Necrológicas
  • Jane Eva Carter Otzen
  • Fernando Viano Santos
  • Jaime Venegas Hernández
  • María Isabel Nancuante Ayaquintuy
  • María Magdalena Méndez Méndez

Hasta en isla Magdalena se rastreó ayer en la búsqueda del militar desaparecido

Por La Prensa Austral Jueves 7 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
853
Visitas

Transcurridos diez días desde la desaparición del subteniente del Ejército, Hugo Fuentealba Pozo, en las aguas del estrecho de Magallanes que navegaba a bordo de su kayak inflable, la búsqueda hasta ayer se mantuvo sin resultados.

Incluso la lancha patrullera de la Armada recorrió todo el entorno de isla Magdalena, a unos 33 kilómetros al norte de Punta Arenas, con la ilusión de hallar alguna pista del infortunado oficial de 26 años que pertenecía a la Cuarta Brigada Acorazada Chorrillos.

Así lo informó el capitán de puerto de Punta Arenas, capitán de fragata Mauricio Elgueta, quien expresó que ayer se mantuvo a cerca de 40 efectivos de la Armada, Ejército y Carabineros recorriendo el sector costero tanto en Punta Arenas como en la isla Tierra del Fuego.

En el caso de Punta Arenas el rastreo costero abarca una longitud cercana a los 30 kilómetros desde el sector de Bahía Catalina hasta las inmediaciones de Cabo Negro.

Además, el avión de exploración aeronaval P111 sobrevoló la zona manteniéndose el área comprendida entre la segunda angostura del estrecho de Magallanes hasta el sector Boquerón, en las cercanías de isla Dawson por el sur.

Al igual que en jornadas anteriores un equipo de buzos tácticos de la Armada volvieron a sumergirse en las aguas del estrecho, frente al sector del parque Chabunco, para nuevos patrullajes submarinos siendo asistidos por botes de goma de la partida de salvataje de la Gobernación Marítima de Punta Arenas.

El subteniente Hugo Fuentealba Pozo desapareció en la tarde del domingo 27 tras internarse al estrecho de Magallanes acompañado del subteniente Pedro-Pablo Moya Medina, quien se embarcó en otro kayak inflable bajo condiciones climáticas adversas marcadas por vientos arrachados sobre los 83 kilómetros por hora. Tras el accidente el subteniente Moya logró salvar con vida al nadar por sus propios medios hasta la playa del parque Chabunco.

El Ejército inició una investigación sumaria administrativa para establecer responsabilidades porque ambos oficiales se internaron al mar sin usar chalecos salvavidas y porque antes de navegar habrían estado compartiendo con otros compañeros de armas en fin de semana de cuarentena considerando que Punta Arenas está en fase dos.