Necrológicas
  • Rosita Catalina Glusevic Dragnic
  • Luis Alfonso Aguilar Zúñiga
  • Víctor Manuel Quezada Corona
  • José Ulloa Díaz
  • Hugo Bobadilla González
  • Carmen Vera Guajardo
EDITORIAL

Hidrógeno verde, regulación y capital humano

Por La Prensa Austral Lunes 25 de Enero del 2021
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
97
Visitas

Ya cerca de una veintena de proyectos se están gestando para impulsar la industria del hidrógeno verde en nuestro país, la cual tiene como un pilar fundamental la estrategia nacional, cuyo lema es “Chile, fuente energética para un planeta cero emisiones”.

De este grupo de iniciativas, cuatro están mirando hacia Magallanes, región cuyos vientos son estimados como uno de los factores ventajosos a la hora de proyectar tal desarrollo, pues aseguran un bajo costo de producción de la energía requerida para activar los procesos de generación del hidrógeno verde y, a partir de éste, una serie de productos que tienen la capacidad de reducir las emisiones de gases efecto invernadero en aquellos sectores de la economía que son más difíciles de mitigar.

La citada estrategia parte de la premisa que en el desierto del norte, con la radiación solar más alta del planeta, y con vientos fuertes y constantes en el sur, Chile tiene el potencial de energía renovable para construir 70 veces la capacidad de generación eléctrica que tenemos hoy.

Así se apunta que esta abundante energía renovable nos permitirá ser el productor más barato de hidrógeno verde del mundo. Pero, este prometedor postulado necesita remontar algunos obstáculos, uno de ellos es la falta de una legislación y reglas integrales para esta industria. En nuestra edición dominical, el abogado representante de Porsche A.G. para el proyecto HIF que se quiere instalar en Magallanes ya advirtió que se tiene que generar una regulación ágil y flexible, que considere todas las fases de este tipo de proyectos y su vocación exportadora.

El tema del hidrógeno verde también fue abordado durante el capítulo regional del X Congreso Futuro. Allí se reparó en otro déficit que, sobre todo, puede afectar a Magallanes: la falta de capital humano. Al respecto, el director del Centro de los Recursos Energéticos de la Umag planteó que ese será uno de los mayores desafíos, que tiene que ser asumido por la universidad, los institutos de educación superior, empresas del rubro, gobierno regional y organismos públicos. “Si no tenemos gente para trabajar en esta industria, no vamos a darle la sustentabilidad que se requiere”, advirtió.

Así, ya tenemos dos déficit a remontar: regulación y capital humano para que el sueño del hidrógeno verde se haga realidad.