronteras para que los magallánicos sean los dueños de su propio destino”.

– A su juicio, hoy, ¿cuál es el gran desafío que tiene Magallanes?

– “La primera urgencia es recuperar la actividad económica y los empleos. En eso estamos en el piso, por lo que necesitamos diversificar y tenemos que hacer un gran esfuerzo para hacer la región atractiva para la inversión. Otra prioridad es el bienestar social de las personas, porque recorriendo los barrios he visto a muchos vecinos que no tienen las herramientas necesarias para afrontar los desafíos futuros hacia donde va el mundo. Tenemos que pensar entonces en la educación, en la capacitación, en preparar a la población para que puedan integrarse al desarrollo económico y social. Tenemos problemas con los abuelitos en estado de abandono, con la vulnerabilidad de muchas mujeres y niños que viven en un ambiente de violencia intrafamiliar. Son muchas las cosas, muchos los problemas, pero hay que buscar soluciones y en eso es fundamental trabajar con los municipios y alcaldes para saber qué tipo de ciudad y de región queremos, desarrollando políticas públicas propias y que respondan a las reales necesidades de la región”.