Necrológicas
  • Miguel Angel (Cacho) Leonori Gamella
  • Abel Díaz Morales
  • Harold Hjelmer Krusell Johansen
  • Elvia Nelly Briones Muñoz

Celebró sus 100 años en medio de la pandemia y con saludo musical

Por La Prensa Austral Jueves 28 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
495
Visitas

El 16 de enero de 1921 nació, en Misquihue, en la zona de Maullín, Región de Los Lagos, Adelina del Carmen Ruiz Díaz. Cuando tenía 30 años, viajó a Punta Arenas, junto a su familia, en la motonave Tocopilla donde conoció a su esposo Francisco Cárcamo. Y nunca más se movió de esta zona.

La semana pasada celebró sus 100 años, acompañada de su familia que la saludó con pancartas y música en vivo, en su casa de la calle Camilo Henríquez, en el barrio 18 de Septiembre. Una celebración que la encuentra en medio de una pandemia, de la cual se ha cuidado a tal punto que desde el año pasado que no sale de su hogar.

Ayudada por su hija Judith Cárcamo, recordó algunos de los pasajes de su vida, entre los que destaca su amor por las tareas de campo. “Hice grandes esfuerzos por mis chicas que estudiaron, Judith es profesora y Gladys, contadora. Me gustaba sembrar papas, cosechar, criaba chanchos, gallinas, pavos, patos, para no gastar ni un peso de mi viejo, que estaba embarcado en la marina mercante. Yo hacía mantequilla, queso, jabones”, cuenta con algunas dificultades, producto de un asma que padece. Su hija añade que “arrendaba los sitios e íbamos los fines de semana a sembrar papas, y acá tenía un huerto, gallinero, cuando se podía tener. Trabajó bastante y todos productos naturales. Ella siempre ha sido muy sana y con mucha actividad física. Le gustaba hacer sus comidas de Chiloé como curantos, milcaos, y además, era muy buena para los negocios, además de un carácter fuerte, siempre fue líder”, describió Judith Cárcamo.

Su hija recuerda que Adelina del Carmen Ruiz llegó hasta el barrio 18 de Septiembre porque “en ese tiempo había regidores que dieron sitios a la gente, y hace 62 años llegaron acá, porque cuando nací, estaban armando la casa”. Además de Judith y Gladys, y un hijo de su esposo, llamado Arturo, Adelina del Carmen Ruiz tiene dos nietos (Gabriela y Constanza Ahumada) y tres bisnietos (Leo, Josefa e Ignacio), los mismos que llegaron con la torta que incluía las velas que certificaban los 100 años de esta vecina, que ya en su familia tenía un antecedente de longevidad, pues su abuela vivió hasta los 112 años.