Necrológicas
  • Elba Montecinos Alarcón

“Estoy destrozado, esto es difícil de tragar, pero voy a volver. No me puedo quedar con esta sensación”

Por La Prensa Austral Lunes 25 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
216
Visitas

The Notorious fue fulminado por el estadounidense Dustin Poirier con un nocaut en el segundo asalto. Pese al revés,
el luchador irlandés hizo un gran negocio con esta presentación en Abu Dhabi, ya que se llevó una bolsa
de 5 millones de dólares y se estima que sumará otros 20 millones por el Pay Per View.

La UFC confirmó nuevamente que es una de las disciplinas más interesantes del mundo por la imposibilidad de pronosticar un combate. La paridad entre Conor McGregor y Dustin Poirier posó millones de ojos en el evento que se desarrolló el sábado en la noche en Abu Dhabi, en los Emiratos Arabes Unidos, y tuvo un imponente desenlace: el norteamericano venció al irlandés por KO en el segundo round con un cierre brillante.

Cada uno trató de dominar durante el primer round en el terreno que creyó sentirse más cómodo. Erguido, Conor impuso condiciones desde la distancia con el poder y la certeza de sus puños. Previamente había sufrido un derribo de Dustin, que no logró ser convincente y quedó trabado durante más de un minuto con el irlandés y poco pudo hacer para desgastarlo. En cambio, McGregor logró conectar dos poderosos golpes de derecha cuando estaban ambos de pie.

Durante el inicio del segundo round la tendencia se intensificó: McGregor parecía dominar a su gusto el trámite del combate, pero la autoridad de los golpes de Poirier fueron los encargados de firmar el desenlace ante el delirio de las dos mil personas que lograron conseguir su entrada para estar en el recinto en el primer combate de UFC con público desde el inicio de la pandemia.

El luchador estadounidense de 32 años conectó uno, dos, tres y más golpes limpios en la cara del irlandés que comenzó a tambalear, al mismo tiempo que mostraba alguna dolencia en sus piernas. El corazón guerrero del emblema de la UFC lo empujó a sacar algunos golpes sin destino que sólo abrieron más su guardia. Dustin aprovechó, conectó el mentón de su excéntrico rival y lo dejó tendido en el suelo. No había marcha atrás.

McGregor aceptó su derrota. “Sus patadas fueron buenas. Mi pierna estaba herida y no estaba tan cómodo como necesitaba. Por supuesto que voy a volver. Eso es lo que haré. No me puedo quedar con esta sensación. Estoy destrozado, esto es difícil de tragar. Sólo quiero volver al hotel y relajarme con mis hijos”, reconoció Conor que había tenido una última presentación brillante con un KO en 40 segundos ante Donald Cowboy Cerrone en enero del 2020.

La carrera de uno de los especialistas en artes marciales mixtas más conocidos del planeta está ahora con 22 victorias y 5 derrotas, contabilizando que en 2016 fue superado por Nate Diaz en un recordado evento y en 2018 cayó ante Khabib Nurmagomedov en un escandaloso combate.

Poirier no dudó: reclamó la corona mundial. “Creo que esta fue la pelea por el título, soy el campeón ahora”, advirtió desde el octágono teniendo en cuenta que el dueño del título Khabib anunció su retiro de la disciplina tras la victoria ante Justin Gaethje en octubre del año pasado. El ranking de la categoría ligeros tiene actualmente a Gaethje en el número 1, a Poirier en el 2 y Charles Oliveira en el 3.

Uno de los detalles que tuvo la velada es que fue la gran revancha entre Conor y Dustin tras la victoria del irlandés por KO en Las Vegas durante septiembre del 2014.

Según informó el medio Forbes, The Notorious hizo un gran negocio con esta presentación: se llevó una bolsa de 5 millones de dólares y estimaron que sumará otros 20 millones por el Pay Per View. Para el norteamericano la cifra inicial es de 1 millón de dólares, más un breve recorte del PPV.

Infobae