Necrológicas
  • Miguel Angel (Cacho) Leonori Gamella
  • Abel Díaz Morales
  • Harold Hjelmer Krusell Johansen
  • Elvia Nelly Briones Muñoz

Aunque ruidos molestos lideran reclamos, ordenanza municipal refleja no ser efectiva

Por La Prensa Austral Viernes 29 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
495
Visitas

Queda prohibido en el territorio de la comuna de Punta Arenas, en general, causar, producir o provocar ruidos, cualquiera sea su origen, ya sean permanentes u ocasionales, cuando por razones de la hora o el lugar, estos sean claramente distinguibles como molestos”.

Así de clara es la Ordenanza Municipal para el control de ruidos molestos, sin embargo pareciera que en la práctica poco y nada se acata.

Esta semana La Prensa Austral publicó una nota dando cuenta que las denuncias por “ruidos molestos” lideraron 2020 las llamadas de la comunidad a la Central de Monitoreo de la línea 800 800 134 de la Dirección de Seguridad Pública de la Municipalidad de Punta Arenas.

De las 1.775 llamadas ingresadas al sistema como “situacional”, 888 fueron por ruidos molestos.

La ordenanza municipal establece que la medición de la intensidad sonora para determinar si un ruido es molesto, se hará con un sonómetro o un decibelímetro integrador. Y puede ser realizada por la Dirección de Inspecciones Municipales, fiscalizadores debidamente habilitados por la autoridad competente y Carabineros, encontrándose facultados para tales efectos.

El año pasado al Primer Juzgado de Policía Local llegaron sólo 5 infracciones por ruidos molestos.

Fiestas

Está estrictamente prohibido en toda la comuna de Punta Arenas, de domingo a jueves entre las 23 y 7 horas, y los días viernes y sábado entre las 1 y 7 horas en las vías públicas, la música en general, que sea claramente distinguible como fuerte, salvo que se cuente con la debida autorización de la autoridad competente.

También las fiestas o celebraciones, particulares, comerciales, eventos, ensayos de música en viviendas que ocasionen ruidos claramente distinguibles como molestos para los vecinos, y puedan ser considerados como fuertes.

“Sin perjuicio de la actividad que le corresponda a los particulares afectados, y a la competencia de las autoridades respectivas, corresponderá al personal de Carabineros y a los inspectores municipales, el fiscalizar y controlar el cumplimiento de esta ordenanza”, señala la norma.

Concejal

La concejala Verónica Aguilar es tajante en sostener que “hoy tenemos una ordenanza que no beneficia o no entrega la tranquilidad que el vecino busca y actualizarla es complicado porque se cruza con temas legislativos y de la superintendencia. Claramente esto la deja fuera de lo que podría ser una ordenanza funcional y no tan popular”.

La gente reclama hoy como ruido molesto, por ejemplo, el desplazamiento de los autos tunning, “sin embargo la ordenanza no lo puede regular. También se ve mucho que un vecino llama para denunciar a otro por ruidos molestos y la misma ordenanza y superintendencia establece que para poder generar una infracción se requiere de un estudio de a lo menos dos o tres días, en el mismo horario y lugar con el sonómetro”.

El Concejo Municipal anterior estableció los parámetros de esta ordenanza, que “finalmente fue más bien de carácter popular y no funcional, porque ha sido muy complejo intentar actualizarla con los parámetros que la Superintendencia y la legislación establecen respecto a estos temas”, indicó Aguilar.

Fono denuncia

Localmente la seremi de Salud de Magallanes está por implementar un fono denuncia de fiestas clandestinas e infracciones sanitarias, al igual como se hizo en la Región Metropolitana.

Será un número telefónico que funcione las 24 horas para recibir denuncias de reuniones, eventos sociales no autorizados, incumplimiento al toque de queda, a la cuarentena o a los aforos permitidos en locales. Las denuncias que se recepcionen serán de forma anónima.