Necrológicas
  • Luis Humberto Oyarzún Bustoa
  • Luis Humberto Oyarzún Bustos
  • Carlos Calisto Parra

Sismos antárticos

Por Alfredo Soto Martes 26 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
83
Visitas

No deja de ser preocupante la gran gama de sismos que están ocurriendo en la Antártica en este último tiempo y ahora recientemente con la presencia y aparición de un sismo de gran magnitud. Es recurrente ponerse a pensar de la gran necesidad que tenemos en nuestra región de la formación de investigadores vinculados a las ciencias de la tierra, que permitan hacer estudios profundos y con un seguimiento altamente profesional de los fenómenos propios de la naturaleza de nuestro “Laboratorio Natural” teniendo así en nuestros escenarios más inmediatos, grandes extensiones de glaciares, cordilleras tan particulares como las ubicadas en los Andes Patagónicos, Andes Fueguinos (Tierra del Fuego) y la extensa cadena de los antartandes en la Península Antártica, que como si el tiempo se hubiese detenido en ellos, al mismo tiempo tienen mucho que decir desde sus enmarañadas configuraciones internas, sus volcanes tanto de superficie como aquellos ocultos bajo enormes superficies marítimas, en donde en el caso de la Antártica sus placas tectónicas se balancean al tenor de los movimientos propios de nuestro sistema planetario, que da significancia de cómo estas almas internas con el tiempo obviamente tienen movimientos porque así es la naturaleza propia de nuestro planeta.

Los acontecimientos actuales están exigiendo esta mirada hacia el Sur, no solamente de la importante y contundente información de la biodiversidad, que es la que más desarrollo ha tenido desde el punto de vista de la formación de masa crítica y profesionales, científicos e investigadores en dicha materia, al tener al tanto y del saber del comportamiento de su fauna y a los embates que se enfrentan ante los cambios atribuibles al clima que cada vez y es un hecho que sus temperaturas van en aumento y provocarán de seguro múltiples movimientos en ellos y toda su cadena de interacciones.

Muchas interrogantes existen, está claro, si cuando tenemos una emergencia y es declarada por las alertas, según quien conduzca las informaciones y noticias nos damos cuenta que la gran preocupación es, ¿de quién es la culpa?, ¿Quién cometió el error?…una fijación absoluta de sanciones y sumarios e incluso llevarlas a términos y enjuiciamientos políticos, sin hacer resaltar siquiera a un porcentaje mayor de informaciones de expertos en sismología, geología, glaciólogos antárticos, geofísicos e insistir en las diversas opiniones de los mismos para tranquilizar a la población y poner énfasis remediales para estar más alerta.

Nuestra región no está ajena a los sismos y precisamos de mayor atención en la formación de futuras carreras profesionales en ese aspecto. El discurso de las autoridades se vanaglorian por la calidad e importancia de nuestros escenarios naturales, pero a mi parecer, no estamos a la altura de lo que realmente requerimos para el avance de poder proteger tanto a estos mismos lugares remotos como a nuestra población y quienes habitan estas lejanas tierras. No es menor y espero que nunca ocurra lo que significa un Tsunami en territorio antártico, sabiendo de cuan cercanas están las bases e instalaciones de diversos países en la costa, algunas están elevadas, pero aun así, y es obvio por la comodidad de los acopios logísticos que fundamentalmente llegan por el mar están allí por una necesidad práctica, pero de seguro que con una manifestación violenta del mar, contra las instalaciones, fácilmente podría traer grandes dificultades de soportar un embate de dicha naturaleza. Los tiempos de seguro están cambiando y nuestra mirada como región salvaje y prístina, también, no debe detenerse, ni estancarse, debemos movilizar nuestras inquietudes, opiniones e ideas de manera directa y proporcional a los acontecimientos y dejar de ser reactivos sino más bien crear esta cultura de prevención que nos ayude a estar preparados como corresponde.