Necrológicas
  • Sergio Artemio Guelet Guelet
  • Ricardo Patricio Díaz Poyda
  • Edmundo Santana Mayorga
EDITORIAL

Drogas, un año que se fue con un triste registro

Por La Prensa Austral Martes 5 de Enero del 2021
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
62
Visitas

Un arduo trabajo es el que debió realizar la Brigada Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado de la Policía de Investigaciones, una de las unidades creadas por la PDI para focalizar su labor y hacerla más efectiva.

Esta brigada centra su tarea en la investigación criminal de los delitos que contempla la Ley Nº20.000, que sanciona el tráfico de estupefacientes y sustancias sicotrópicas.

Por estupefacientes se entienden aquellas sustancias que actúan sobre el sistema nervioso central, ya sea excitándolo o deprimiéndolo, generalmente opioides y narcóticos.

Bajo el calificativo de sicotrópicos quedan el alcohol, marihuana, cocaína, LSD y otras drogas sintéticas.

En el país existen 26 brigadas antinarcóticos y el balance que la unidad magallánica realizó respecto de la labor desplegada durante el año pasado lleva a valorar el trabajo realizado respecto de las pesquisas, incautaciones y desarticulación de bandas dedicadas al tráfico.

Pero, igualmente, resulta inquietante las cifras entregadas. En términos generales, se informó que el tráfico de drogas se duplicó en Magallanes durante la pandemia y, en esta esfera, las jefaturas policiales alertaron sobre la llegada de droga sintética con efectos muy tóxicos y nocivos para la salud de las personas.

Se registró un aumento del 64,4% en las incautaciones de cocaína y marihuana, las dos drogas principales que se trafican en la zona, pasando de poco más de 22 kilos en 2019 a casi 37 kilos el año pasado.

El confinamiento que se impuso por varios y extensos períodos durante el año pasado fue utilizado por redes delictivas para promover un mayor consumo, aprovechándose de la vulnerabilidad de las personas.

Junto con destacar el esfuerzo de los integrantes de esta brigada y su labor de inteligencia, el escenario que se observa en Magallanes respecto del tráfico y consumo hace que sea más necesario reactivar las campañas anti drogas, focalizándose en la población escolar desde los primeros años, a fin de informar sobre sus efectos nocivos y disuadir el consumo de cualquier sustancia adictiva.