Necrológicas
  • José Arecheta González
  • Carolina Saldivia Andrade
  • Vicente Pouso González
  • Patricio Yensen Canales

“Necesariamente los acusados deben ser absueltos”: fallo que liberó a enjuiciados por asalto

Por La Prensa Austral Lunes 4 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
1,497
Visitas

Los jueces del Tribunal Oral en lo Penal de Punta Arenas dieron a conocer su sentencia ratificando la absolución de dos personas acusadas por la Fiscalía de un robo con violencia, una de las cuales abandonó la cárcel al darse a conocer el veredicto.

En su resolución, los jueces Luis Alvarez Valdés, Guillermo Cadiz y Julio Alvarez Toro dan cuenta pormenorizada de los argumentos que los llevaron a concluir, “que necesariamente los acusados deben ser absueltos de la acusación entablada en su contra por el Ministerio Público, como presuntos autores del delito de robo con intimidación cometido en contra de N.R.R”.

La resolución favoreció a los acusados Daniel Martín Lavoz Guentén, que llegó al juicio cumpliendo prisión, representado legalmente por el abogado Guillermo Ibacache; y Erik Gastón Barría Sánchez, que estaba en libertad, defendido por Pablo Santander.

Los fiscales Felipe Aguirre y Rina Blanco llevaron a juicio a estas personas, acusadas de cometer un robo y pedían una sanción 10 años de cárcel.

De acuerdo a la investigación, que inicialmente llevó la Sip de Carabineros, estas personas fueron vinculadas al delito que se cometió el 18 de febrero del año 2019, en un inmueble de calle Julio Ramírez, ocupado por un matrimonio de nacionalidad dominicana.

La Fiscalía indicó que los imputados llegaron a este domicilio en una camioneta. Saltaron el muro de la reja del antejardín, pero se activó la alarma y por ende los sujetos se retiraron.

La víctima llamó telefónicamente a su marido quien al llegar al domicilio, y recorrer el exterior, verificó que estas personas ya no se encontraban.

Pero horas después volvieron y desde un dormitorio, donde estaba oculta la mujer en un closet, la amenazaron con un arma de fuego.

La víctima suplicaba que no le hicieran nada y les indicó que tenía una caja fuerte pequeña en la cocina, con 600 mil pesos, la que se llevaron; una piedra de diamante y 3 relojes.

Quitada de droga

Para el abogado defensor, Guillermo Ibacache, este tipo de fallos generan una “gran alegría profesional”. Algo que se da “cuando uno cree que la persona que está defendiendo es inocente y al final el tribunal se convence de lo mismo”.

En este caso su cliente, Daniel Lavoz Guentén, tenía una versión alternativa, de que todo fue una quitada de droga. “Siempre lo dijo así. Desde un principio. Incluso dio a conocer nombres de quienes pudieron estar involucrados”.

En muchas ocasiones los defensores saben que el representado es culpable, así que van por la obtención de la mejor sentencia.

“Pero hay casos como estos en que las personas son inocentes y eso nos motiva mucho, porque estamos acá para eso”.

Los jueces determinaron que la prueba incorporada por la Fiscalía fue suficiente para acreditar que el delito existió, pero no para establecer la culpabilidad de los acusados.

Específicamente por los reconocimientos efectuados por la afectada y testigos, donde advirtieron múltiples reparos y deficiencias en la calidad del material utilizado para la comparación de rostros.