Necrológicas
  • Miguel Angel (Cacho) Leonori Gamella
  • Abel Díaz Morales
  • Harold Hjelmer Krusell Johansen
  • Elvia Nelly Briones Muñoz

Luis Ricardo Legaza Soto: “Estamos ante una clase política sin clase y ante pillines haciendo arreglos para sí mismos”

Por La Prensa Austral Domingo 24 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
2,090
Visitas

– Ni rebelde, ni díscolo ni revolucionario. Simplemente agudo y directo, este profesor de Castellano y Filosofía opina sobre el escenario político y reflexiona sobre su última osadía: ser candidato a alcalde de Punta Arenas.

Son más de las 22 horas y Luis Legaza Soto responde al compromiso que se ha ido postergando durante la jornada. Es otro día “fuera de la zona en la que está acostumbrado”, donde las reuniones, análisis y planificaciones son parte de las exigencias propias de un candidato. Lo entiende así, lo asumió así y, lejos de trastocar negativamente su personalidad, confiesa que cada palabra o comentario lo recarga de energía y le permite algo que los políticos parecen haber olvidado: la sintonía con las personas.

Legaza reflexiona sobre su última osadía, la de ser candidato a alcalde y de entrada aclara algo que considera sigue dando vueltas por ahí: “Mucha gente dice que el sector de la centro izquierda va desunido y yo no entiendo eso, porque en realidad yo nunca he estado unido a ese sector en términos de partidos políticos. He marcado hace muchísimo tiempo mi diferencia, porque así como ocurre con muchísimas personas yo estoy decepcionado de que hoy no se obedezca al bien supremo de buscar el bienestar de todos y, al contrario, se trabaje para el bienestar de unos pocos”.

Esa “desmarcación” que hoy lo tiene como candidato independiente lo hace mirar con indiferencia pasada la posibilidad de haber ido a una primaria y con rechazo la opción de una segunda vuelta en la elección de alcalde (hoy inexistente y con un proyecto de ley en trámite).

“Estuve dispuesto a una primaria desde mucho antes que la centro izquierda definiera su candidato. Pero no podía esperar eternamente que llegaran a un acuerdo y, cuando lo hicieron ya mi trabajo estaba en marcha. De la conveniencia de una segunda vuelta, no, porque aquí importa la decisión ciudadana y el que obtenga más votos debe ser elegido. Una segunda vuelta termina con acuerdos y cosas de esa naturaleza, que la gente está cansada de ver y escuchar”, enfatiza.

– ¿Cómo califica a Luis Legaza como candidato?

– “Por formación personal, de vivencias, de lecturas, del análisis de la sociedad, me declaro una persona de izquierda, pero también siempre he dicho que no concuerdo con todas las ideas de izquierda. No me gusta el sistema de vida imperante que tenemos, no me gusta la lógica de esta cosa de dejar todo el acontecer social, cultural, educativo, de salud y pensiones a la lógica del mercado, más cuando a diario vemos lo que pasa con un mercado que avasalla a la gente, la somete, la esclaviza”.

– Y dentro de esa lógica, ¿no se siente representado por los partidos de izquierda?

– “Hace mucho tiempo que dejé de militar en partidos políticos y mi última incursión fue apoyar la candidatura de Gabriel (Boric) en su primer periodo. A la larga uno se da cuenta que caen como en la lógica de siempre y eso no es lo que la ciudadanía entera, o mayoritariamente, está planteando. Es cuestión de revisar cualquier encuesta para conocer la visión de los chilenos en cuanto a partidos y figuras políticas”.

– Entonces, ¿qué se puede desprender de esa experiencia?

– “Que había mucha expectativa de tener esta supuesta tercera alternativa, de esta fuerza llamada Frente Amplio. Trabajamos mucho y como tantos me retiré. Al final, miremos lo que pasó y sigue pasando, gente que se está descolgando, partidos que lo formaron, directrices originales que se fueron perdiendo y la caída en el mismo juego de pactos y acuerdos. Fue un proyecto interesante y, sí, a la larga muchos nos sentimos tan decepcionados que terminamos fuera”.

Convención
Constituyente

– Hoy, más allá del resultado del plebiscito hay quienes aplauden el proceso de Convención Constituyente, pero también hay quienes son escépticos. ¿Cuál es su visión?

– “El hecho de que el 80% del país se haya manifestado por el apruebo y de paso dijera que queremos una Convención Constituyente y no mixta, es decir de manera clara a los políticos que no los queremos. Y resulta que la lectura de eso la clase política se lo pasó por alto, actuando con la viveza de siempre. El 80% les está diciendo que se vayan pa’ la casa, pero insisten en presentar a las mismas caras políticas de siempre, las que durante décadas han participado en el acontecer político nacional y nunca quisieron cambiar la Constitución, pero ahora sí. Por eso, estamos frente a una oportunidad maravillosa y yo por eso voy a seguir defendiendo la participación del ciudadano común y corriente. Dentro de todo esto, creo que lo que hizo la Coordinadora Social de Magallanes al hacer su primaria con todas las organizaciones que tenían y levantar su candidatura es una expresión que se debiera validar por sí misma. También destacar aquellos partidos que se pusieron a disposición para los independientes; eso incluso lo encuentro honesto y hasta transparente por parte de los partidos políticos, pero que los brotes ideológicos insistan en colocar a los mismos de siempre, es impresentable”.

– Antes de llegar al municipio, pasemos por la Gobernación. ¿Ve con agrado a alguno de los candidatos?

– “Me llama la atención la figura de Jorge Flies por la labor que hizo como intendente. Estuvo 4 años, no fueron todos aciertos, pero hay algo interesante. Me gusta mucho la figura de Claudio Flores por la experiencia que él tiene, que fue gobernador de la Provincia Antártica y administrador municipal en Punta Arenas. Aquí lo que se necesita es expertis, trabajo y buenas intenciones, no eso del que tiene mantiene o que tiene que ser de ese color o de otro. Más a la derecha está (Christian) Matheson, una persona correcta y que no debió ser defenestrada cuando estuvo en la Intendencia. Son personas con buenos proyectos y que no están ahí porque sus sectores las llevan”.

– Ahora sí en la municipalidad. ¿Cuál es ahí el nombre a vencer?

– “Claramente la figura de Claudio Radonich. Hablo de figura porque no me gusta caer en el juego de referirme a las personas, porque aquí lo que importa es la gestión. Y esa gestión ha sido muy mala. Cuando analizas los últimos 4 años en materia municipal uno se pregunta dónde está el legado que puede dejar en educación, dónde está el legado en términos de cultura, dónde el de turismo, el de desarrollo recreativo y deportivo. Tampoco encuentras el mandato de velar porque tu ciudad funcione normalmente. Hace un año tuvimos un estallido violento en nuestras calles y todavía ni siquiera están arreglados los semáforos. Lo que tenemos es desigualdad territorial, con avances en algunos sectores e indiferencia para otros”.

Legaza también amplía su crítica a la gestión del Concejo Municipal, a la que califica de “obsecuente con el mandato de Claudio Radonich”. A su juicio, “esta administración ha tenido la complacencia de los concejales, salvo algunas figuras puntuales como Verónica Aguilar y al principio Daniella Panicucci, pero el resto no está en esa jugada de decir yo trabajo, aporto pero también fiscalizo. Por ejemplo, el alcalde ocupa dineros de la Ley Sep y se autodenuncia, y el concejo lo toma como algo normal. Que los profesores y asistentes sufran descuentos y sigan morosos ante cajas, comercio y salud, y nadie diga nada. Entonces hay que  asumir que se ha tenido una mala gestión administrativa, pero también que ha habido una falta de fiscalización por parte de los integrantes del Concejo Municipal. ¡Si hay concejales que no los conoce nadie, y no se sabe qué hacen! No sería mejor entonces tener un concejal que representara a los vecinos del Barrio 18, o del Barrio Sur, Playa Norte y así. Pero la realidad es que seguimos obligados a votar por personas que los partidos políticos nos imponen, incluso con prácticas perversas y de bajeza de ofrecer cupos para concejales a personas que se sabe no van a ganar, pero van a ayudar a sumar votos para que salgan siempre los papaitos de arriba”.

– De llegar al municipio, ¿cuál sería su primera gestión?

– “Poner énfasis absoluto en lo social. Si el municipio con todos sus departamentos y áreas no es un ente realmente efectivo que responda a las necesidades, urgencias y prioridades sociales, no se está cumpliendo lo que está mandatado por ley. Es una cuestión de darle sentido, de que haga aquello que le corresponde y que es velar por el cuidado de todos los ciudadanos. Y cuando digo todos, es todos, porque no se gobierna sólo por quienes votaron por ti, sino por todos, y lo más difícil es hacerlo por quienes no te dieron el voto”.