Necrológicas
  • Miguel Angel (Cacho) Leonori Gamella
  • Abel Díaz Morales
  • Harold Hjelmer Krusell Johansen
  • Elvia Nelly Briones Muñoz

Falleció Leoncio Urra, un grande que dejó huella en el básquetbol magallánico

Por La Prensa Austral Martes 26 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
455
Visitas

A la edad de 83 años, víctima de un paro cardíaco originado por problemas renales, dejó de existir ayer en la Clínica de Reñaca el destacado ex basquetbolista Leoncio Urra Colina, quien marcó toda una época junto a otras grandes figuras que también fueron protagonistas de primera línea del baloncesto magallánico durante las décadas del ‘60 y ’70, resaltando con los colores de su querido Liceo.

Nació en la ciudad de Valparaíso y desde la cuna se vinculó con el básquetbol, primero en su tierra natal y luego en Punta Arenas, a donde arribó por primera vez en 1961 integrando el elenco porteño del Israelita, para enfrentar al Español.

“Al año siguiente se metió en un concurso que había para la administración del Puerto local y se vino a Punta Arenas. Después se presentó a un concurso de la Contraloría cuando recién se empezaban a armar sus oficinas acá. En ese tiempo la Contraloría  estaba en el segundo piso del Instituto Comercial y el único funcionario que tenía era Leoncio. Después hizo el curso de contador auditor en la universidad, cuando estaba ubicada en Zenteno”, recuerda Antonio “Toto” Ríspoli, un compañero y amigo de mil batallas en los rectángulos.

SELECCIONADO

Con tristeza por tan sensible pérdida, define a Urra como “un alero que era muy técnico” y que supo defender con orgullo los colores de la Selección de Punta Arenas desde que arribó a la zona hasta que emigró de esta tierra a fines de los ‘80.

Entonces decidió radicarse en Santiago y luego en Valparaíso, cumpliendo funciones en la Enap de Concón. “Fue un tipo siempre muy correcto, serio, tranquilo, lo que iba de la mano con su condición de ejecutivo de la Contraloría”, enfatiza Ríspoli.

ENTRENADOR

Una de las grandes pasiones de Leoncio Urra era la formación. “Fue entrenador en Valparaíso y en Isla de Pascua, ‘sacando’ muchos jugadores. Y acá en Punta Arenas trabajó mucho con las series menores, incluso desde antes de su retiro como basquetbolista (a mediados de los ‘80). Recuerdo allá por el ‘66 ó ‘67, cuando frente a la Municipalidad se cortaba el tránsito para armar dos canchas de básquetbol y ahí él juntaba a los niños los domingo desde las 9 de la mañana para jugar minibásquetbol. Se llenaba de gente”, apunta “Toto”.

Entre sus principales logros como técnico destaca de manera especial la formación de la gran generación setentera que cosechó cinco títulos nacionales juveniles entre 1972 y 1976, además de campeonatos de Chile en categorías intermedia, infantil e incluso mini.

MAXIBASQUETBOL

Otra faceta destacada de Urra era la labor dirigencial. De hecho, a la fecha continuaba siendo presidente de la Federación Chilena de Maxibásquetbol, cargo que venía ejerciendo por varios años.

Desde esa vereda logró la sede de cuatro Nacionales Seniors para nuestra región. Incluso, el año pasado tenía gestiones avanzadas para la realización del Mundial de Maxibásquetbol 2020 en Magallanes con motivo de los 500 años del descubrimiento del Estrecho. “Iban a venir 50 equipos con tres divisiones cada uno, de varones y damas. Estaba todo muy bien encaminado, pero la pandemia echó por tierra todos los planes”, lamenta Ríspoli.

Ambos, junto a otras figuras que también brillaron en el baloncesto magallánico como Hernán Cabrera y Luis Hald, integraron selecciones nacionales seniors desde la categoría 60 años a la fecha, con varios títulos nacionales y presencia en Campeonatos Mundiales, destacando el segundo lugar que obtuvieron en Puerto Rico (categoría 65-70 años en 2007), además del tercer puesto en el Latinoamericano de Uruguay al año siguiente.

Desde 2020 los problemas renales comenzaron a mellar su salud. Le habían extirpado un riñón y durante los últimos días el pronóstico ya era poco alentador. La muerte lo sorprendió en Reñaca. Le sobrevive su esposa Silvia y lamenta profundamente su partida toda la familia del básquetbol magallánico.